¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Hay nueve escuelas distribuidas en nosocomios de Misiones

Crece la demanda por docentes hospitalarios en la provincia

Esta modalidad busca acompañar a niños que permanecen internados o en reposo. Hay más de 70 educadores domiciliarios que recorren casas para brindar apoyo
sábado 10 de junio de 2023 | 4:00hs.
Crece la demanda por docentes hospitalarios en la provincia
Crece la demanda por docentes hospitalarios en la provincia

La Educación Domiciliaria y Hospitalaria tiene un extenso recorrido histórico. En Misiones la primera escuela hospitalaria fue la N° 7, que se ubica al lado del Hospital Pediátrico y por muchos años, junto con el centro de la localidad de Leandro N. Alem, fueron las únicas volcadas a esa modalidad.

En diálogo con El Territorio, el coordinador provincial de Educación Domiciliaria y Hospitalaria, Andrés Rehe contó que hay más de 70 docentes domiciliarios, que tratan de cubrir la demanda. Se trata de una alternativa para que los chicos no queden fuera del sistema educativo. A su vez, permite que cada vez más padres gestionen los trámites para sus hijos que están atravesando algún cuadro de salud.

Precisamente, “los educadores se contactan con la escuela de origen del chico y siguen la planificación académica de acuerdo al grado que cursan. La idea es que una vez que vuelvan al aula, puedan reinsertarse con los mismos conocimientos que sus compañeros”, explicó el coordinador.

Durante todo el período 2022 más de 2.767 misioneros fueron educados, completando una cifra récord. Los estudiantes, en este caso, son pacientes atravesando una situación de enfermedad que no pueden asistir a su escuela de origen por lo que necesitan un acompañamiento durante los períodos de internación en hospitales o reposo en el hogar.

Desde el Ministerio de Educación comentaron que se trata de una de las modalidades más jóvenes de la provincia, creada junto a la Ley de Educación Nacional en el año 2006.

Fue formalizada a través de una coordinación provincial en el año 2019, año que también se crearon seis instituciones de este tipo. Las nueve escuelas fueron creadas en hospitales de Iguazú, Comandante Andresito, Oberá, Eldorado, Puerto Iguazú, Apóstoles, Jardín América y San Vicente.

El objetivo de esta nueva ley responde a hacer efectivo el derecho a la educación, sostener la escolaridad de los niños que han enfermado, invirtiendo el formato de una escuela dispuesta a ir en su búsqueda para resguardar su trayectoria educativa. Llegando así, a contextos situados en instituciones de salud o en los propios domicilios de los alumnos que llevan a cabo su reposo. Antes, abarcaba únicamente el acompañamiento a niños que permanecían internados.

Cada mes, las cifras de alumnos varían ya que algunos reciben el alta y otros son ingresados a la modalidad . En la Escuela Domiciliaria y Hospitalaria N° 7 “Rodolfo de la Vega” asisten al menos el 50% de los estudiantes de toda la provincia. La directora de la institución, Norma Ptaszenczuk, agregó que en el Hospital Pediátrico, se internan niños de localidades, por ende, la demanda siempre es mucha.

“En marzo acompañamos a 193 chicos, en abril 136 y en mayo 114. A veces se quedan dos o tres días internados o varios meses, Las cifras corresponden únicamente a los estudiantes que están ingresados en los distintos servicios del Barreyro”, detalló.

En la misma línea, mencionó que son más de diez, los docentes que cada día visitan al menos dos casas de distintos chicos. Recorren barrios alejados de la periferia y la zona de Garupá. Para que el chico reciba este tipo de acompañamiento, debe tener un certificado otorgado por el médico, que menciona la imposibilidad de la vuelta al colegio, debiendo estar en reposo por más de quince días.

Por su parte, la psicopedagoga Corina Lima dijo que los chicos internados esperan con ansias las clases. “Algunos pueden trasladarse un rato hasta la parte de juegos y otros no. Las maestras llevan su carrito hasta la sala con libros, colores, cartucheras y ahí ya cambia el semblante del niño porque no se trata de un médico”.

Asimismo destacó el positivismo que se debe transmitir en las clases para ahuyentar al menos por un rato, el dolor que sienten los pequeños. A través del juego, la enseñanza y la compañía, los maestros buscan generar una actitud positiva hacia la vida en los alumnos, muchos de los cuales viven situaciones difíciles.

En sintonía, Flavia Pereyra que es maestra domiciliaria añadió que acompaña a los chicos a continuar aprendiendo mientras se recuperan en casa. A menudo trabaja con estudiantes oncológicos y aquellos con largos tratamientos médicos. Su objetivo es asegurar que puedan volver a la escuela en las mejores condiciones posibles, para continuar con su educación. Trabaja en la zona de Garupá y barrios periféricos y sostuvo que en su mayoría los alumnos la reciben con gran alegría, al igual que la familia.

 

Más de 70 años de trayectoria educativa

La Escuela Especial Nº 7 Rodolfo de la Vega, funciona en el predio del hospital, desde 1954 y fue el primer centro educativo con modalidad hospitalaria. La institución fue inaugurada en 1954 y funciona en el Hospital Pediátrico Fernando Barreyro. Sus actividades actúan como nexo para el regreso de los chicos a la escuela luego de salir de alta. Las clases se organizan para los niños en internación o con tratamientos médicos ambulatorios. El equipo docente se encarga de brindar clases tanto domiciliarias como hospitalarias. Por la mañana se realizan las rondas domiciliarias y por la tarde se recorren las salas. Solo durante el último mes, acompañaron a 114 chicos. Al ser el hospital central, alberga a más de la mitad del total de chicos que están en la modalidad hospitalaria.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?