viernes 24 de marzo de 2023
Cielo claro 31.7ºc | Posadas

Nico Vázquez : En la piel de Tootsie: “Tengo una mirada feminista”

El popular actor se pondrá en la piel del recordado personaje que popularizara Dustin Hoffman en cine; una apuesta de producción millonaria en el teatro Lola Membrives. La obra representa un gran desafió en su carrera y una experiencia excepcional

domingo 12 de marzo de 2023 | 6:00hs.
Nico Vázquez : En la piel de Tootsie:  “Tengo una mirada feminista”

Nicolás Vázquez llega al teatro Lola Membrives eufórico, con una felicidad que no intenta ocultar por el estreno de la obra Tootsie, que se llega el próximo jueves 16 de marzo en esa sala histórica de la Calle Corrientes.

La historia de este proyecto es de larga data y hasta tiene algunos ribetes causales sumamente sorprendentes, como suele suceder con aquellos sueños valiosos. Esta vez, el actor se pondrá en la piel de ese personaje recordado por la composición que hizo del mismo Dustin Hoffman en la celebrada película de 1982, dirigida por Sidney Pollack y que le valió el Oscar a Jessica Lange.

Esta versión viene de los Estados Unidos, donde Tootsie fue protagonizado por Santino Fontana, actualmente el niño mimado de Broadway. “Me sigue en las redes”, comenta Vázquez, sorprendido por tal cosa. La pieza se estrenó en 2019, pero la pandemia truncó su destino y aún no volvió a reestrenarse en la capital internacional del teatro comercial.

“Es una comedia ciento por ciento”, aclara desde el vamos el actor, ya que no se trata de un musical (a diferencia de la de Broadway), aunque varios cuadros contemplen partituras y algunos pasos coreográficos.

Los adelantos fotográficos dejan entrever que Tootsie le calza muy bien a Vázquez, intérprete a la medida de ese personaje querible en el que se transforma un actor cabrón al que nadie soporta y que decide presentarse a un casting de actrices para ver si consigue un puesto. Lo que no espera es enamorarse de una colega y tener que decidir entre seguir con la farsa o darles rienda suelta a sus sentimientos. Comedia en estado puro.

En la piel de Tootsie, Vázquez promociona una de las obras más premiadas.

Nicolás Vázquez es también el productor de esta propuesta, asociado con RGB, la compañía de Gustavo Yankelevich, y Preludio. Tootsie tiene sabor a éxito de antemano. Ya se vendieron más de 10.000 entradas, agotando las localidades de las primeras funciones.

“Es una felicidad poder generar todo esto vinculado al arte, que da tanto trabajo, pero también es cierto que provoca estrés. Es felicidad y estrés al mismo tiempo, es mucha responsabilidad, ya que es una producción que involucra a mucha gente”, dijo el actor.

Vázquez reconoce: “Paso muchas horas en el camarín, llego unas tres horas antes de la función, disfruto de eso. Me interesa recorrer el escenario, compartir algún momento con los técnicos, ya que después cada uno estará en lo suyo, me parece que eso se nota en el finish, la gente lo percibe”.

La tarea de los maquinistas, sonidistas, iluminadores, vestidores… es importantísima. No es una obra que se resuelve con dos cositas.
Está claro. Mientras el ensamble habita el espacio, un telón rojo desciende desde la parrilla (así se llama la zona desde donde se despliegan los telones y escenografías que penden en las alturas). Ese cortinado, realizado ad hoc para el espectáculo, está conformado por 82654 lentejuelas pegadas a mano generando un atractivo efecto visual. Detalles como ese hacen a la envergadura de la propuesta.

¿Cómo llega Tootsie a tus manos?
Fue muy loco… Ni bien se comenzó a hacer en Broadway fui detrás de los derechos. Tuvo unas críticas fabulosas, así que me dio mucha curiosidad conocer el libro. Empecé a husmear y me enteré que un argentino tenía los derechos, pero no sabía que era Gustavo Yankelevich. Entonces, me fui detrás de otra obra que iba a hacer luego de Una semana nada más.

¿Avanzaste con ese nuevo material?
Por suerte, no se comprometió a nadie, pero sí hubo charlas de preproducción. En ese interín, me llegó un mensaje de Gustavo (Yankelevich) invitándome a tomar un café.

¿Vos habías hablado con él previamente?
No.

¿Entonces?
Me resultó raro el llamado pero, por supuesto, acepté con gusto. Estábamos comiendo una pizza con Mariano y nos preguntábamos qué motivo tendría la reunión, hasta si el tema sería Tootsie, pero, rápidamente, lo descartamos.

Se trataba de Tootsie.
Cuando me tiró la idea, me quedé congelado. “¿Y?, contéstame algo”, me dijo y me aclaró que también me buscaba como productor asociado. “Quiero ver qué hacés, ya que hace años que llenás las salas”. Me lo decía el número uno, el que inventó todo.

¿Aceptaste en el momento?
Obvio. En agosto, comenzamos el trabajo de preproducción, se hizo el anuncio con una imagen mía en la piel de Tootsie. Hicimos esa foto con gente amiga y en secreto. Fue mágico, disparó la cámara y la imagen enseguida estuvo.

¿Viste la versión de Broadway?
Sí, me encantó, Santino Fontana es un fenómeno, es el actor más importante que hoy tiene Broadway.

¿Qué te seduce del personaje?
El cambio de género me parece algo increíble. Fijate cómo estoy sentado y ya comienzo a tener ademanes más femeninos.

Esfuerzo y preparación
Más allá de lo anecdótico, el actor se está preparando desde hace seis meses para este desafío. Entrenó duro, hizo trabajo aeróbico, y bajó cinco kilos, haciendo foco en el descenso de su masa muscular para que Dorita, el nombre como se bautizó a su criatura, luciera mejor.

También, desde la última primavera, camina en su casa con taco alto, para llegar a escena sin que eso implique un movimiento artificial. Allí están, en el pasillo detrás del escenario, junto al vestido brillante de su personaje, los zapatos con los que se convertirá en esa actriz querible. Trabajó con un osteópata para que el calzado inusual no le afectara y entrenó vocalmente para liberar la voz femenina.

Al iniciar la función, el actor es Santi y, cuando debe convertirse en Dorita, un staff de varios colaboradores le instala desde pestañas postizas hasta una peluca, le calzan el vestido rojo y lo suben a zapatos de taco. En la jerga del transformismo se diría que Nicolás Vázquez se “monta” en esa mujer y lo hace tras bastidores en tan solo cuarenta segundos.

Acá, el personaje se postula para una comedia musical, permitiendo cierto disparate en los logrados cuadros musicales de la pieza que, por momentos, tiene mucha atmósfera de show y donde el protagonista realiza 19 cambios de vestuario por función.

“Todos tenemos una parte masculina y otra femenina”, afirma y reconoce que “siempre me sentí muy atraído por ese mundo, tengo una mirada feminista, será por eso que la película me atravesó”.

Y, otra causalidad del destino, recuerda que vio la película cuando se estrenó en televisión. Eso sucedió en la pantalla de Telefe en 1992, cuando el canal estaba a cargo de Gustavo Yankelevich, su actual socio. “La vi a los doce o trece años y la tomé como una comedia, pero hoy la entiendo diferente, creo que fue la primera película feminista que se hizo en Hollywood, fue elegida como la mejor comedia en la historia de esa industria, según la opinión de setenta artistas de ese medio”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias