¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

La fuga en la Capital del Trabajo se concretó en la seccional Segunda ayer por la madrugada

Se fugaron 4 detenidos: uno fue recapturado con ayuda de un colono

Jorge Gerula y Alejandro Rodríguez Da Silva, acusados de abuso y homicidio respectivamente, huyeron el jueves en Alba Posse. El primero fue recapturado horas después en Paraje 9 de Julio
sábado 10 de junio de 2023 | 5:00hs.
Se fugaron 4 detenidos: uno fue recapturado con ayuda de un colono
Se fugaron 4 detenidos: uno fue recapturado con ayuda de un colono

La violencia desplegada contra dos mujeres policías corroboró la peligrosidad de los dos hombres que en la noche del último jueves se fugaron de la comisaría de Alba Posse tras forzar los barrotes de la celda y reducir al personal de guardia.

Efectivos de diferentes dependencias de la Unidad Regional XI de Aristóbulo del Valle rastrillan la zona tras los pasos de Luis Alejandro Rodríguez Da Silva (33), quien continuaba prófugo.

En tanto, en horas del mediodía de la víspera fue recapturado el segundo evadido, Jorge Miguel Gerula (51), quien fue reducido en el Paraje 9 de Julio luego de un operativo en el que intervinieron efectivos de Prefectura Naval Argentina (PNA) y de distintas dependencias de la Policía de Misiones.

Este medio pudo saber que al ser visto por un colono de la zona, Gerula corrió hacia una zona de montes, aunque fue alcanzado y reducido.

Por otra parte, alrededor de las 5 de ayer personal de la seccional Segunda de Eldorado constató la evasión de dos detenidos identificados como Juan Orlando Cena (33) y Axel Martín Giménez (23). El primero está acusado de lesiones en contexto de violencia de género y al segundo se lo acusa de un delito contra la integridad sexual.

Con relación a la fuga de la comisaría de Alba Posse, el hecho se registró en momentos en que la dependencia estaba a cargo de la sargento Miriam Viviana G., mientras que la agente Alejandra Jaqueline D. era la “llavera” encargada de custodiar a los detenidos.

Trascendió que ninguna estaba armada, ya que la sargento tenía su pistola en una mochila y la segunda aún no posee arma reglamentaria.

Fuga e investigación interna

Según se estableció, alrededor de las 23.15 del jueves la agente se dirigió al baño y al salir escuchó un ruido en el sector calabozos -distante a unos tres metros del sanitario-, se dirigió al lugar y se topó de frente con Rodríguez Da Silva y Gerula, ambos ya fuera de la celda y en plena fuga.

La sargento también intercedió, pero ambas uniformadas se vieron superadas físicamente por los dos hombres que las agredieron y escaparon. Inmediatamente las funcionarias dieron parte a la superioridad y se inició la búsqueda de los evadidos.

La división canes de la UR XI rastrilló la zona y halló un rastro que se perdió en la costa del río Uruguay, a unos 700 metros de la comisaría, donde luego los lugareños constataron que faltaba una canoa, por lo que no se descarta que Rodríguez Da Silva haya cruzado al Brasil.

Por este dato, se presume que luego de escapar de la comisaría cada uno de los implicados tomó un camino distinto, tal vez para despistar a la Policía o por discrepancias entre ellos.

Lo cierto es que Gerula se movió por los montes en sentido hacia el Paraje 9 de Julio donde fue avistado y reducido por un colono que después lo entregó a las autoridades.

Las uniformadas agredidas fueron trasladadas y asistidas en el Hospital local por lesiones leves, al tiempo que se encontraban en estado de shock por la situación vivida.

En tanto, tal como indica el protocolo, personal de Policía Científica realizó pericias de rigor y constató que dos barrotes de la celda fueron violentados en su parte inferior, tal vez por patadas, lo que facilitó la fuga.

También se corroboró el deterioro general de la reja, lo que será analizado en la investigación interna ordenada por la Jefatura de Policía.

Violador reincidente

Sobre los antecedentes de los evadidos, se supo que Luis Alejandro Rodríguez Da Silva está acusado de homicidio y desde el pasado 15 de mayo se hallaba detenido en la comisaría de Alba Posse.

En tanto, Jorge Miguel Gerula fue implicado en una causa por abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y desde 28 de mayo estaba alojado en la citada dependencia.

Sobre este último, El Territorio averiguó que fue denunciado por abusar de su hijastra de once años.

Pero ese hecho que lo llevó a ser detenido a fines de mayo no es el único en su prontuario penal, puesto que Gerula ya fue condenado por un delito de similares características y cumplió condena en la Unidad Penal de Loreto.

Es más, recién el pasado 20 de abril fue beneficiado con la libertad condicional tras permanecer detenido trece años y medio por el delito de rapto y abuso sexual con acceso carnal.

Gerula fue condenado por el Tribunal Uno de Posadas y el 27 de noviembre de 2009 ingresó a la cárcel de Loreto.

Asimismo, si bien hace menos de dos meses que fue beneficiado con la libertad condicional por aquella primera condena, recién en septiembre de 2027 cumplirá la totalidad de la sentencia a 18 años de cárcel impuesta oportunamente.

Al respecto, una fuente del caso precisó que se le otorgó la condicional por su buena conducta durante los años que permaneció detenido.

De todas formas, le bastaron pocos días en libertad para reincidir, según la denuncia en su contra por abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de su hijastra.

Tal vez consiente de la pena que se avecina por tan aberrante delito y sus antecedentes, Gerula trató de escapar pero fue recapturado a las pocas horas.

Mató a golpes 

Por su parte, Luis Alejandro Rodríguez Da Silva estaba detenido como imputado por el homicidio de Rubén Orlando Ayala (59), ex concubino de su actual pareja.

El sindicado asesino fue detenido en la madrugada del pasado 15 de mayo bajo sospecha de haber asesinado a Ayala afuera de un bar situado en el Paraje 9 de Julio. El motivo habría sido una fuerte discusión entre ambos.

Según los primeros diagnósticos médicos, la víctima sufrió politraumatismos en el rostro y cráneo, además de aplastamiento facial craneal y pérdida de masa encefálica. Lo mató a golpes.

Se supo a instancias de fuentes oficiales que los patrulleros policiales de la comisaría de Alba Posse llegaron a la escena del crimen a los pocos minutos y se toparon con el cadáver frente al bar.

En ese contexto recolectaron información que apuntaba a Rodríguez Da Silva como principal sospechoso, e incluso supieron que había sido herido de arma de fuego y estaba hospitalizado.

En el nosocomio el acusado dio su versión de los hechos. Contó que junto a su novia, Leila, llegaron al bar en cuestión y se encontraron con Ayala, ex pareja de la mujer.

En esas circunstancias, quien resultó la víctima fatal comenzó a discutir con Leila y el ahora prófugo intervino, lo que se desató una pelea que culminó de la peor manera.

En determinado momento Ayala extrajo un arma de fuego e hirió a Rodríguez Da Silva, que luego lo golpeó hasta quitarle la vida y finalmente se subió a su Jeep para acudir al Hospital donde quedó internado.

En el caso interviene el juez de Instrucción Uno de Oberá, Pedro Piriz, quien dispuso que Rodríguez Da Silva permanezca detenido, aunque apenas pasó 24 días tras las rejas y escapó. Al menos por ahora.


Forzaron los barrotes y escaparon en Eldorado 

La otra evasión fue detectada ayer, cerca de las 5, en la seccional Segunda de Eldorado. A partir de los datos proporcionados por fuentes policiales, otros dos detenidos escaparon al forzar los barrotes de sus celdas.

Se trata de Juan Orlando Cena (33) y Axel Martín Giménez (23), procesados por lesiones de violencia de género y contra la integridad sexual, respectivamente.

El caso se mantuvo con mucha reserva y no se conocieron mayores detalles en torno a la evasión. Si desde la Policía de Misiones detallaron que durante toda la jornada, en distintos puntos de la localidad y lugares donde los fugados tendrían familiares o allegados, se implementaron dispositivos cerrojo para intentar dar con ellos. Aunque hasta el cierre de esta edición no había novedades al respecto.

Cabe mencionar que entre los antecedentes de fuga en Eldorado resalta lo ocurrido la madrugada del viernes 25 de diciembre de 2020, durante los festejos por la Navidad, en donde nueve detenidos alojados en distintas celdas de la seccional Tercera de la Capital del Trabajo se fugaron tras forzar los hierros de las celdas.

Dicha fuga, se dio un año después de otra evasión en la misma dependencia, en donde tres acusados de distintos delitos también habían podido ganar la calle en un descuido de sus vigiladores.

La fuga en Navidad se habría producido cerca de las 4.15, cuando el personal de guardia se encontraba en un playón contiguo. Mediante el recuento de los internos realizado una vez advertido el hecho se supo que en total fueron nueve los hombres que lograron salir a la calle.

Del pabellón A escaparon Natanael Brítez, Orlando Saucedo, Facundo Centeno, Juan Ramón López, Natanael Elías Giuzzio y Luis Fernando Suárez (21).

Mientras, del pabellón B se fugaron Cristian Giménez, Sergio Olmedo y Daniel Caballero.

Se supo que quienes se encontraban en este último pabellón se encontraban aislados por un caso de Covid-19 que fue detectado días atrás. Todos estos llevaban un tiempo en la comisaría, ligados a distintas causas penales.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?