martes 05 de marzo de 2024
Muy nuboso 22.7ºc | Posadas

San Andrés y su mar de siete colores

Su principal atractivo es llamado así por la gama de azules que convergen en sus aguas gracias a su barrera de coral que protege sus costas. Es una isla colombiana del mar Caribe

domingo 12 de marzo de 2023 | 6:00hs.
San Andrés y su mar de siete colores

Luego de la experiencia panameña, nos embarcamos al próximo destino: Colombia. San Andrés es conocida por el mar de siete colores que se aprecia desde el avión (único medio de transporte que puede llegar) el primer impacto al ver esos colores, es surrealista.

Antes que nada, hay que tener en cuenta que la migración debe hacerse online, es una declaración jurada y es uno de los requisitos para entrar al país. Para ingresar a la isla se suma un impuesto (tasa turística) que se abona antes de subir al avión, sin eso, no hay turista que entre, incluso los colombianos no residentes en la isla la abonan.

Hay que tener a mano pasaporte, carnet de vacunación Covid esquema completo, migración online y tasa turística, con todo esto estamos listos para el vuelo de una hora desde Panamá a San Andrés.

La isla impacta desde el cielo, sus aguas van desde el arenoso tono de la playa, pasando por el turquesa y degradándose hasta el azul profundo, un verdadero espectáculo visual.

Playa Spratt Bight

Ya presentando todos los requisitos para el ingreso, se puede ir al alojamiento reservado caminando, el centro y el aeropuerto quedan a pocas cuadras, también la playa más extensa: Playa Spratt Bight.

Tuvimos la suerte de hospedarnos a metros de la playa principal, en el centro de la isla, entonces salimos del aeropuerto y caminamos por la costa hasta llegar al hotel. Entre la arena, las palmeras, el reggae music y la gente feliz en esas aguas surrealistas.

Al agua pato
Ya con las mallas puestas y por las dudas los zapatos para caminar sobre coral, el mar te recibe con una temperatura ideal, el oleaje relaja y los colores calman. Después de un rato y a lo lejos se ve como se acercan las lluvias tropicales, con los días ya se puede calcular en cuánto tiempo llega a la playa. No duran más de quince minutos, tampoco son intensas, pero de que llueve al menos tres veces al día, de eso no te salvas.

Empanadas de mariscos.

Agua de mar, agua de lluvia y por supuesto, hay que probar el agua de coco, cortada por un paisano con su machete afilado de una de las miles de palmeras que hay por la playa, refrescante y levemente dulce, para acompañar con algunas empanadas de cangrejo, de caracol o de los mariscos que se te ocurran, la mayoría es frito, pero no es para nada pesado.

Agua de coco, lo abren con machete y está listo para consumir.

Por la mañana, bien temprano, los sanandresanos preparan la playa, la mayoría tiene rastas hasta por la cintura, siempre cantando y con mucha amabilidad saludan en plural “buenos días, qué gusto” El café lo tomamos en la playa, todos los días, acompañado por las clásicas arepas. El desayuno es contundente, con las arepas (fritas y al paso) rellenas de huevo, jamón y queso, quesosólo o carne molida, hasta el mediodía la panza está satisfecha. Mientras transcurre el día, el relax en la playa, donde te ofrecen alquilar por día carpas y sillas, la playas son públicas, pero se respeta el horario de egreso, que es cuando la marea empieza a subir, al atardecer.

Un café en la playa mientras amanece.

Una vuelta a la isla
Si bien en Colombia se recibe dólares, lo mejor es manejarse con la moneda local, el peso colombiano. San Andrés ofrece varias playas a su alrededor, para conocerlas, alquilamos una moto eléctrica para dar una vuelta alrededor de la isla. Se necesita licencia de conducir y que el vehículo tenga los papeles en regla, la ruta es costera, se realiza en aproximadamente dos horas y media. En el recorrido se aprecia cómo cambia el mar y paisaje en cada zona y se pueden realizar paradas en distintos puntos de interés como La Piscinita o el Hoyo Soplador, entre otros.

En el paseo, las isleñas ofrecen comidas al paso, todo con mariscos y postres con el ingrediente principal: el coco. Las limonadas de coco también es un imperdible para degustar. La ruta es angosta, por eso hay que ir despacio, además de apreciar el paisaje, también vemos las casas coloniales y los diferentes barrios que se forman en cada punto turístico.

Duty Free
San Andrés es una isla libre de impuestos, por lo que no se aplican tasas sobre los productos que se venden. Esto es interesante sobre todo en productos como el alcohol o el tabaco. También hay muchos locales de ropa, perfumes, maquillaje, etc. Hay tiendas dutys por todo el centro con ofertas en 2x1, 3x1, si bien nuestro viaje fue low cost (en los aeropuertos controlan el tamaño y peso de equipaje de mano) no compramos muchas cosas, sino que preferimos consumir ahí en la isla. Por la noche, los artesanos e isleños montan sus puestos en la peatonal que da a la costa, además de los restaurantes y heladerías, se puede acceder a la playa (ya con la marea alta) pero no meterse al mar.

En la gastronomía isleña, los frutos de mar son los protagonistas, como el rondón, que es un filete de pescado con caracol, plátano y yuca. Cazuela de mariscos, pulpo, arroz de coco, aros de calamar, empanadas de caracol, de langostinos o de camarón. Riquísimo todo.

El agua no es potable, y algunos hoteles no cuentan con agua caliente, pero el clima cálido lo quipara. Cabe destacar el trato de los residentes para con el extranjero “qué gusto”, “con gusto”, “a la orden” son respuestas que se obtienen al preguntar sobre algo, y raras veces que no sepan cómo resolver una inquietud la respuesta es “qué pena hermano”. Mucha música siempre, sobre todo el reggae, la bandera de Jamaica y la imagen de Bob Marley , rastas y trenzas siempre presentes.

 

Un poco de historia

A finales del siglo XVI se cree que la isla de Providencia estaba habitada por colonos holandeses, que posteriormente fueron expulsados por los ingleses que a su vez trajeron esclavos africanos de Jamaica para realizar trabajos como el cultivo del algodón.

Dicen que Pirata Morgan escondió sus tesoros en la isla.

De este suceso histórico surgió el pueblo raizal, que es el resultado del mestizaje entre los colonos ingleses con los esclavos africanos, que a día de hoy es la cultura que predomina en estas islas e incluso se mantiene su dialecto, el inglés criollo (Kriol). Posteriormente las islas pasaron por diferentes etapas entre las que destacan la aparición de los piratas, que encontraron en el archipiélago el lugar perfecto en el que asentarse debido a su situación estratégica ya que este era el trazado por el que pasaban los barcos de los españoles cargados de oro y riquezas que estos podían atacar, como hacía el famoso pirata Morgan, del que existen numerosas leyendas en la isla de Providencia. En una etapa relativamente más actual y cuando Colombia se independizó en 1810, esta reclamó la posesión de las islas aunque Nicaragua se negó hasta que el año 1928 y después de diferentes conversaciones, se firmó un tratado en el que se le otorgaba la soberanía a Colombia.

 

Para agendar

Tasa turística U$S 40 Es el precio para ingresar a la isla caribeña.

Vuelta a la isla $70.000 Pesos colombianos para alquilar una moto eléctrica por 12 hs.

Empanadas $8.000 Pesos colombianos cada empanada de mariscos, caracol, langostinos, calamar, etc.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias