sábado 02 de marzo de 2024
Cielo claro 26.7ºc | Posadas

Reliquias en el norte

Disfrutar de Londres y Belén pero sin salir de Argentina

Las dos localidades están en Catamarca y unidas por la ruta 40. Las Ruinas del Shincal se ubican a unos 4 kilómetros de la localidad de Londres y unos 19 de la ciudad de Belén y resultan ser uno de los principales atractivos de la zona por su valor histórico

domingo 19 de febrero de 2023 | 0:00hs.
Disfrutar de Londres y Belén pero sin salir de Argentina
Monumento a Nuestra Señora de Belén en la ciudad de Belén.
Monumento a Nuestra Señora de Belén en la ciudad de Belén.

Visitar Belén, en Catamarca, es una experiencia que se disfruta enormemente. Esta ciudad se encuentra situada en el centro de la provincia y sobre la famosa Ruta 40. Su historia milenaria, junto a la riqueza natural y cultural que alberga, hacen de Belén un destino que no decepciona. Es una de las más grandes de la provincia en términos de población, teniendo en cuenta que la única ciudad más grande de Catamarca es su capital (San Fernando del Valle de Catamarca). El resto de los asentamientos corresponden a pueblos y ciudades pequeñas, como es el caso de Belén.

La ciudad catamarqueña es célebre desde hace siglos por sus diversos tejidos artesanales realizados en telares, aparte del anascote, de la barchila, el barracán y el picote se destacan los célebres ponchos belichos.

Dentro del municpio se puede  recorrer  y conocer el  Monumento a Nuestra Señora de Belén, una magnifica obra construida en honor a la Virgen de Belén, un monumento de 15 metros de altura que se encuentra en el cerro oeste de la ciudad, en un sitio que constituye el mirador de la ciudad, a una altura de 300 msnm.

También se puede visitar el Museo Arqueológico Cóndor Huasi, considerado uno de los más importantes de su tipo dentro de la provincia. Conserva más de 3.000 piezas de cerámica, hueso, piedra y metal Por otro lado el Santuario Nuestra Señora de Belén, que fue inaugurado en 1907, resguarda la imagen de Nuestra Señora de Belén, patrona del departamento.

Otro espacio para visitar es la Plaza Olmos y Aguilera, el principal paseo público de la ciudad. Preserva el nombre del fundador al que se lo recuerda en una pirámide erigida en el centro.

Quebrada de Belén: tramo de 11 kilómetros de recorrido donde se encuentran numerosas montañas al norte de la ciudad sobre la RN 40, se accede a través de ella la zona del norte del departamento.

El Mirador Cerro “San Luis” es un atractivo sitio ubicado al este de la ciudad, atravesando el otro lado del Río Belén por la Ruta Provincial número 46. Desde donde se obtiene fabulosa vistas panorámicas.

Para conocer más sobre la ciudad se puede ingresar a https://municipalidaddebelen.gob.ar/ 

Historia viva

Cerca de la ciudad de Belén y dentro del departamento del mismo nombre, Shincal y Londres conforman el mayor atractivo para el turismo arqueológico de esta  zona con un complejo pasado en el cual ocuparon un mismo sitio y luego fueron enemigas, cuando las poblaban diaguitas y españoles, aunque en el lugar original sólo quedan las ruinas incaicas de la primera.

La Ruta Nacional 40 une la cabecera del departamento de Belén con Londres, el primer pueblo hispánico de la provincia, fundado en 1558 donde estaba Shincal, la capital del imperio inca del sur.

Los diaguitas fueron los creadores del adobe hace miles de años, pero los restos de construcciones que persisten entre espinosos shinquis (que le dan el nombre al lugar) y retorcidos algarrobos, son de piedra apilada o unida con argamasa, la técnica característica de la arquitectura incaica.

Shincal de Quimivil es una ciudad precolombina incaica.

Las escalinatas de sus dos ce  rros aterrazados -donde había sendos altares- guardan la imponencia de los templos de Cuzco, y la bizarría de las paredes de edificios gubernamentales difiere de la simpleza de corrales, viviendas o depósitos de otros sitios arqueológicos de la provincia. Es que el imperio inca sometió a los diaguitas a mediados del siglo XV e instaló en ese lugar -habitado por la etnia quilmes- el centro político de sus dominios del sur.

A diferencia de otras poblaciones precolombinas de los Valles Calchaquíes, Shincal era más que un poblado de agricultores, cazadores y artesanos. Desde allí se gobernaban los territorios del actual norte andino argentino.

En la ciudadela estaba el “ushnu” o sede del curaca o gobernador y había cuarteles, talleres y una plaza donde se realizaban ceremonias y sacrificios, como desfiles militares. De allí partían las llamas cargadas de bienes y metales preciosos o industriales rumbo a Cuzco. El sitio está parcialmente parquizado y por sus arenosos senderos, entre pastizales duros o pequeños bosques de algarrobos en galería y algunos cactus, los guías llevan a los turistas hacia lo que fueron la plaza, la sede de Gobierno y otros recintos.

Londres está ubicada al pie de las sierras del Shincal.

Los arqueólogos realizaron un prolijo trabajo de reconstrucción y, para no confundir, dejaron una marca que separa la edificación original, generalmente la base, de la nueva. Las escalinatas de los dos morros de la antigua urbe tienen peldaños altos y angostos. En la cumbre hay miradores, a unos 25 metros. Desde las cimas, protegidas al este por altas laderas azuladas de las Sierras de Belén, se pueden ver como en un plano todas las estructuras que quedan de la ciudad y se dominan los llanos de los valle de Hualfín y Belén al oeste, con sus plantaciones de nogales y el cauce del río Quimivil (del que deriva el nombre “Quilmes”).

En la entrada a Shincal hay un museo y centro de interpretación. Se exhiben piezas de alfarería y herramientas antiguas.

Londres tiene dos centros con sus plazas. Su particular historia comienza en 1558, cuando se convierte en el primer pueblo de Catamarca fundado por españoles. El nombre obedece a que el fundador se lo dio en homenaje a María I de Inglaterra, que se había casado con el Felipe II de España, sellando la paz entre ambos reinos.

Cuando los españoles tomaron Cuzco entre guerras y alianzas con líderes incas, esta civilización abandonó Shincal, por lo que los españoles aprovecharon los antiguos muros, el acueducto y el bosque para fundar Londres. Sin embargo, los quilmes, primeros habitantes, retornaron a su ciudad y tras un sitio echaron a los segundos invasores. Los españoles fundaron Londres cinco veces más debido al acoso de los indígenas.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias