¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Marcha de los días: Crónica de una decisión anunciada

Alberto Fernández anunció su decisión de no ir en busca de la reelección y descomprimió la presión en el FdT. Los empresarios del círculo rojo hicieron su casting de candidatos. En Misiones se vive un clima electoral pacífico.
domingo 23 de abril de 2023 | 3:30hs.
Marcha de los días: Crónica de una decisión anunciada
Marcha de los días: Crónica de una decisión anunciada

Era un viernes más, de una semana financiera y económicamente intensa, en la que la disparada del dólar blue por arriba de los 440 pesos marcó el ritmo de la política. Una política que tenía a sus tres espacios principales, o al menos los tres que tienen chances de pelear la elección nacional, centrados en cuestiones internas. Esto, mientras se analizaban las últimas repercusiones del "casting de candidatos" que realizaron los hombres y mujeres del círculo rojo en los salones del Hotel Llao-Llao, en Bariloche.

Era un viernes más, hasta que cuando faltaban 7 minutos para que el reloj marce las 10 de la mañana en la Argentina el equipo de comunicación de la Casa Rosada le dio click al botón de “Twittear” y le dio un giro al cierre de la semana. Un cierre de semana que ya se sabía que iba a tener al presidente Alberto Fernández como protagonista, pero por la reunión que encabezó en la sede del Partido Justicialista (PJ). Pero que lo terminó teniendo de protagonista por haber hecho pública su decisión de no ir en busca de la reelección. Fue el cierre de una crónica anunciada, todos sabían que debía bajarse, incluido él, pero estiraba los tiempos para manejar cierto poder en esa decisión personal.

Desde que comenzó a mostrar su intención de ir por la relección, primero como candidato en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso), Alberto Fernández comenzó a sentir la presión de sus socios políticos para que deponga esa actitud. Presión que se cimentaba en la alta imagen negativa que tiene la gestión, a partir de la crisis económica que atraviesa el país. Las presiones, que primero eran internas y a puertas cerradas se hicieron cada vez más evidentes, hasta llegar a hacerse públicas. No solo referentes de los espacios asociados se lo decían públicamente, si no que miembros de su propio gabinete, como Eduardo "Wado" de Pedro, la voz cantante de Cristina Fernández de Kirchner en el gabinete, lo dejaban transcender.

En ese contexto, para el presidente sostener su candidatura era cada vez más difícil. Esta semana se hizo insostenible. En parte por la situación económica y financiera, que tuvo una nueva corrida en el precio de los dólares, no solo en el mercado paralelo si no también en el mercado oficial y financiero. Y en parte por cuestiones políticas. La renuncia de su jefe de asesores, Antonio Aracre, a quien había nombrado en el cargo 76 días antes, dejó al mandatario más débil. Sobre todo, porque la renuncia del jefe de Asesores se dio en medio de rumores de cambios en el ministerio de Economía, con rumores de renuncia de Sergio Massa y con "hojas de rutas" filtradas en las que se hablaba de la necesidad de una devaluación violenta. El intento de "ordenar" la política y la economía con un CEO volvió a fracasar, como había fracasado con Mauricio Macri.

Con esta decisión, Alberto Fernández se transforma en el segundo presidente que decide no ir en busca de la reelección, desde que en la Argentina está abierta esta posibilidad. En su mensaje a los argentinos, con un video de casi 8 minutos, Alberto Fernández quiso reflejar esto, y en la edición se lo ve a él junto a Néstor Kirchner, en varios pasajes del audiovisual. Si bien ambos presidentes por decisión propia no accedieron a la reelección, lo cierto es que comparar las circunstancias no es lo correcto, ya que los motivos por los que uno y otro no acceden a esa opción son bien diferentes.


Descompresión oficialista

Con la decisión de Alberto Fernández quedó allanado el camino para que el Frente de Todos comience a ordenar su oferta electoral. Pero ese orden debería ser a través de internas, y no con un dedo señalador, al menos eso es lo que pidió en su renunciamiento de la candidatura el presidente.

Apenas conocida la decisión del Alberto Fernández, el primero que se anotó en la carrera presidencial fue Daniel Scioli, quien volvió a ratificar su intención de ser candidatos a presidente por el espacio. Días atrás, otro de los que se había anotado entre los aspirantes al cargo de candidato fue el jefe de gabinete Agustín Rossi. Y desde hace varios meses se baraja la posibilidad de una candidatura de Sergio Massa y de Eduardo "Wado" de Pedro.
Hasta aquí los que parecen correr con más chances de ser parte de la oferta, aunque hay sectores del FdT que no pierden la esperanza, y siguen insistiendo, con la idea de que Cristina Fernández sea la candidata del espacio. Cristina, que en la semana que está por comenzar, volverá a ser protagonista de un acto público, en el Teatro Argentino de La Plata, el jueves.

Por el momento la discusión de candidaturas en el oficialismo seguirá en pie, pero se empezarán a tomar decisiones para ordenar el mapa electoral. Es que en la reunión de la cúpula del PJ, que encabezó Alberto Fernández, se confirmó que el próximo 16 de mayo, en el microestadio de Ferro, se realizará el congreso partidario, lo que será el primer paso para la conformación del frente electoral.


Casting de candidatos

Antes de que el mandatario nacional cerrara la semana llevándose todo el protagonismo, los hombre y mujeres del círculo rojo de la Argentina, propietarios y CEOS de las empresas más poderosas del país, se reunieron en Bariloche. Lo hacen desde ya varios años en un encuentro en el que invitan "a pensar el país a mediano plazo". Un encuentro que en años electorales se parece mucho a un casting de candidatos.

Los aspirantes a la presidencia de la Nación suelen pasar por allí para contar, a puertas cerradas, sus planes para la Argentina. El interés de estos hombres y mujeres de negocios es, en realidad, saber hasta dónde esos planes pueden afectarlos positiva o negativamente. Este año pasaron por los salones del lujoso hotel de Bariloche Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Gerardo Morales y Javier Milei. Nadie del Frente de Todos se acercó a contar sus planes para el futuro. Estaban invitados Sergio Massa, Eduardo "Wado" de Pedro y Alberto Fernández.

Allí cada uno planteó sus programas, y lo poco que se pudo saber desde la prensa es lo que los propios empresarios dejaron transcender. En ese sentido se habló de una buena performance de Morales y Vidal, con discursos más sentimentalistas que técnicos, despertando aplausos. También se dejó saber que las presentaciones de Bullrich y Larreta fueron las más extensas, en las que los empresarios mostraron mayor interés en hacer preguntas y plantear interrogantes, que lo expositores debieron responder.

Párrafo aparte para Javier Milei, al que muchos marcaron como "la decepción" del encuentro, ya que llegó con la propuesta de dolarizar la economía, pero sin la más mínima explicación de cómo lo haría. Según los medios de prensa que estuvieron presentes en el lujoso hotel rionegrino, y que pudieron tener acceso a charlar con los empresarios que participaron del encuentro, el Libertario solo le limitó a hablar mal de la casta, prometer una dolarización sin contar cual es el plan para desarrollarla y a "citar frases de economistas de otro siglo".

La propuesta de dolarizar la economía está empezando a perder fuerza. En primer lugar, porque a esta altura ya no queda más candidato que Milei levantando esa bandera. Todos los demás ya se bajaron de ese barco. Además, economistas y periodistas especializados, ante la resistencia de Milei a explicar su plan dolarizador, empezaron a especular públicamente con cuales son las posibilidades para desarrollarlo. Y ante los ojos de la opinión pública empezó a notarse que es peor el remedio que la enfermedad. Y eso impactó en la gente. Una encuesta de Zuban-Córdoba & Asociados, que verá la luz este domingo, refleja que el 61,7% de los argentinos rechaza la idea de la dolarización.


Misiones en clima electoral

En Misiones el clima electoral se vive con calma. A 15 días de las elecciones las calles están plagadas de cartelería proselitista, y las redes sociales son invadidas por videos de los candidatos visitando vecinos, recorriendo barrios, alzando bebes, saludando abuelos y presentando propuestas, a veces un tanto excéntricas.

Los que recorren la tierra colorada por trabajo u otras actividades resaltan una cuestión que en Posadas también se percibe. La presencia en la calle del oficialismo provincial, muy superior a la presencia de la oposición. No solo en lo que a cartelería y merchandising se refiere, sino también con respecto a presencia física de militantes y candidatos provinciales y locales. La oposición parece anestesiada ante el poderío electoral y de gestión de un oficialismo que llega a la elección con sus figuras centrales gozando de imágenes altamente positivas ante la sociedad.

En ese sentido, desde la renovación cuentan con encuestas que le son sumamente favorables, donde en la mayoría de los municipios las disputas se dan entre el mismo espacio, y en el orden de los sublemas, en algunos casos los candidatos opositores aparecen muy retrasados. Como en Posadas y Oberá, por ejemplo. La campaña del Frente Renovador está centrada en la gestión. En mostrar lo hecho y en seguir haciendo. En ese sentido, esta semana hubo dos hitos. Por un lado, se conoció que, tras una reunión del presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, con las autoridades de la empresa Arcor, liderada por su titular Luis Pagani, donde la multinacional hará una fuerte inversión en la tierra colorada, reforzando su presencia en la provincia.

Por otro lado, se inauguró una fábrica de bioinsumos en Posadas, de cuyo acto participaron el gobernador Oscar Herrera Ahuad, el presidente de la Legislatura Carlos Rovira, y los diputados y candidatos a ocupar los cargos del Poder Ejecutivo Hugo Passalacqua y Lucas Romero Spinelli. Fue la muestra de que el oficialismo se propuso, para esta elección, hacer una campaña austera, sin actos políticos multitudinarios y potenciando la gestión.

La gestión provincial tuvo esta semana, además, un trago amargo. Otro más llegado desde el país central, cuando se enteró por los medios que la yerba mate no sería incluida en la primera etapa del programa de incentivo de exportaciones, el llamado "dólar agro". La decisión del Ministerio de Economía de la Nación generó un clima de tensión innecesario en este momento electoral. Llevó al gobierno de Misiones a movilizarse con el objetivo de ayudar a uno de los sectores que es motor de la economía provincial. Hasta el momento no se logró la inclusión de la yerba en el programa, pero si consiguieron un aumento del 21,4% para la venta de yerba mate al público, y la promesa de que en las próximas semanas los exportadores de yerba podrán acceder a cambiar sus dólares a 300 pesos, como ya lo hacen los tealeros, tabacaleros y madereros.

Por el lado de la oposición, desde Juntos por el Cambio comenzó el intento de "nacionalizar" la campaña. Lo mismo sucede en otros distritos donde los espacios que gobiernan se encuentran consolidados, y los opositores necesitan de los temas y dirigentes nacionales para intentar influir puertas adentro. Esta semana pasó por Misiones Gerardo Morales, el presidenciable de la UCR en Juntos por el Cambio. El gobernador de Jujuy recorrió varias localidades junto al candidato a gobernador Martín Arjol, visitando a candidatos a intendentes y vecinos. Aseguraron desde este espacio que la visita de Morales es la primera de lo que sería una serie de visitas de los presidenciables, en las próximas dos semanas. Con esto, Juntos por el Cambio desea darle a la campaña local un tono nacional, más allá de dura y desgastante interna de JXC, porque se sabe que, en la discusión de temáticas nacionales, al espacio opositor provincial le va mejor que en el debate de temas locales.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?