miércoles 17 de abril de 2024
Cielo claro 15.4ºc | Posadas

Carlos Tevez, sin filtro: el gran cambio de Messi, “el miedo” de River Plate y el técnico de Boca Juniors que no lo quería

El ídolo xeneize también contó lo que no le perdonará a Guillermo Barros Schelotto, “las piñas” con las que torció el clima hostil en Brasil y el detrás de escena de la “traición” de pasar del Manchester United al City

viernes 10 de marzo de 2023 | 10:45hs.
Carlos Tevez, sin filtro: el gran cambio de Messi, “el miedo” de River Plate y el técnico de Boca Juniors que no lo quería

Carlos Tevez hizo un repaso de su brillante carrera como futbolista y la incipiente como entrenador. El Apache brindó una entrevista a F10 por ESPN y mientras destacó el cambio de mentalidad de Lionel Messi y el liderazgo que mostró en el Mundial, también reconoció que lo sorprendieron los jóvenes que comandó Lionel Scaloni en Qatar.

“Messi se hizo líder a los golpes. Hoy vemos al Messi que no encanta a todos, se rebeló y ganó mucho en eso. Hoy sabe que él es Messi. De chico ya le pedíamos que sea líder y no le salía, porque arracaba recién su carrera y es difícil cuando te piden eso a los 19 años”, reconoció. Sobre el último Mundial que ganó la Selección, agregó: “Lo que lograron estos pibes con 22 ó 23 años no lo puedo creer. Cuando jugás un Mundial tenés mucho peso y veía la naturalidad de estos chicos que no eran titulares y rendían (Enzo Fernández, Alexis Mac Allister, Julián Álvarez). Si por un segundo te ponés a pensar, te agarra cagazo. Estos sacaron el fútbol para otro lado. No podía creer ver a Messi levantando la Copa. No le mandé un mensaje porque me gusta estar en las malas, no en las buenas”.

Su sueño de ser entrenador de las juveniles de la selección argentina y el recuerdo de su paso en las Copas del Mundo 2006 y 2010, con Diego Maradona. “La Selección para uno que jugó siempre es un sueño, sea la Sub 20 o Sub 17, todo. Si me dicen les digo dejame preparar algo para presentarte. Yo trabajo de esta manera y si es compatible, puedo llegar. Tengo una manera de enseñar y si ese modelo le sirve a la Sub 20 o a la cabeza que es Scaloni y de ahí para abajo estamos todos alineados, obvio que a cualquiera le seduce”.

“En 2006 era el Mundial para ser campeón. Teníamos equipo para serlo. En 2014 estaba afuera del proceso por un capricho de Grondona. Ese año estaba mejor que en 2010, donde hubo presión al entrenador. En Sudáfrica internamente sentíamos que si nos agarraba un equipo bien parado nos podía lastimar”.

Además, reveló el detrás de escena de la “traición” a Alex Ferguson por pasar del Manchester United al Manchester City. “Como técnico es un fenómeno, pero tuve una situación con él. En el primer año salimos campeón de la Champions y de la Premier League. Nos fuimos a la pretemporada y me dijo que iba a traer a Berbatov para que me compita. Empezó el campeonato y me ponía de suplente. Mi cotización empezó a bajar aunque yo cada vez que jugaba metía goles. Antes de la final de Champions arreglé que nos íbamos con toda la familia a Abu Dhabi a firmar con el City. Termina el partido y me dijo otra vez para que firmara y le dije que no, que me iba a la vereda de enfrente. Fue una traición para él, pero me hizo sufrir un año. Me dolió mucho porque yo amaba el United. Me encantaba jugar en Old Trafford porque para mí era como La Bombonera. Vino el jeque, me presentó el modelo del City y le ganamos el campeonato al United con el gol del Kun Agüero”.

Respecto a Boca Juniors, reconoció que no le perdonará que Guillermo Barros Schelotto no lo eligiera como titular en la final de la Copa Libertadores en Madrid, sobre todo por “el miedo” que sentía River Plate cuando lo enfrentaba. También afirmó que Gustavo Alfaro quería que a él le fuera mal, por eso no lo ponía. “Tenía el ánimo por el piso”.

“En mi carrera nada superó esa noche ante Gimnasia. He ganado todo. Cómo venía yo, de China, el hincha me miraba de costado. Antes, el técnico de Boca (Alfaro) no me daba la confianza, quería que me vaya mal. Yo iba luchando contra mi confianza y me preguntaba, ‘¿che, me puedo mejorar en esta?’ Tocaba la pelota y se sentía murmullo en la cancha, ya era discutido. En cambio Russo me dio la confianza y empecé a hacer los goles. Ganar ese campeonato de esa forma, con mi viejo, con Diego... y eso que en el segundo tiempo se empezó a sentir el murmullo de la gente. Ya no le llegábamos a Gimnasia. Ese es el final de la película de mi carrera”.

Sobre Guillermo Barros Schelotto, apuntó: “No entiendo por qué no me puso en la final de la Libertadores con River. Creí que iba a jugar en la revancha. Nunca lo hablé con Guillermo. En el primer partido le di esa al Pipa que no llegó a convertir porque le tapó Armani. Venía haciendo goles, no estaba en un buen momento, pero si tengo a Tevez en el banco en una final con River, lo pongo. Tengo un prontuario con River. Si vos le preguntás al hincha de River, siempre me tuvo miedo. A esta altura no me cicatriza porque al hincha de Boca le quedará siempre, así como al hincha de River que ganó la Libertadores. Si tengo un 9 que sé que me puede meter goles, lo pongo. ¿Si Guilllermo no sabía eso? No sé, le tienen que preguntar a él. Lo mismo en la final en Chile por la Copa América. Tenía una ganas de entrar, que me pongan que lo gano yo. Lo sentía y lo sigo sintiendo. Después entro y quizá erro un gol al lado del arco. Se veía que nosotros íbamos de contragolpe y se podía”.

Otras frases destacadas de Carlos Tevez:

Su opinión de Lionel Scaloni y el jugador que más lo sorprendió: “Con 26 jugadores, Scaloni cambió de sistema y ellos se adaptaron. Si tenía que meter línea de tres, lo hacía. Lo mismo con una de cuatro o de cinco. Lo disfruté mucho desde afuera porque con el sistema que quiso lo logró. El mejor jugador argentino del Mundial para mí fue Álvarez, porque apareció de una manera que se llevaba el equipo por delante. El Cuti Romero y toda la defensa también. El arquero (Dibu Martínez) me encanta porque es la personalidad que debe tener el arquero de la Selección. Si no es agrandado para atajar un penal, nos vamos todos. Alexis Mac Allister me demostró en la primera práctica con Boca que tiene un carácter diferente. Recuerdo que yo era el responsable de la pelota parada y en el primer tiro libre agarró la pelota y lo pateó él”.

Su ex compañero en el Mancheter United, Paul Scholes. “Para mí era uno de los mejores. No era mucho de hablar y en los entrenamientos por ahí te metía la plancha y después te abrazaba. Un señor inglés de pocas palabras, pero en los entrenamientos te cagaba a patadas. Tenía una pegada que con 40/50 metros te la ponía en el pie”.

Su pelea con Mancini: “Antes de ese campeonato con el City me peleé con Mancini y me vine a la Argentina a jugar al golf. Estaba gordo. Me llamó una noche Roberto (Mancini) y me dijo ‘ya está, Carlos, volvé, empezás a entrenar y cuando estés bien jugás con nosotros’. Él en ese momento dijo que yo no quería jugar en el City y no fue así. Llegamos a la última fecha en la que se venía cayendo el United. Íbamos ganando con el gol de Pablo Zabaleta y a nosotros el empate no nos servía. El gol del Kun fue uno de los que más grité. Fue una película porque nadie entendía nada”.

Su mejor partido: “La final de la Copa Libertadores con Bianchi en 2003. No sentía presión por jugar. Carlos me decía, ‘jugá’”.

El homenaje a Diego, con su camiseta de campeón del 81: “Cuando la coloqué en la percha del vestuario todos la empezaron a besar. Y cuando me la puse, fuaa, sentí que era lo más”.

Su debut como entrenador de Rosario Central: “Yo decidí ser entrenador para ver en qué puedo ayudar al fútbol. Como dirigente o mánager no me gustaba, por eso elegí ser técnico para estar y ayudar al jugador. Esa vorágine de querer ganar siempre, a mí no se me nota porque me enfoco en el jugador. Busco que siga progresando y pueda irse a Europa, y crecer. Después de Central estoy en calma, ver los procesos, analizar qué hicimos bien o mal como grupo. Poner una pausa y con la cabeza fría armar un proyecto nuevo. Casi seguro que sumo a un ayudante, es conocido pero no lo puedo dar porque está trabajando. Me gustaría seguir en Argentina. Los primeros pasos hacerlos acá, aunque uno como entrenador aspirará a irse a Europa.

El parecido de Farías con él y su debilidad Infantino: “¿Un Carlitos Tevez de hoy? Sí, Farías. También por dónde viene, me hace mucho acordar a mí. Es un chico que hay que ayudarlo muchísimo, tiene unas condiciones bárbaras para ser un grande. No está bien, no venía jugando y justo se lesiona. Yo tengo debilidad por Infantino (juvenil surgido de Rosario Central). En los entrenamientos me generaba asombro y decía ‘faaa lo que juega este pibe’. No logré que explotara”.

El once ideal de Tevez de todos los equipos de su carrera: Gianluigi Buffon; Hugo Ibarra, Rolando Schiavi, Rio Ferdinand, Patrice Evra; Paul Scholes, Paul Pogba, Arturo Vidal; Cristiano Ronaldo, Lionel Messi y Wayne Rooney. DT: “Yo obvio”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias