sábado 24 de febrero de 2024
Cielo claro 25ºc | Posadas

Misiones, cuna de las mejores frutas

Argentina importa miles de toneladas de frutas tropicales que pueden producirse, al menos en parte, en la tierra roja. Ya hay experiencias que instan a que se trabaje más en volumen

domingo 29 de enero de 2023 | 6:08hs.
Misiones, cuna de las mejores frutas

Desde hace varias décadas atrás se viene hablando del potencial de Misiones para abastecer con frutas tropicales a todo el país. La principal razón es su clima subtropical a tropical que favorece la maduración temprana de variedades de frutas que no se podrían o sería muy difícil producir en otras provincias. Y por otro lado  también hay frutas que salen primero en Misiones como el caso de las uvas, duraznos y ciruelas.

Pero así y todo, en el país se siguen importando continuamente frutas como banana, kiwi, ananá, sandía, melón, maracuyá, papaya (mamón) entre algunas frutas. Llegan desde países como Brasil, Chile, Ecuador, Paraguay, Bolivia y  Perú, entre otros. Y hay frutas como los damascos, que todavía se traen desde España para consumirse en Misiones. Aunque parezca increíble, aun con el escaso valor del peso argentino, todavía hay demanda de frutas que llegan desde Europa para un consumo local. Y pasa que a pesar de la incipiente producción de varios emprendimientos en los últimos años, todavía se está lejos de abastecer siquiera a la mitad del consumo anual de la provincia.

Por estos faltantes, algunos comerciantes sugieren e insisten a los productores, a tener en sus chacras más frutas que nuestro clima permite tener con mayor facilidad. De tal forma se simplificaría el abastecimiento y también podrían ofrecer mejores precios, dejando de lado el alto costo que hoy tiene la logística refrigerada de alimentos.

En 2008, en una nota de opinión para El Territorio, Miguel Schmalko, analista, investigador y ex presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Misiones (Cacexmi) insistía con la necesidad aprovechar la ventaja productiva de la tierra roja para hacer valer su producción. “Misiones debe aprovechar su situación subtropical para acceder al importante mercado nacional con primicias que se dan en frutas y hortalizas cuya maduración se produce meses antes que en otras zonas productoras tradicionales. Esta cualidad de primicias permite obtener un precio diferenciado y ventajoso a los agricultores de Misiones”, decía el empresario que en múltiples ocasiones viajó con productores y profesionales para tomar nota de los adelantos que mostraba la producción de Brasil en varios cultivos que podrían replicarse en Misiones.

Apuntando a ese mayor valor de la producción local, ya hay casos o experiencias de productores locales que se están orientando a nuevos compradores. Y con sus experiencias demuestran que es posible trabajar en cantidad y volumen para generar otras alternativas a las tradicionales. Diversificando también la posibilidad de que otros compradores, de otras provincias o países, puedan llegar a pagar más por una producción exquisita que de no hacerse en la tierra colorada, debería traerse desde distancias muy lejanas.

Así, en San Javier, un grupo de amigos se asociaron para aprovechar la dulzura particular de las frutas tropicales en Misiones y enviarlas a ciudades muy distantes. Producen y envasan variadas pulpas y también le compran su producción a colonos para diversificar sus envíos que se utilizan en negocios gastronómicos de las principales ciudades del país (ver página 4).

También la demanda constante de las grandes ciudades se evidencia en los cargamentos que llegan diariamente al Mercado Central de Buenos Aires donde se mezclan cajones de frutas, verduras y especias. Los envíos se hacen con frecuencia desde la tierra roja alternando mandiocas, con limas tahití, mamones, mangos y como una novedad para muchos, pitayas y yacón (similar a una batata), que también se está cultivando más en Misiones (ver página 5).

Las oportunidades para expandir el cultivo de frutas también requieren el pedido constante de asistencia técnica. En tal sentido, desde el Ministerio del Agro y la Producción recordaron la variedad de alternativas que  en los últimos años vienen creciendo o que los productores empezaron a adoptar como alternativa para tener otra fuente de ingresos. Se recordó que hay envíos al Mercado Central de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Corrientes entre otras experiencias (ver página 6).

Finalmente, desde el comercio de frutas y verduras se enfatizó que al tener más abastecedores locales, se evitaría la alta dependencia actual a otras provincias.  Se estimó que sólo en la compra de verduras de hoja se envían unos 600 millones de pesos por semana para el abastecimiento del Mercado Central.

Se ejemplificó el caso del ananá misionero, que pese a ser una fruta exquisita y superior en muchas condiciones a la fruta que ingresa desde Brasil o Ecuador, no puede despegar para generar un volumen que al menos alcance para cubrir el consumo provincial.

Se entiende también que los productores locales requieren un apoyo especial para que puedan desarrollar volumen de producción y así convertirse en abastecedores confiables de grandes centros de consumo o grandes empresas, que actualmente compran casi todo a otras provincias. Con una mayor oferta local fuerte se entiende que se benefician tanto vendedores como productores y el público en general por el mayor dinero que circularía por la provincia. 

 

Informe de domingo

 

Las frutas misioneras, con mucho potencial en el mercado nacional

Pulpas de frutas tropicales tienen buena salida desde San Javier

Buenos Aires recibió unas 9.000 toneladas de productos misioneros

De Misiones al país: cinco frutas son protagonistas

La mandioca lidera la producción misionera

Cuencas y acciones para más desarrollo

Producción orgánica para hoteles de Puerto Iguazú

Con más producción propia, se evitaría la fuga de millones de pesos

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias