miércoles 21 de febrero de 2024
Nubes dispersas 32.7ºc | Posadas

Respuesta

domingo 05 de marzo de 2023 | 4:07hs.
Respuesta

¿Quién no recuerda a Diógenes, aquel filósofo extravagante que vivía en el interior de un tonel? Las versiones sobre diferentes hechos de su vida -verdaderas o falsas-son innumerables. Hay una historia muy poco difundida que fue recogida por Laercio ("el taciturno") y que se conserva en el Museo del Vaticano. Se trata de un fragmento de una obra mayor escrita con evidente intención esotérica. En él se relata lo siguiente.

El joven Kalígalos, guerrero arrogante y violento, odiaba a Diógenes, en realidad odiaba a todos los filósofos. Había decidido arrojar de la ciudad al anciano. Fue así como un mediodía de cielo radiante y sol ardiente -como corresponde a esa geografía- y ante la vista de numerosos paseantes, se colocó a unos metros del tonel y comenzó a insultar al filósofo con agudos gritos y fuertes risotadas. Pero las amenazas y los desafíos no produjeron ningún resultado. Entonces, ardiendo de resentimiento y despecho, Kaligalos levantó unas piedras del suelo y las arrojó contra el tonel y luego tiró otras por elevación hasta embocarlas en su interior.

Pero tampoco ocurrió nada. Entonces, el joven corrió hasta el tonel con la intención de arrancarlo con sus propias manos. Al asomarse, sólo pudo leer con estupor un pequeño cartel que decía: "Cerrado al Mediodía".

Roberto Abinzano

 El cuento es parte del libro Esquirlas y Perdigones, Editorial Universitaria.

Abinzano es docente emérito de la Facultad de

Humanidades y Ciencias Sociales de la Unam

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias