Mujeres ganan espacios en cargos ejecutivos desde las intendencias

Nueve jefas comunales en un universo de 78 municipios todavía es poco. Invitan a incrementar la presencia femenina con aportes desde la sensibilidad y la empatía
lunes 15 de mayo de 2023 | 3:30hs.
Mujeres ganan espacios en cargos ejecutivos desde las intendencias
Mujeres ganan espacios en cargos ejecutivos desde las intendencias

Ahora son nueve. No es parte de una zaga cinematográfica, es un pequeño avance en la lucha que tienen las mujeres de la política de la provincia, en su búsqueda por la paridad de género también en cargos ejecutivos. Con la confirmación de Romina Faccio como próxima intendenta en Wanda y el regreso de Mabel Pezoa a Santa Ana, 9 de 78 municipios en Misiones serán conducidos a partir del 10 de diciembre por mujeres que le aportan “mayor sensibilidad, orden y empatía”, según testimonios recogidos entre electas y reelectas.

María Eugenia Safrán en Apóstoles, Celia Smiak en Almafuerte, Silvia Estigarribia en Profundidad, Antonia Medina en Colonia Polana y Fátima Cabrera en General Urquiza. consiguieron la reelección. Claudia Acuña en Santo Pipó y Mirtha Lezcano en Puerto Piray, revalidaron su condición, tras completar los mandatos de Luis Boursheid (renunció en Santo Pipó) y Jorge Lezcano (asumió como diputado provincial).

Con 40 años recién cumplidos, la contadora Romina Faccio sucederá a Andrés Cúper en Wanda, transformándose en la primera intendenta mujer en la ciudad de las piedras preciosas. “Soy una mujer más entre las intendentas y ese es un paso que damos entre todas. Todavía nos queda mucho por recorrer, pero estoy convencida que participando es el camino”, aseguró.

Fue secretaria de gobierno del extinto Felipe Jeleñ y se mantuvo en ese puesto en la gestión de Andrés Cúper, “hasta que renuncié porque no me sentía motivada en el puesto, mi trabajo no era valorado. Yo siempre me dediqué a la ciudad que amo, tengo mucha empatía con la gente y sentí que yo molestaba”, argumentó.

“Siempre tuve la convicción de que, si alguien se presentaba con la misma forma de trabajar que me gusta, yo lo iba a acompañar hasta que decidí presentarme yo”, reveló.

Faccio sostiene que “el arribo a la intendencia les abre puertas a muchas mujeres que quieren que las escuchen, salir adelante. Nos convertimos en sus voces”.

“Tienen que entender que tenemos las mismas capacidades que los hombres, quizás un poco más sensibles, pero con mucho amor todo se puede”, añadió.

En su corta experiencia desde la gestión, Faccio recogió que “el diferencial que tenemos las mujeres es la sensibilidad. En los barrios me di cuenta cuando hacíamos caminatas, organizábamos reuniones o compartíamos en los merenderos, las que acompañan son las mujeres. Y los niños te demuestran el cariño y cuando uno llega al barrio te abrazan, se sienten contenidos y con más confianza”.

Faccio reconoce que “hay pocas mujeres en la política porque no se animan a participar. Es cultural todavía, porque venimos de una sociedad machista”. Y de acuerdo a su análisis, “las mujeres tenemos que mostrar seguridad, firmeza y contar con una familia que acompañe y aliente”.

“A veces hay mujeres a la que les interesa participar, pero les cuesta salir de sus casas porque siempre es el hombre el protector de la casa y debería ser un trabajo en conjunto”, aseveró.

Cuarto capítulo

De la primera experiencia de Faccio al regreso de una experimentada como Mabel Pezoa en Santa Ana. El 10 de diciembre iniciará su cuarto mandato, tras vencer por escaso margen de votos a Pablo Castro y a los 58 años, “tengo un sueño por concretar que es la activación del puerto”.

“La mitad de la obra ya se hizo en mis gestiones anteriores, ahora van 10 años sin avances”, explicó en diálogo con El Territorio.

Eso no es todo, también refirió la reactivación del “Parque Temático de La Cruz que se inauguró cuando estábamos nosotros y actualmente desaparecimos del mapa turístico”. Y fue por más. “Y la obra de la ruta 12 nos dejó sin acceso a Santa Ana. Vamos a pedir que nos reparen eso. Somos patrimonio de la humanidad y nos quedamos sin entrada directa”.

Mabel Pezoa declara diferente a sus colegas, pertenece a la vieja guardia, cuando era un de las pocas mujeres en la lista de intendentas. “Yo estuve tres gestiones seguidas y siempre costó la participación de las mujeres en política”.

“No es como en cargos legislativos donde hay paridad de género, en los municipios eso está muy lejos todavía”, reclamó.

Según Pezoa, una de las claves “es la formación política. Tenemos una desventaja con respecto a los hombres, porque ellos tienen más accesibilidad a disputar cargos y en los municipios por ejemplo son muy pocas las mujeres que se presentaron como candidatas”.

Para competir con los hombres, “primero está la campaña que requiere de estructura y formación. Después en la gestión las mujeres tenemos otra visión de los temas”, explicó.

“Las mujeres atendemos al vecino, nos sentamos a hablar con la gente y los escuchamos. El candidato o funcionario varón prefiere más la obra, el asfalto, empedrado o la escuela y las mujeres estamos más en la cuestión social”, precisó. “Se trata de una escucha activa que puede hacer una mujer para resolver trámites”, subrayó.

Según Pezoa, “si pude volver a la intendencia es porque atendí a la gente, los escuché y hablé con ellos. En una ciudad no se da tanto, pero en los pueblos eso clave”.

Examen aprobado

En General Urquiza, Fátima Cabrera, a los 45 años, encara su segundo mandato consecutivo como intendenta y completará más de una década en el Ejecutivo. “Asumí como concejal en el 2011 y allí inicié mi carrera política. En 2016 me hice cargo del Ejecutivo, tras la destitución del intendente. Fui electa en 2019 y reelecta en 2023”.

Ricardo Enríquez, por malversación de fondos, tuvo que abandonar el mandato y allí surgió Fátima Cabrera, quien celebra “que ahora somos nueve mujeres intendentas en Misiones”.

“Cuesta mucho llegar, no es fácil. Sumar dos mujeres más después de esta elección es un gran logro”, manifestó.

Cabrera reconoce que “las mujeres no participan mucho, pero se irán sumando. Somos muy capaces y lo digo desde mi lugar, porque me siento con toda la fuerza y por eso fui por la reelección”. Su principal motivación “son los desafíos de concretar obras pendientes, proyectos que tenemos, pero insisto en que las mujeres deben animarse más”.

“Tenemos muchas obras de cordón cuneta y empedrado pendientes, el gran sueño es la concreción de un polideportivo. Queremos también construir un Parque Industrial para que se puedan radicar empresas”, anticipó Cabrera y admitió que “hay una gran demanda de viviendas. Ya tenemos los terrenos y la factibilidad de agua, resta la luz y que comiencen las obras”.

La intendenta de General Urquiza marcó las diferencias con relación a los hombres en la gestión, “porque con todo respecto creo que podemos ser muy buenas intendencias porque somos más ordenadas, tenemos otra manera de encarar los conflictos. Yo soy muy cuidadosa en la administración, estoy muy atenta a las rendiciones y tenemos otra sensibilidad”, explicó.

Fátima Cabrera opinó que “cuesta la incorporación de mujeres a la política, pero no es imposible. Quizás lo que les frena son las campañas políticas, todo el proceso previo que es muy denso”.

“En la gestión me di cuenta de que primero tuve que demostrar que puedo para que me tengan confianza. Ese es el salto que tenemos que dar las mujeres”, manifestó. “En todo este tiempo tuve un gran aprendizaje, otra mirada. Me siento más afianzada, con más confianza”, completó.

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?