Desde las 8.30 en el edificio del Tribunal Penal Uno de Posadas

Comienzan los alegatos por el juicio de la tragedia del Campus

El juicio oral contra Gastón Brunner (31), implicado en la colisión mortal en 2016, entra hoy en una etapa clave de cara a conocer la responsabilidad del imputado en el hecho
miércoles 08 de marzo de 2023 | 3:00hs.
Comienzan los alegatos por el juicio de la tragedia del Campus
Comienzan los alegatos por el juicio de la tragedia del Campus

El juicio oral por la Tragedia del Campus en donde un joven automovilista está acusado de provocar un triple choque que dejó dos fallecidos y varios heridos estando alcoholizado el 13 de febrero de 2016 en Posadas tendrá hoy la jornada de alegatos en el Tribunal Penal Uno de Posadas.

Desde las 8.30, en lo que será la séptima audiencia del juicio contra Gastón Brunner (31), el proceso que ventila lo sucedido frente a la Estación Transferencia de la Unam en Miguel Lanús entrará en una etapa clave para conocer la culpabilidad o la absolución del imputado.

Por lo tanto, en la sala II del Tribunal ubicado por la calle La Rioja, tanto los abogados defensores Martín Federico Tilli y Cristián Bareiro, como la fiscal del caso, Patricia Clérici, argumentarán ante los magistrados.

Por otra parte, ayer en la última ronda de testigos que comenzó a las 9, se destacó las declaraciones de dos de las cinco víctimas que padecieron lesiones de diferente consideración.

Se trata de los testimonios de Olga Argüello y Ricardo Ramos, la pareja que iba en el tercer rodado involucrado en el siniestro vial.

Los ocupantes del vehículo testificaron a primera hora a través de videoconferencia, debido a sus estados de salud que complicaba el traslado hacía el establecimiento judicial.

“Escuché una explosión. De golpe tenía un auto encima y tenía mucho dolor. No recuerdo nada más hasta llegar al hospital”, expresó Argüello, ante la pregunta de la fiscal de qué recuerdo tiene de los hechos.

Cuando fue el turno de preguntar por parte de la defensa, el abogado Cristian Bareiro hizo hincapié en que Olga recuerde el día de los hechos, a lo que la entrevistada manifestó que le costaba hacerlo, ya que fue un hecho traumatizante para ella.

“No me quiero acordar, porque me hace muy mal. Me costó dos meses caminar, no podía salir a la calle porque tenía miedo, ni tampoco subir al auto. Todo me daba miedo”, indicó.

“Era un día lindo, soleado. Veníamos despacio, porque recién arrancabamos por el semáforo. Recuerdo que voló un auto encima nuestro. Después ya no recuerdo nada hasta que estaba en el hospital”, recordó la mujer, quien además mencionó que todo fue en cuestión de segundos.

Respecto de su paso por el nosocomio local, recordó que “estuve internada después del accidente, hasta la nochecita. Después fui dada de alta y volví al día siguiente porque sentía dolores”.

Por último, la mujer reveló que no realizaron ninguna denuncia hacia Brunner, porque “nuestro abogado nos dijo que no había posibilidad de nada”.

Ricardo Ramos atestiguó por videoconferencia al no estar bien de salud.

Luego, fue el turno de prestar declaración para Ramos, quien en la misma línea que su pareja, mencionó que “era un día con buena visibilidad. Veníamos hablando con ella (Olga Argüello) que era un lindo día”.

Ante la pregunta de la defensa, sobre a qué velocidad iba en el momento que se ocasionó el siniestro vial, expresó que iba despacio porque “fui el último en salir del semáforo”. Agregando que si mal no recuerda el velocímetro le marcó 40 kilómetros por hora.

“Frené por intuición y después impactó un auto hacía nosotros. Vi una sombra, de un auto invertido, con las ruedas hacía arriba y después sentimos el impacto”, ilustró Ramos ante los presentes. Además, agregó que iba a una distancia prudente respecto del vehículo de las víctimas fatales, ya que dijo: “Íbamos atrás, a una distancia de 30 metros del Ford Fiesta”.

Ante la consulta de qué secuelas le dejó el impacto de la colisión, señaló que “después del accidente estuve depresivo, no pude trabajar más. Sentía miedo, fobia para subirme a los autos. Estuve mal psicológicamente y estoy mal”.

Asimismo, remarcó que “gracias a Dios llevaba el cinturón de seguridad puesto”, motivo por el cuál no salió despedido del auto. Asimismo, alegó que todavía siente dolores en partes de su pecho, tras utilizar el cinturón de seguridad.

Por otra parte, se presentó ante el Tribunal para dar su testimonio el oficial Sergio López, quien fue el perito responsable de sacar las fotos de los vehículos involucrados en la triple colisión.

A López se le preguntó si los ocupantes de los dos vehículos impactados tras la colisión de Brunner, tenían puesto el cinturón de seguridad en el momento de realizar la foto. A lo que, con ayuda de las fotos, indicó que no llevaban puesto el cinturón.

“Si bien se preserva la escena hasta que llegue la Policía Científica, antes ya se encontraban en el lugar el personal de Bomberos que se encargaron de auxiliar a los pasajeros”, mencionó el agente, ante la posibilidad de que los ocupantes de los rodados no tenían puesto el cinturón de seguridad por ese motivo.

Completaron la última jornada de testimonios Juan Lomba, Noelia Britez, José Báez y Agustin Errecaborde. El último mencionó que vio al imputado estar dentro de un boliche, sentado en la barra, horas antes del fatal final.

 

Una posible pena particular para Brunner

La sentencia podría marcar jurisprudencia en Misiones, debido a que el implicado, Gastón Brunner (31), es juzgado por el delito de “homicidio simple con dolo eventual”, que prevé entre 8 y 25 años de prisión efectiva, y no por “homicidio culposo”, que pacta un máximo de 5, como se suele caratular a las muertes en accidentes de tránsito.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?