Colapsaron dos bancos del sector Tech de Estados Unidos y cruje el mundo financiero

Todo esto recuerda a la crisis financiera emanada de los precios inflados del sector vivienda hace 15 años, sin embargo, el ritmo de los acontecimientos esta vez parece más acelerado.
lunes 13 de marzo de 2023 | 17:23hs.
Colapsaron dos bancos del sector Tech de Estados Unidos y cruje el mundo financiero
Colapsaron dos bancos del sector Tech de Estados Unidos y cruje el mundo financiero

Dos bancos que sirven a la industria tecnológica han colapsado debido a retiros masivos, las agencias del gobierno están tomando medidas de emergencia para apuntalar al sistema bancario y el presidente Joe Biden está prometiendo a la ciudadanía que sus ahorros están bien resguardados. Todo esto recuerda a la crisis financiera emanada de los precios inflados del sector vivienda hace 15 años, sin embargo, el ritmo de los acontecimientos esta vez parece más acelerado.

En los últimos tres días, el gobierno estadounidense intervino a dos instituciones financieras luego de un retiro masivo de depósitos en el Silicon Valley Bank, basado en Santa Clara, California. Es el colapso bancario más grande de Estados Unidos desde el de Washington Mutual en 2008. ¿Cómo ocurrió esto? ¿Y bastarán las medidas que ha anunciado el gobierno estadounidense?

El colapso y el rol del gobierno de EEUU

El Silicon Valley Bank ya había sido afectado por las dificultades que han enfrentado las compañías tecnológicas en meses recientes y por la estrategia de la Reserva Federal de aumentar agresivamente las tasas de interés para combatir la inflación.

El banco poseía miles de millones de dólares en bonos del Tesoro y otros títulos, lo cual es común entre los bancos ya que son una inversión segura. Sin embargo, el valor de bonos previamente emitidos ha estado empezando a bajar ya que pagan menos intereses comparados con los más recientes, que se vendieron cuando el banco central estadounidense ya había aumentado las tasas.

La Reserva Federal, el Departamento del Tesoro y la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) decidieron garantizar todos los depósitos en el Silicon Valley Bank, así como los del Signature Bank, que fue intervenido el domingo. Es importante que acordaron garantizar todos los depósitos, más allá del límite legal de 250.000 dólares.

Muchas de las jóvenes empresas tecnológicas e inversiones de riesgo del Silicon Valley tienen mucho más que 250.000 dólares en el banco. Por ende, hasta un 90% de los depósitos del banco no estaban asegurados. Si el gobierno no hubiera intervenido, muchas compañías se hubieran quedado sin el dinero necesario para pagar nómina, pagar facturas y seguir operando.

El objetivo de garantizar los depósitos es evitar un retiro masivo de los ahorros, al prometer que las cuentas de particulares y corporaciones serán protegidos, calmando así los ánimos de la ciudadanía.

A diferencia de los métodos más complejos empleados para rescatar a la economía en la crisis financiera de 2007-08, esta vez la estrategia de la Reserva Federal es mucho más simple. Ha establecido una nueva entidad crediticia con el nombre burocrático de “Programa de Financiamiento de Bancos a Término”. El programa proveerá préstamos a bancos, cajas de ahorros y otras instituciones financieras hasta por un año. Los bancos deberán apartar los bonos del Tesoro y otros títulos de respaldo oficial como colateral.

A fines del año pasado, los bancos estadounidenses tenían bonos del Tesoro y papeles similares con unos 620.000 millones de dólares de pérdidas no realizadas, según la FDIC. Eso significa que tendrían que sufrir enormes pérdidas si se ven obligados a vender esos papeles en caso de retiros masivos.

Como empezó el declive

Irónicamente, gran parte de esos 620.000 millones de dólares están vinculados a la estrategia reciente del banco central de aumentar las tasas de interés.

En su afán por enfriar la economía y combatir la inflación, la Fed banco ha aumentado gradualmente su tasa de interés referencial, de casi cero a 4,6%. Eso indirectamente hizo subir los rendimientos de los bonos del Tesoro, particularmente los de dos años, que llegaron a 5% hasta fines de la semana pasada.

Cuando se ofrecen bonos nuevos con tasas de interés más altas, eso deprime el valor de los bonos ya vendidos con tasas más bajas en caso de venderse. Los bancos no están obligados a registrar esas pérdidas hasta que venden esos títulos, lo que Silicon Valley tuvo que hacer.

Mientras tanto, el gobierno de Estados Unidos dice que la intervención de estos bancos no le costará nada al contribuyente. En lugar de ello, cualquier pérdida del fondo de seguros de la FDIC sería compensada por una tarifa adicional cobrada a los bancos.

Sin embargo, Krishna Guha, un analista del banco de inversiones Evercore ISI, dijo que la oposición política argumentará que las tarifas más altas de la FDIC “eventualmente serán pagadas por los bancos más pequeños y las empresas comunes”. Eso, en teoría, podría costarle a consumidores y negocios a largo plazo.

¿Funcionará el rescate?

Guha y otros analistas sostienen que la respuesta del gobierno ha sido robusta y debería estabilizar el sistema bancario, aunque las acciones de bancos medianos similares a Silicon Valley y Signature cayeron en picada el lunes.

“Creemos que este tremendo disparo de cañón será suficiente para callar cualquier intento de retiros masivos de otros bancos regionales y para restaurar una estabilidad relativa en los próximos días”, escribió Guha en un boletín a sus clientes.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?