sábado 24 de febrero de 2024
Cielo claro 21.7ºc | Posadas

Músicos misioneros resaltan el valor de la creación artística

“La producción de un artista es su legado y lo debe cuidar”

Gastón Nakazato y Chungo Roy señalan que es una prioridad proteger la obra inédita registrándola. Las Lira Verá resaltan que es una carta de presentación

domingo 05 de febrero de 2023 | 6:05hs.
“La producción de un artista es su legado y lo debe cuidar”
El cancionista Gastón Nakazato y el pianista Chungo Roy reflexionaron sobre creatividad y trabajo. Foto: Marcelo Rodríguez
El cancionista Gastón Nakazato y el pianista Chungo Roy reflexionaron sobre creatividad y trabajo. Foto: Marcelo Rodríguez

El valor de una obra original y el derecho de su creador al reconocimiento público y a percibir una remuneración por su producción artística fue el tema de conversación con los músicos Chungo Roy y Gastón Nakazato.

Roy, pianista y tecladista posadeño, es además docente, compositor, arreglador y productor, mientras que Nakazato, referente de la canción de autor desde su Oberá natal, es intérprete, autor y compositor y guitarrista.

“Lo importante es respaldar la obra inédita inscribiendo en los organismos que correspondan; primero para asegurarla, para garantizar que se reconozca al autor y también porque existen mecanismos de pago por la reproducción o ejecución de esa obra artística”, detallaron.

Así, en líneas muy generales, al dar forma a una canción tanto en la letra como en la música se deben registrar los derechos en la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (Sadaic).

A su vez, en la Asociación Argentina de Intérpretes (Aadi) se asienta la interpretación de una obra para garantizar una retribución económica por la difusión o retransmisión en medios de comunicación y eventos.

“Hay que asociarse a estos organismos, hay que realizar los trámites en tiempo y forma y de esta manera podés evitarte el contratiempo de que alguna música o letra que hayas hecho aparezca en otro lado con otro autor... Y eso ha pasado muchas veces en el universo de la música”, indicó Roy.

A lo que Nakazato añadió: “Hay que pasar la melodía, también podés escribir la partitura, si sos intérprete también debés registrarte en los dos entes, no es un trámite engorroso, pero hay que hacerlo, y hay que decir que desde la pandemia, estos trámites se pueden hacer de forma virtual”.

En este sentido, marcó que si bien las radios locales difunden música de autores misioneros, aún falta el ejercicio de presentar las planillas ante el contralor para que los artistas puedan cobrar. “Antes el operador hacía la lista de temas a mano y hoy es más fácil, con una captura de pantalla o un mensaje ya está, pero todavía no se hace de manera regular”.

Roy, que en unos días más se embarcará para ser parte de una banda en un crucero al Caribe, destacó: “Hoy los músicos deben inscribir su obra, mientras más información aporten, más respaldo es, y lo que se cobra por la autoría es un dinero que se percibe cada tantos meses. Pero también hay que decir que en Misiones es complejo vivir sólo de estas regalías o aún de los conciertos, y los artistas también dan clases, hacen arreglos y otras cosas, pero la tranquilidad que te da respaldar tu obra es importantísima”.

Los músicos reflexionaron que en el pasado la música en Misiones, sobre todo en el folclore, la tradición oral estaba muy presente, a la vez que los contratos con las disqueras eran distintos. “Hoy tenés el Instituto Nacional de la Música, tenés ministerios de Cultura provincial y nacional, yo siempre aconsejaría, y más que nada a los músicos más jóvenes, asesorarse con alguien de su confianza y dar pasos firmes en su carrera. La producción de un artista es su legado y lo debe cuidar”, precisó Nakazato.          

“Es como tener tu DNI”         

Anahí Giménez y Susana Villalba conforman el dúo Lira Verá desde 2005 y relataron que el proceso de registro de su música lo han comenzando hace poco tiempo. “Muy paso a paso, porque aunque haya mucha información dando vueltas, poder asimilar y estructurar todo lo que hay que hacer lleva su tiempo y también aprender y asesorarse de cuestiones que una no maneja”.

Las cantantes y compositoras han completado recientemente el formulario en la Dirección Nacional del Derecho de Autor (DNDA). “Con ese formulario vas a Sadaic y los otros entes, la verdad es un trámite bastante sencillo, pero lleva su tiempo y las primeras 15 obras se registran gratuitamente y luego se paga una cifra simbólica porque es poca”, describieron y continuaron: “La  cuestión es que dentro de esta industria, muchas veces tenés que contratar alguien que pase las partituras, o en el caso de las plataformas, hay que contar con un curador que suba las composiciones, es un camino que aún estamos empezando y hay muchas cosas que todavía no sabemos y hablamos con artistas que ya tienen más experiencia”.

Más allá del retorno económico por el derecho de autor o de intérprete que perciben en las presentaciones, las músicas resaltaron que aparecer en el registro es oficializar de alguna manera su actividad. “Es como tener el DNI de autoras, compositoras, músicas. Además de proteger tu obra y en un futuro tener un pago, es la identidad del artista también lo que se reconoce”. 

 

Informe de domingo

 

El camino hacia las regalías

“La producción de un artista es su legado y lo debe cuidar”

Música y autores en tiempos de plataformas

El sueño de esta tierra: que todos los artistas le ganen al sistema

Derecho de autor: el espíritu del artista también habita en su música

Planillas de medios para que algo vuelva a los artistas

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias