martes 27 de febrero de 2024
Lluvia ligera 25.7ºc | Posadas

Crónica de una larga jornada de deliberación y vigilia

Declaran culpables a los cuatro policías por la Masacre de Monte

Un jurado de San Miguel del Monte determinó ayer en La Plata la culpabilidad por los homicidios agravados de cuatro jóvenes, incluido el misionero Aníbal Suárez

jueves 18 de mayo de 2023 | 6:08hs.
Declaran culpables a los cuatro policías por la Masacre de Monte
Blanca Suárez, madre del misionero Aníbal, recibió ayer el apoyo de Rocío Quagliarello, quien viajaba en el Fiat junto a los cuatro fallecidos y sufrió graves lesiones. Foto: Daniela Cortés/enviada especial
Blanca Suárez, madre del misionero Aníbal, recibió ayer el apoyo de Rocío Quagliarello, quien viajaba en el Fiat junto a los cuatro fallecidos y sufrió graves lesiones. Foto: Daniela Cortés/enviada especial

Cuatro policías bonaerenses fueron considerados culpables en los Tribunales de La Plata por un jurado popular acusados de la denominada Masacre de Monte, en la que cuatro chicos murieron el 20 de mayo del 2019 tras una persecución policial a los tiros y un choque.

El excapitán Rubén Alberto García y el oficial Leonardo Ecilapé fueron hallados culpables por unanimidad del delito de “homicidio agravado por el abuso de la función o cargo policial y por ser cometido mediante arma de fuego”.

Manuel Monreal y Mariano Ibáñez, en tanto, fueron encontrados culpables por mayoría de 10 votos del “delito menor incluido de tentativa de homicidio agravado por el uso de su función policial y por el empleo de un arma de fuego”.

La vigilia empezó pasada las 10, con familiares de las víctimas y referentes de derechos humanos. Fotos: Daniela Cortés

Asimismo todos resultaron culpables por “tentativa de homicidio agravado por el abuso de su función policial y por el empleo de arma de fuego” de Rocío, la única sobreviviente.

Entre las víctimas está Aníbal Suárez (22), conocido como Garrafa o Garrafita, oriundo de Concepción de la Sierra que esa noche manejaba el Fiat 147 que fue perseguido por patrulleros hasta impactar con un camión en San Miguel del Monte. Los demás fallecidos son Gonzalo Domínguez (14) , Danilo Sansone (13) y Camila López (13).

“Fue la emoción más grande, es lo que esperaba. Se hizo largo, tuve que aguantar muchas cosas, escuchar mucho que le acusaban a Aníbal, pero gracias a Dios se hizo hizo justicia por ellos. Ahora voy a tener un poco de paz”, dijo a la salida de tribunales Blanca Suárez, la mamá de Aníbal, la víctima.

En aquel auto, también viajaba Rocío Quagliarello, actualmente de 17 años, que sobrevivió a la persecución y el posterior choque, por el cual sufrió heridas graves en un brazo y en ambas piernas y permaneció internada durante 25 días. La joven brindó su testimonio en Cámara Gesell y siguió todas las jornadas del debate.

El veredicto se conoció poco después de las 22 luego de una larga jornada de deliberación por parte de los jurados, quienes decidieron por unanimidad la culpabilidad de los imputados por la muerte de los jóvenes y por mayoría en el caso del intento de homicidio de la sobreviviente.

La jueza Carolina Crispiani a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal 4 (TOC 4) dará a conocer las penas el día 9 de junio, según se estableció en la víspera.

Aníbal Suárez tenía 22 años. Nació en Concepción de la Sierra en el seno de una familia pobre donde su madre, Blanca Suárez, intentó darle todo lo que pudo a los cuatro hijos varones que crió en soledad. Aníbal tuvo que dejar de estudiar para ayudar a su madre a sostener el hogar. Pero no conseguía mucho trabajo entonces se animó a viajar a Buenos Aires en busca de un futuro mejor.

Blanca Suárez (centro) con los hermanos Aníbal estuvieron en el juicio.

“Mi hermano Hugo vive en  San Miguel del Monte así que Aníbal se fue entusiasmado con la idea de conseguir trabajo con tu tío, que se dedica a instalar piletas en las casas y quintas del lugar”, expresó ayer Blanca Suárez a El Territorio al recordar esa partida de su hijo de la tierra colorada.

“Nunca. Ni en mi peor pesadilla pensé que un día me iban a avisar que Aníbal estaba muerto y lo peor, es que muerto a manos de policías asesinos”, dijo la mujer que escuchó dolorida los pormenores del momento de la muerte de su hijo que se expusieron desde el 8 de mayo.

“Escuchar todos los detalles de lo que ocurrió esa madrugada remueve el dolor que sentimos los familiares de las víctimas, pero lo bancamos con la esperanza de un castigo ejemplar para que nunca más un policía mate a chicos inocentes”, expresó a El Territorio sumó el hermano de Aníbal, que junto a su madre estuvieron presentes en todas las jornadas.

El juicio fue esperado con gran expectativa por ser uno de los casos de gatillo fácil que más conmocionaron a la sociedad argentina en los últimos años. Mariano Sibuet actuó en el Ministerio Público Fiscal, mientras que la querella estuvo dividida en tres partes: la abogada Dora Bernárdez representó a las familias Domínguez y Suárez; Margarita Jarque, de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), patrocinará a las familias Sansone y López; y el letrado Ricardo Minoli acompaña a la familia Quagliarello.

También actuaron como querellantes institucionales la mencionada CPM y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), a la vez que la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires se presentó ante el TOC 4 bajo la figura de “amigos del tribunal” y será observadora del debate.

“Cada uno de los imputados hizo un aporte esencial. Si uno no hubiese manejado, no hubiera estado en posición de tiro. Actuaron conjuntamente teniendo en sus manos el destino del hecho. Fue un grupo de funcionarios policiales, que abusaron de sus capacidades de actuar y cometieron un crimen para toda la sociedad”, señaló el representante del Ministerio Público el martes en su alegato

“Miembros del jurado, cuando nos conocimos les hable de un hecho atroz. Después de todos estos días, escuchamos testigos, vimos evidencia concreta. Podemos afirmar que aquella expectativa, efectivamente ocurrió”, alegó el fiscal. Remarcó que “sin que exista un motivo que lo amerite” los imputados comenzaron a perseguir a las víctimas.

El fiscal también afirmó que los policías “en lugar de actuar de manera profesional, usaron su posición de poder y supremacía para violentar y causar la matanza de estos chicos”, a la vez que consideró que “las pruebas son claras y contundentes”. “No pueden ser toleradas estas acciones en una sociedad democrática. Se los pido por toda la sociedad, para que este tipo de hechos no pasen nunca más”, cerró Sibuet dirigiéndose al jurado.

Como se informó en varias oportunidades, la causa de la Masacre de Monte se encuentra desdoblada y otros 19 policías bonaerenses irán a otro juicio -en este caso sin jurado popular- “por encubrimiento agravado, incumplimiento y violación de los deberes de funcionario público”, aunque todavía no fue estipulada una fecha para el comienzo de ese debate.

Vigilia

La jornada de ayer fue la más extensa de los ocho días que duró este proceso de juicio por jurados. Comenzó a las 10.30 con las explicaciones por parte de la jueza Crispiani sobre el protocolo que debían seguir los miembros del jurado popular para llegar al veredicto que culminó con la declaración de culpabilidad.

A las 13.40 horas el jurado se retiró de la sala de audiencia para reunirse a deliberar en una sala contigua en la absoluta reserva. En sus manos tenían las planillas que debían rellenar marcando con una cruz la opción de condena que cada uno de los 12 miembros del jurado estimaba como la correcta, después de evaluar toda la prueba.

Mientras el jurado deliberaba en absoluto secreto a puertas cerradas, afuera del tribunal familiares de las víctimas y referentes de organismos de defensa de los Derechos Humanos marchaban con bombos y cantos de reclamo de justicia alrededor de la manzana donde se encuentra la sede de los tribunales platenses.

“Este es uno de los días más largos de mi vida. Casi no pude dormir anoche pensando que hoy escucharía la sentencia. Estoy con tranquilizantes porque se me dispara la presión por todo lo vivido en estos cuatro años que fueron los más duros de mi vida. Pero hoy -por ayer- siento que llega un poco de alivio porque creo que se hará justicia. Es mucha la evidencia que se mostró en este juicio. Confío en el sentido común de los jurados”, explicó Blanca.

Tenía razón, hubo justicia por Aníbal y los pibes de Monte. 

 

Cómo fue el proceso de juicios por jurados

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias