viernes 12 de abril de 2024
Cielo claro 23.7ºc | Posadas

El crimen se produjo durante la noche del jueves en el paraje Las Campiñas de Cerro Azul

Joven mató de un tiro a su abuelo, durmió, confesó y se dio a la fuga

Marcos F. (18) asesinó a Girmencindo (71) de un disparo en la cabeza. El acusado le contó a su padre de lo ocurrido y fue detenido horas después en el monte

sábado 18 de marzo de 2023 | 6:05hs.
Joven mató de un tiro a su abuelo, durmió, confesó y se dio a la fuga
El joven que confesó el crimen fue capturado cerca del mediodía en una zona de monte. Foto: Policía de Misiones
El joven que confesó el crimen fue capturado cerca del mediodía en una zona de monte. Foto: Policía de Misiones

Un homicidio a sangre fría ocurrió en la noche del jueves en la localidad de Cerro Azul, cuando un joven identificado como Marcos F. (18) mató a su abuelo de 71 años producto de un balazo en la cabeza.

Fuentes oficiales informaron a este matutino sobre la impunidad que tuvo el joven luego del crimen hacia el hombre identificado como Girmencindo Fernández.

Voceros expresaron que el acusado posterior al hecho regresó a su casa, se acostó a dormir y después de varias horas se levantó y terminó confesando el asesinato a su propio padre.

Luego de la confesión sin remordimiento del joven, salió de su casa y se dio a la fuga. Aunque fue capturado cerca del mediodía de ayer en una zona de monte.

Los primeros indicios marcan que el crimen ocurrió en una propiedad del paraje Las Campiñas, zona rural de la localidad de Cerro Azul. No obstante, fue recién en la mañana de ayer que trascendió a instancias de la revelación que el principal sospechoso le hizo a su progenitor.

Posible causa del hecho
Respecto de las circunstancias que rodean el homicidio aún no están claras, aunque voceros de la fuerza de seguridad manifestaron que los investigadores policiales continuarán trabajando para echar luz sobre el asunto.

Allegados al anciano, identificado como Girmencindo Fernández, siguieron de cerca la labor de los investigadores.

En esa línea, una hipótesis estuvo sonando con fuerza en las últimas horas entre los vecinos de la zona: la versión indica que el ataque de Marcos hacía el septuagenario fue consecuencia de una discusión por un vino.

No obstante ante esa posibilidad, conocidos de la familia afectada afirmaron que Girmencindo no consumía bebidas alcohólicas. Además, expresaron que desde hace un buen tiempo estaba medicado.

La información policial precisa que ayer por la mañana tomó contacto con la Unidad Regional XI de Leandro N. Alem, Hugo Fernández, el padre del sindicado asesino, alertando sobre el hecho.

Confesión criminal
Ante la denuncia, las patrullas se movilizaron hasta el Lote 158 del paraje, y una vez en el sitio el hombre le contó a los efectivos que su hijo confesó haberle efectuado un disparo de arma de fuego al abuelo (papá del denunciante) y que luego se acostó a dormir.

Además, mencionó que consternado por esa revelación, caminó hasta la casa de su padre para confirmar si lo dicho por su hijo era real.

Al llegar al domicilio confirmó lo peor. Encontró a su progenitor sin vida tendido en el suelo, con un aparente balazo en la cabeza.

Por ello, sin perder tiempo se puso en contacto con las autoridades para revelar el hecho y les brindó la información de que el acusado se había escapado por una zona de monte.

Mientras los peritos se ocuparon de recolectar evidencia en la propiedad de la víctima, uniformados de la Unidad Regional VI salieron en busca del sospechoso. Lograron detenerlo a las pocas horas y secuestraron en el marco de la pesquisa un rifle de aire comprimido -modificado- de calibre 22, que se cree podría ser el arma homicida.

Balazo en la frente
La médica policial, Alejandra Leverberg, quien examinó el cuerpo de la víctima, informó que “presenta herida contuso cortante de características estrelladas en la región frontal izquierda, de 3,5 centímetros por 1,5 centímetros, con lesión ósea, compatible con herida de arma de fuego con orificio de entrada, sin orificio de salida”.

Asimismo, la especialista detectó “herida cortante en la región frontal central de 1,5 centímetros aproximadamente, herida cortante en el dorso mano izquierda de 1,5 centímetros aproximadamente. Se asume como muerte violenta”, lo que podría interpretarse como un acto de defensa del anciano ante el ataque de su nieto.

Intervino en el caso el Juzgado de Instrucción Cinco de Alem, presidido por la magistrada Raquel Zuetta, quien ordenó la detención del joven de 18 años.

Además, dispuso que el cuerpo del abuelo sea sometido a una autopsia en manos de forenses del Cuerpo Médico del Poder Judicial y que luego sea entregado a los familiares para la inhumación.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias