sábado 02 de marzo de 2024
Cielo claro 23.7ºc | Posadas

La cultura popular que se crea con el trabajo de las manos

Ayer nuevamente el Parque de Naciones de Oberá desplegó multiplicidad de ofertas artísticas en una jornada a puro sol y disfrute que coronó un evento pionero que promete mucho más

lunes 06 de marzo de 2023 | 3:30hs.
La cultura popular que se crea con el trabajo de las manos
El Parque de las Naciones como espacio siempre de fusión de culturas. Foto: Víctor Hugo Paniagua
El Parque de las Naciones como espacio siempre de fusión de culturas. Foto: Víctor Hugo Paniagua

Una temible criatura alienígena recorre las calles del Parque de Naciones. No es el plot de una peli de ciencia ficción, no, es Depredador Martell que decidió acercarse al festival de las Culturas del Norte Grande para compartir su arte. Edgar, o más conocido como Depredador Martel (@depredadordelpy), es peruano, vive hace 10 años en Asunción y ya recorrió diez países únicamente montado en su disfraz del icónico monstruo extraterrestre que apareció por primera vez en el cine en 1987.

Fabricado a mano, el traje lo confeccionó como parte de su labor de artesano, pensando en poder venderlo rápidamente. Como eso no sucedió, decidió probárselo aunque consideraba que su estatura no era la suficiente como para personificar al monstruo. Salió a las calles de Asunción, totalmente lookeado, máscara incluida y encontró un gran espejo en las vidrieras de un banco. Obviamente al gerente del banco no le pareció una buena señal ver a un alien maligno frente a su local y llamó a la policía. Edgar debió pasar unas horas en la comisaría pero su anécdota se hizo viral y desde allí cosecha fans que sostienen el hecho de que salir vestido como Depredador, es su mayor fuente de trabajo hoy.

Edgar Martel recorrió diez países lookeado como Depredador. Foto: Víctor Hugo Paniagua

Si bien el oriundo del altiplano se considera un artesano de distintas áreas, multioficio, hoy simplemente caza el traje que fue enjoyando y el resto es historia.

“Es que a la gente le gusta, le encanta, no sé, a veces hay personas que les hago recordar sus años maravillosos, los tiempos de antes’’, graficó Martel.

La nostalgia no es lo único a lo que apela la performance sino también la sorpresa, inquietud e incluso curiosidad de no saber qué hay más allá de esa máscara.

“Me dedico a esto. Me cambio y salgo a trabajar, trabajo dos horas en la mañana, dos en la tarde y dos horas en la noche’’, contó. “Hay gente que a veces no tiene dinero y le doy la foto gratis. Algunos teniendo el dinero, no quieren pagar pero cuando cuando noto que se interesan y de verdad no tienen el dinero, se lo doy de corazón y sólo le pido que me apoyen en mis plataformas’’, cerró. Ahora, tras su paso por Corrientes, Resistencia y Posadas, de Oberá se va a Chile, de Chile a Perú y luego México y Estados Unidos. Al llegar a un lugar sondea donde hay festivales o eventos e incluso algunas veces logra que lo contraten para inauguraciones comerciales, cumpleaños y otros.

“Cuando vos ves que está el que hace globos, el Jack Sparrow y esos personajes, es porque la fiesta tuvo éxito. Anotalo para tus crónicas’’, graficó el sábado en la peña expandida Joselo Schuap, que sobre su rol de funcionario siempre aflora el artista popular trotamundos.

Hacedores de estas y otras tierras

Artesanos invitados y locales mostraron su arte cada día del festival. Foto: Víctor Hugo Paniagua

Y hablando de artesanos, la feria que reunió decenas de stands con productos manufacturados artesanalmente ayer tuvo su pico de convocatoria en un día por demás soleado en el que las familias recorrieron el Parque ya pasado el mediodía.

Tejidos en telares, trabajos en cerámica, barro, madera, plata, textiles, cestería, vitrofusión, conservas y mucho más se ofrecieron en el predio especial que a tono con el paseo del domingo, abrió ayer a las 16, unas horas antes de lo habitual.

Con las manos en la tierra Entre mujeres y el barro por ejemplo, oriundas de Fachinal, mostraron sus piezas de cerámica con raíz pre americana horneadas en leña. Relataron que buscan conectar esa labor ancestral con herramientas para el presente cotidiano.

Entre mujeres y el barro, una propuesta que une raíz ancestral y actualidad. Foto: Víctor Hugo Paniagua

Marita de Bientejidos, con los pañuelos de Mik, y las confecciones en tacuara de Ángel Alberto Vieyra -de San Ignacio- también representaron a la Tierra Colorada con el interesante producto que sale del trabajo de sus manos.

Murgas y rock

Con un inicio también dominguero, más temprano, en el escenario principal situado de nuevo en el Norguss Jacob, danzas caribeñas dieron el puntapié de un broche lleno de sabiduría popular, sumando circo, teatro y música. Con masterclass gastronómicas, peñas, percusión al aire libre, las calles del Parque estuvieron repletas.

En escena hubo malambo con representantes de Jujuy y algunos locales, intrépidos acróbatas (Takuareté -circo), La Murga del Monte, la del Tomate y Curamales desplegando arte. Como visitantes, Chaque al Circo, Coro Qom Chelaalpi y Los C-goVias de Chaco ofrecieron una mirada distinta pero cercana del Nea, además de la destacada presentación de la cantante salteña Feli Colina. Mientras sobre el final, tras las canciones de Gastón Nakazato y Ceci Simonetti, la potencia del rock con Araucaria y Japo Fleitas & The Chic Band cerrarían tres días a pura cultura.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias