Le gatilló dos veces frente a su casa de Buenos Aires

Sabag: “El arma estaba cargada e intenté matarla, pero no salió”

El detenido por el intento de magnicidio contra Cristina Fernández aseguró que no se arrepiente de haber intentado matar a la vicepresidenta y que actuó “por motus propio”
martes 14 de marzo de 2023 | 6:02hs.
Sabag: “El arma estaba cargada e intenté matarla, pero no salió”
Sabag: “El arma estaba cargada e intenté matarla, pero no salió”

El detenido por intentar asesinar a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Fernando Sabag Montiel, habló ayer con el canal C5N sobre el atentado del pasado 1 de septiembre, luego de enviarle una carta al fiscal Diego Luciani.

En el corto diálogo desde el penal de Ezeiza, el principal sospechoso confirmó que quiso matar a la ex mandataria, que el arma estaba cargada pero que no salió el disparo.

Sabag Montiel le escribió al fiscal una carta de puño y letra en la que admitió que su situación “es muy comprometida”, y le pidió ayuda tras denunciar que está “secuestrado por Cristina y la jueza María Eugenia Capuchetti”.

“Me tienen secuestrado, no puedo salir por decisión de la vicepresidenta y la jueza María Eugenia Capuchetti”, sentenció el detenido.

En el texto dejó un número teléfono del área en el que está detenido en el penal de Ezeiza, a donde se comunicaron desde el programa de Gustavo Sylvestre y en diálogo con C5N, Sabag Montiel aseguró que intentó matar a Cristina “por motus propio”, y afirmó: “Tengo pruebas que Brenda Uliarte no tuvo nada que ver. Lo hice básicamente por la situación del país”.

Brenda Uliarte está apuntada como coautora de la tentativa de homicidio en la causa por el atentado contra la vicepresidenta.

“Tenía cinco balas la pistola. El arma estaba cargada. Intenté matarla. Tiré el gatillo y no salió”, recordó el magnicida.

Con respecto a su vínculo con el fiscal Luciano, explicó: “Conozco a Luciani de la tele, de antes. Es obvio que él tenía bronca”.

La carta se conoció ahora, cuando los investigadores ultiman los detalles para dar por cerrada la investigación y mandarlo a juicio a Sabag Montiel, a Brenda Uliarte y a Nicolás Gabriel Carrizo, el jefe de los copitos. La pareja está acusada de ser coautores del intento de homicidio agravado. Se enfrentan a una posible condena de 15 años de prisión. A Carrizo se lo señala como un partícipe secundario del ataque.

Por último, Sabag Montiel reconoció que no se arrepiente del atentado contra la vicepresidenta, y dijo que “por los nervios” del momento, tiró el gatillo y “no salió el tiro”.

“Imaginate los nervios de estar en un lugar, de tirar la corredera tiré el pestillo para atrás y cuando tiré el gatillo no salió el tiro. Porque entre tanto tumulto, tanta gente, estaba nervioso”, aseguró.

En sus indagatorias, Sabag Montiel no habló. Solamente dijo que un grupo de “negros” le habían pegado al aprestarlo. Y que su novia (Uliarte) no tenía nada que ver con el ataque.

Pero al entrevistarse con un grupo de psicólogos, psiquiatras y médicos legistas, les dijo a los expertos: “El acto fue simple. Es más simple de lo que todos creen: no me dijo nadie. No tiene tanta mística, yo estoy muy tranquilo ahora”.

Los encargados de su perfil criminalístico describieron a “Nando” como una persona llena de “pedantería” y “vanidad”. “Es más: se siente Nelson Mandela por su condición de preso político”, agregaron.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?