El canoero es brasileño y sobrevivió al operativo

Hallaron sin vida al joven de El Soberbio perdido en el río Uruguay

Pablo César Schirmann (19) fue encontrado en horas de la siesta y llevado a la costa argentina. El Juzgado de San Vicente ordenó que el cuerpo sea sometido a autopsia
martes 23 de mayo de 2023 | 6:05hs.
Hallaron sin vida al joven de El Soberbio perdido en el río Uruguay
Hallaron sin vida al joven de El Soberbio perdido en el río Uruguay

La búsqueda del joven de El Soberbio que se perdió en aguas del río Uruguay tuvo ayer el peor de los finales, ya que Pablo César Schirmann (19) fue hallado sin vida en horas de la siesta.

“Te amo hermano, Dios te tengo en su gloria”, fue el mensaje que compartió ayer Eliseo, quien pudo escapar del operativo de las fuerzas brasileñas en la costa extranjera y dio aviso de lo que había ocurrido.

Por orden de las autoridades del Juzgado de Instrucción Tres de San Vicente, a cargo del juez Gerardo Casco, el cuerpo fue trasladado a Posadas para la realización de la correspondiente autopsia. Los resultados podrían conocerse hoy.

También se supo qué ocurrió con el canoero de la embarcación, de quien aún no se sabe su identidad. Las investigaciones reconstruyeron que se trata de un hombre de nacionalidad brasileña que pudo ganar la costa luego del operativo.

Es decir, está con vida, aunque no se tienen más datos sobre su paradero debido a que se trataría de una persona dedicada al transporte ilegal de mercaderías de un país a otro.

Como informó ayer este medio, las búsquedas de Prefectura Naval Argentina y Bomberos Militares de Brasil se retomaron en horas de la mañana, con un gran despliegue en ambos márgenes.

Las autoridades brasileñas confirmaron durante el día que no se habían registrado detenciones de argentinos en el vecino país, por lo que la esperanza de que Pablo César haya sobrevivido se fueron apagando con el correr de las horas.

En este contexto, cerca de las 14.30, efectivos de la Policía de Misiones que también estaban abocados a la investigación, fueron notificados por la fuerza federal que el cuerpo del joven había sido localizado en aguas del río y conducido a la costa en una zona conocida como Camping Oro Verde.

Una comisión policial se dirigió hasta el lugar y pudo constatar que el joven estaba en una canoa con un motor fuera de borda. Ayer no trascendieron detalles de cómo llegó hasta allí, pero lo cierto es que el mismo fue reconocido por sus familiares.

Por orden judicial se solicitó la presencia de efectivos de la División de la Policía Científica y el médico policial de la Unidad Regional VIII, quienes concretaron las pericias de rigor en el sitio. Luego el cuerpo fue trasladado a necropsia.

Como informó este medio en la víspera, las autoridades locales se enteraron de lo sucedido mediante las redes sociales el domingo, cuando se empezó a compartir en redes sociales la búsqueda de Pablo César.

De esta manera, efectivos locales iniciaron las investigaciones pertinentes y pudieron dar con su hermano, Eliseo (24).

El joven domiciliado en el barrio Hospital expresó que en horas de la noche del sábado, cerca de las 21, concretaron un viaje ilegal en canoa a Brasil para llevar herbicidas. El lugar de destino era un sitio conocido como Tres Ilhas.

Su versión indica que cuando llegaron a la orilla del vecino país fueron recibidos con disparos con armas de fuego por autoridades del vecino país que estaban haciendo operativos en la zona.

Cree que era una comisión de la Policía Militar, aunque no pudo brindar precisiones al respecto.

En esa instancia los tres implicados - los hermanos y el canoero - saltaron al agua.

Eliseo pudo nadar hasta la orilla nuevamente y con la ayuda de los lugareños logró luego volver a la Argentina, aunque no pudo tener noticias sobre su hermano y el timonel.

Pablo César Schirmann (19).

Más allá de eso, algunas versiones en el pueblo fronterizo indican que los efectivos locales recibieron a la embarcación e incautaron la mercadería para luego liberar a los contrabandistas.

Y en esa instancia, cuando emprendieron el regreso, se efectuaron los disparos intimidatorios que hicieron que cayeran al río.

Esta secuencia ubicaría al brasileño como un cómplice de los uniformados, aunque hasta que el sobreviviente no declare formalmente lo ocurrido, se trata sólo de versiones informales.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?