¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

El vecindario posadeño registra constante inseguridad

Posadas: reiterados robos preocupan a vecinos del barrio 8 de Abril

El último intento de robo ocurrió el pasado sábado. Los vecinos reclaman mejor iluminación en las calles y corte de malezas
miércoles 24 de mayo de 2023 | 11:45hs.
Posadas: reiterados robos preocupan a vecinos del barrio 8 de Abril
Posadas: reiterados robos preocupan a vecinos del barrio 8 de Abril

Inseguridad. Los hechos de hurtos y robos preocupan cada vez más a los vecinos de la ciudad de Posadas. En la última semana, varios robos provocaron ese temor entre los habitantes del barrio 8 de Abril, ubicado en la zona de Itaembé Miní.

 Ante esto, la presidente de la comisión vecinal del citado barrio, Graciela Centurión, describió a este matutino cómo son los ánimos de los vecinos que sufren ilícitos a cualquier hora.

 “Los vecinos están hartos de esta gente que viene y les pela la casa en cualquier momento. Hoy en día está tan difícil comprarse las cosas, que ya cansa que vengan y dos por tres te robe”, expresó Graciela.

 “Los hechos de inseguridad más frecuentes, principalmente son sobre la calle 176, porque es una zona que no hay mucho tránsito de vecinos, porque enfrente de esas casas no hay nada”, alegando que en esas cuadras hay lotes vacíos y con mucho pastizal. Es un espacio que los delincuentes pueden utilizar con facilidad para ocultarse, detallaron.

“Entran, aprovechando que los dueños de las viviendas salen. Están al acecho, mirando en qué casa no hay movimiento y entran a cualquier hora del día”, remarcó la entrevistada, quien determinó que los delincuentes pueden aprovechar la hora de la siesta o incluso a la mañana.

 Ante la consulta de si algún vecino sospecha de dónde vienen los ladrones, la mujer expresó que “no sabría afirmarte de dónde son. Pero el chico que agarraron el último sábado, se comentó que es del barrio Olerito. Pero no sabría decirte si es así”, indicó.

  Respecto de lo último, Graciela relató que “él entró por el muro de la casa que está ubicada en la calle 176 y 133. Cuando ingresó a un domicilio, un vecino lo vio saltando el muro y alertó a todos en el grupo del barrio. Por eso todos fueron a rodear la cuadra”, explicó, agregando que “cuando llegó el dueño de la casa, que es policía, el ladrón se animó a entrar en la casa de una vecina que no estaba”. Fue en ese último domicilio que consiguieron sacar al delincuente para retenerlo y esperar a que llegue la Policía.

 Asimismo, recordó que uno de los casos de inseguridad más importantes sucedió en la pasada Semana Santa, cuando se llevaron todas las pertenencias de la casa de un hombre. “Cuando él regresó el domingo de Pascuas se encontró con que le habían desvalijado todo de la casa y nadie vio nada”, lamentó.

 Modus operandi

 En otro tramo de la entrevista, la presidente de la comisión vecinal señaló que “creo que ellos hacen un trabajo de sondeo. En el barrio no podés desconfiar de todo el mundo, pero tampoco podés confiar en los que entran. Porque vienen, te golpean la mano, te ofrecen algo, y si no hay nadie, ellos ya están viendo cómo pueden ingresar porque son oportunistas”.

 A raíz de la inseguridad que sufren en el barrio, Graciela mencionó que los vecinos ya no quieren atender a nadie desconocido del lugar y que si ven a alguien sospechoso, ya avisan en el grupo del barrio y salen a preguntar a la persona qué está haciendo o llaman al 911 si ven movimientos sospechosos.

 A su vez,  como representante del barrio, manifestó que son constantes los reclamos que recibe por parte de sus pares para que la Municipalidad haga algo respecto de la iluminación de esas calles.

 “Ya hice varias notas y presenté al municipio sobre la iluminación de la calle. Tenemos el alumbrado con el foco amarillo y al tener el descampado en frente y los lotes que no son ocupados, quedan las cuadras oscuras”, explicó.

 Por otro lado, algunos vecinos optaron por instalar cámaras. No obstante, no contrataron el servicio de guardias de seguridad, “porque hubo muchos problemas”.

 Respecto de lo último, Graciela explicó que “no cumplían los horarios, y era gente que no sabe si te está cuidando o te está mirando la casa para robar”. También mencionó que “no cumplían con el recorrido o decían que las casas que contrataron el servicio estaban muy lejos y por ahí cuando ellos estaban controlando una casa, robaban al vecino de la otra cuadra”.

 Por último, la vecina reflexionó respecto de cuál creen que es la solución para evitar estos hechos de inseguridad. “Yo creo que el municipio debería darnos soluciones, con alumbrado y la poda de los árboles que tapan las luces. Eso es lo que más necesitamos y es una pronta solución al gran problema de inseguridad”, cerró.

 Víctimas constantes de la inseguridad
 La presidente de la comisión vecinal detalló que las personas que viven en la zona donde sufren los delitos-calle 176 a 178 del barrio 8 de abril-, son personas adultas la mayoría y que tienen hijos que van a la facultad y están ausentes durante la mayor parte del día.

 “A esos vecinos les han robado garrafas o les han entrado al garaje. Vos no podés dejar un rato el garage abierto, porque te roban cualquier cosa”, alegó.

 Una de las vecinas que más robo sufrió en los últimos años fue una jubilada “que vive sola y que dice que está desprotegida”, comentó la entrevistada sobre la vecina que añadió que sufrió más de tres robos en los últimos tres años. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?