¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Presión tributaria: cuáles son los impuestos que más afectan a los consumidores y que inflan los precios

Impulsar una reforma impositiva es uno de los ejes planteados desde la política. ¿Podrá avanzarse hacia un esquema más progresivo? Una ONG desarrolla una agresiva campaña de concientización
sábado 20 de mayo de 2023 | 8:30hs.
Presión tributaria: cuáles son los impuestos que más afectan a los consumidores y que inflan los precios
Presión tributaria: cuáles son los impuestos que más afectan a los consumidores y que inflan los precios

Cuando un consumidor compra un alimento, casi 30 puntos porcentuales del precio es explicado por tres tributos; y sube al 42% si se considera el resto de los impuestos asociados a ese proceso productivo, reveló un estudio realizado del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

Es decir que de $1.000 que puede costar un producto hoy, cerca de $300 se destinan a pagar IVA, Ingresos Brutos y la Tasa Municipal de Seguridad e Higiene. Se le debe sumar el Impuesto Interno (4% aproximadamente) en muchos casos, como bebidas alcohólicas, cigarrillos y perfumería, entre otros.

Son los gravámenes indirectos que se cargan sobre el precio, son fácil de recaudar pero absolutamente regresivos -pagan más en proporción a su ingreso, quienes menos tienen-. ¿Hay espacio, de cara al próximo gobierno, para trabajar en una reforma tributaria que contemple esta distorsión y plantee un mayor peso de impuestos directos?

Consultado por Infobae, el presidente del Iaraf, Nadín Argañaraz, comparó la situación de la Argentina con la de los países de la OCDE y los datos son contundentes: “A nivel local los impuestos indirectos y otros representan el 58% del total, en los Estados más desarrollados equivalen al 35%. A su vez, mientras que el impuesto a las Ganancias implica 33% de la recaudación en la OCDE, en la Argentina es de 17%. Y lo mismo sucede con los impuestos a la propiedad (por ejemplo, Bienes Personales), en el que las cifras son del 6% y 3%, respectivamente. En tanto, los impuestos a la seguridad social representan 26% en los países desarrollados y 22% en la Argentina”.

“Los impuestos visiblemente directos, como son los de rentas y de propiedad, en nuestro país aportan la mitad, en proporción, que en los países de la OCDE. Esta es la cuestión central. Yo creo que hay que avanzar a una tributación más directa, porque la indirecta es regresiva. Hay que ir a una mayor progresividad”, enfatizó Argañaraz, quien a su vez insistió en la necesidad de simplificar la estructura impositiva argentina, que hoy consta de 165 tributos (entre impuestos, tasas y contribuciones).

Desde diciembre, la organización no gubernamental Lógica comenzó a trabajar activamente en una campaña de concientización sobre la alta carga tributaria que tiene el país, de forma tal de lograr un reclamo de cambio desde la sociedad.

En la entidad, que preside Matías Olivera Vila, creen que el país “saldrá de esta crisis crónica si se lleva adelante un proceso de concientización profundo y masivo que active la preocupación para que las reformas fiscales necesarias para el país sean demandadas (o rechazadas lo menos posible, según el caso) desde todos los sectores y niveles, empezando desde la gente, de abajo hacia arriba”, dijo el directivo.

En diálogo con este medio, Olivera Vila remarcó que la entidad no se encarga de redactar una reforma fiscal ni participar de equipos técnicos de ningún candidato, ya que lo que se busca es “concientizar a la sociedad para que esas medidas económicas necesarias para superar la crisis no sean rechazadas. Lo nuestro es preparar el terreno”, dijo.

Y frente a quienes sostienen que el contexto macroeconómico no permite reducir impuestos, Olivera Vila responde que “no necesariamente si se bajan 10% los tributos hay que bajar 10% el gasto, ya que cuando se reduce la presión impositiva hay una mayor formalización”.

Una primera acción, desde la política, podría ser avanzar hacia una discriminación de los impuestos, ya que eso generaría conciencia en la sociedad de qué es lo que está pagando cuando consume un bien, sugirió Olivera Vila.

“La Argentina cambiará cuando todos y cada uno entendamos que ser el país más gravoso es una desgracia colectiva y personal. Y que cuando tengamos gastos e impuestos lógicos vamos a tener un país lógico”, sostiene el directivo.

Nadin Argañaraz coincidió con este planteo de darle visibilidad a lo que el consumidor está pagando en cada producto y servicio que compra.

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?