domingo 03 de marzo de 2024
Cielo claro 26ºc | Posadas

Se alentó a los productores a desarrollar volumen para ser abastecedores

Con más producción propia, se evitaría la fuga de millones de pesos

El comerciante del Mercado Central de Misiones, Santiago Adorno, remarcó que diariamente se compran toneladas de mercadería que llega desde otras provincias

domingo 29 de enero de 2023 | 6:05hs.
Con más producción propia, se evitaría la fuga de millones de pesos
Los comerciantes también instan a producir más en Misiones. Foto: J. Galiano
Los comerciantes también instan a producir más en Misiones. Foto: J. Galiano

Santiago Adorno es comerciante del Mercado Central de Misiones. Todas las semanas compra frutas y verduras de varias provincias y también incluso desde otros países para abastecer los pedidos de los comercios y compradores misioneros. En su constante búsqueda de precios, volumen y calidad de producción, analizó que mucha de la mercadería que se trae desde afuera podría generarse en Misiones. Y con ello sería más sencillo y económico el abastecimiento local. Y hasta desde aquí podrían llegar a venderle a otras provincias.

En diálogo con El Territorio, estimó que desde el Mercado Central sólo en la compra de verduras de hoja se gastan en otras provincias unos 600 millones de pesos por semana. Esto es para la adquisición de acelgas, brócolis, lechugas, apios, etc. Y diferenció que el importe sería mucho mayor si se sumaran todas las frutas que incluso se traen con altos precios desde Brasil, Ecuador y hasta Europa.

“Se trae muchísimo de afuera, de otras provincias y también desde Brasil. Sólo en el Mercado Central se deben gastar por semana unos 600 millones de pesos en verduras de hoja para abastecer a Misiones. Y eso sin contar que también hay otros operadores que trabajan en otras localidades, así como grandes supermercados que también traen lo que necesitan desde otras zonas, porque se aseguran volumen”, explicó el comerciante.

Adorno destacó que en los últimos años hay más provincias que están ofreciendo su producción de frutas y hortalizas hacia otros puntos del país. Y en ese trabajo reciben incentivos de sus gobiernos para expandir su producción y trabajar en volumen. “En varios casos son pueblos de clima desértico que trabajan con riego artificial. Pero apuntan a tener volumen para salir a más lugares con su producción. Además de Mendoza, ya desde el año pasado se siente que hay más ofertas desde Tucumán y Jujuy por ejemplo”.

Las bananas vienen de Ecuador y en parte de Brasil. Foto: Joaquín Galiano

Para el comerciante, en Misiones también debería haber más productores que trabajen la producción a escala. Ello facilitaría el abastecimiento local. “Si pudiéramos comprar más en la provincia sería más sencillo todo. Hoy el flete de un camión refrigerado que venga desde Mendoza vale 500.000 pesos. Nadie quiere entrar en gastos innecesarios. Hablamos muchas veces con los productores y ellos nos dicen que no pueden hacer tanto volumen. Tal vez falta más incentivos para que puedan desarrollar bien un cultivo. Lo primero que podrían hacer son las verduras de hoja, que es lo más fácil y rápido. Después se podría trabajar con las frutas”, consideró.

En frutas tropicales recordó que la Argentina compra afuera casi todo lo que consume anualmente. “El ananá que se consume en el país se trae casi todo de afuera. De Brasil y Ecuador en gran medida. En Misiones tenemos una fruta que incluso es más dulce, pero hay muy poca producción. Podríamos ser una potencia en frutas tropicales y deberíamos apuntar a abastecer primero a nuestro mercado interno”, observó.

Y ejemplificó otro caso llamativo “La banana de oro, que es una banana chiquita, es una fruta exquisita. Hay muy pero muy poco en Misiones. Pero en Buenos Aires se importa desde Ecuador, la cajita de 10 kilos estaba a 10.000 pesos de costo. Se trae y se usa mucho para repostería y para hacer decoraciones”.

Como fruta más competitiva, Adorno señaló que la uva misionera tiene mucho potencial para exportarse a otras provincias. “Nuestra uva es la primera que sale en el país y es exquisita. Pero al haber tan poco se trae mucha uva de Brasil. El melón también podría desarrollarse más, acá los que tienen producción lo hacen sólo para diciembre. En San Juan, donde se cultiva mucho, apuntan a tener más producción durante más meses”.

Y pese a que el comerciante remarcó la falta de producción, también destacó que hay experiencias locales que demuestran que es posible desarrollar frutas para no importarlas.

“Hay casos de familias que producen palta hass y la están enviando a Buenos Aires. También la lima tahití es un buen ejemplo, es una producción que se debe importar desde Brasil porque no alcanza lo que el país produce. Tucumán que es líder en la producción de limón, no tiene lima tahití. Casi todos los bares utilizan la fruta importada desde Brasil. Aquí en Misiones es una fruta que no debería faltar y debería promocionarse en cada bar para que la gente la conozca y la pida”, observó. 

Además de todas las variedades de fruta, enfatizó que la falta de volumen y variedad también se observa en las ferias francas de la provincia. “Aquí hay muchos feriantes que nos compran en el Mercado para tener más variedad en sus puestos de venta. Llevan acelgas y zapallos de Mendoza. Remolachas, batatas y hasta verduras de hoja que se está trayendo mucho de Salta y Jujuy porque acá hay muy poco”, recordó.


Desarrollo de empresarios agrícolas

Jorge Brignole, presidente del Mercado Central de Misiones, también consideró que a los productores misioneros todavía les falta desarrollar volumen para asegurar abastecimiento local. “Los únicos productos con origen exclusivo en Misiones son lechuga criolla, cebolla, rúcula y mandioca. En menor medida zapallito de tronco, zanahoria, perejil, ananá, sandía, frutilla, tomate, melón

y un poco de cítricos. El resto viene de otras provincias o de Brasil”, comentó el directivo.

Y ratificó que “al productor misionero le falta volumen. Deben, además de producir, transformarse en empresarios y producir con escala. Es necesario apoyar a los que ya tienen una empresa agrícola para que aumenten la cantidad que producen”, analizó. En el Mercado Central de Misiones también llegan muchos clientes paraguayos en busca de las hortalizas y frutas argentinas.


Frutas de moda y muy costosas

Entre las frutas tropicales de moda en las grandes ciudades, se recordaron dos ejemplos. La granada, una fruta también tropical, y la yaca una alternativa considerada más exótica pero que también registra cultivo en Misiones. “La granada se puso de moda hace unos años en Buenos Aires, la usan mucho en los restaurantes y bares. Y es una fruta que en Misiones crece muy bien”, recordó Adorno. Por otro lado apuntó que en el caso de la yaca “es una fruta muy buscada por sus propiedades medicinales, cada fruta cotiza en Buenos Aires entre 3.000 y 4.000 pesos”, agregó el comerciante.

 

Informe de domingo

 

Las frutas misioneras, con mucho potencial en el mercado nacional

Pulpas de frutas tropicales tienen buena salida desde San Javier

Buenos Aires recibió unas 9.000 toneladas de productos misioneros

De Misiones al país: cinco frutas son protagonistas

La mandioca lidera la producción misionera

Cuencas y acciones para más desarrollo

Producción orgánica para hoteles de Puerto Iguazú

Con más producción propia, se evitaría la fuga de millones de pesos

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias