martes 05 de marzo de 2024
Muy nuboso 24.7ºc | Posadas

Quien inventó o descubrió el vidrio transparente

jueves 26 de enero de 2023 | 6:00hs.
Quien inventó o descubrió  el vidrio transparente

Vamos a hablar algo de tecnología, ya que además de comentarista de la realidad social. soy ingeniero. El vidrio es un material sólido y transparente, de gran dureza, pero también muy frágil. Además –biológicamente– es inorgánico y no posee estructura cristalina. Hoy se fabrica con materias primas naturales: carbonato de sodio, sulfato de sodio, piedra caliza y arena, que se funden en las proporciones adecuadas a muy altas temperaturas (entre 1.300º y 1.400º C), dependiendo de la composición de la mezcla con la que se trabaje. A alta temperatura, el vidrio fundido es, en estructura química, similar a los líquidos, pero a temperatura ambiente se solidifica; o sea que el vidrio se puede verter, soplar, prensar y moldear en muchas formas.

Considerando los primeros vidrios conocidos o fabricados por el hombre, el vidrio tuvo origen durante la Edad de Bronce, entre los años 3.500 a.C. al 3.000 a.C. en que aparecieron las primeras vasijas hechas completamente con vidrio.

El antiguo historiador Plinio el Viejo cita en su obra ‘Historia natural’ que el descubrimiento del vidrio tuvo lugar en Siria por los mercaderes de natrón (material de sosa, hoy conocido como hidróxido de sodio (NaOH), lejía de sosa o soda cáustica); en la ruta que realizaban hacia Egipto, quisieron preparar la comida y, para ello, necesitaron rocas donde apoyar sus ollas, así que decidieron utilizar las piedras de natrón que transportaban. Al día siguiente, comprobaron que el natrón se había fundido, y al contacto con la arena del suelo, se había convertido en un material brillante, parecido a una piedra, era vidrio. Este fue el origen del vidrio fabricado.

En la Edad Antigua, los egipcios y los fenicios fueron los principales fabricantes y proveedores de vidrio, pero cuando Roma conquistó Egipto, muchos vidrieros emigraron a Roma, donde su arte fue apreciado por los patricios. Por este reconocimiento, se abrieron fábricas de vidrio en Hispania, Las Galias y Britania. Una vez que cae el Imperio Romano, los fabricantes de vidrio se desplazaron a Siria y Bizancio. Los fenicios superaron a los egipcios en perfección y fama al obtener por primera vez vidrio transparente e incoloro con las arenas finas de su famoso río Belo.

En el siglo I a.C se descubre en Tirón, al este de la costa mediterránea, la técnica del vidrio soplado, que se extiende a todo el Imperio Romano. La invención de la caña de soplar vidrio pastoso constituyó una verdadera revolución tecnológica y convirtió a los productos de vidrio en accesibles para grandes sectores de la población.

Durante la Edad Media, el vidrio se convierte en un artículo de lujo, sólo al alcance de la nobleza, la burguesía y el alto clero.

Finalmente, la Revolución Industrial fue uno de los hechos más importantes en la historia tecnológica de la humanidad. Gracias a ella, el vidrio se extendió a toda la población. La mecanización hizo posible el aumento de la producción y que se puedan realizar objetos sencillos como vasos, cristales, espejos abaratándola significativamente.

Aunque en toda la historia, desde su nacimiento, los recipientes de vidrio han sido utilizados para albergar vinos, aceites, esencias y medicamentos, es a mediados del siglo XVII cuando empieza a difundirse la botella como la conocemos hoy en día, extendiéndose, además –gracias al uso del tapón de corcho– que proporciona un uso más seguro e higiénico.

A finales del siglo XVIII, en Francia, el gobierno ofreció un premio para quien descubriese un método útil para conservar los alimentos. Este descubrimiento era de vital importancia, pues debía servir para poder alimentar a los soldados de Napoleón Bonaparte. Fue Nicolás Appert quien dio con la solución y descubrió que ciertos alimentos, envasados en tarros de vidrio, sellados y posteriormente calentados, no se alteraban, pudiendo ser conservados indefinidamente. Y esto dio lugar a las conservas mediante la técnica de la esterilización en vacío.

Gracias a esto, en 1810 se establecieron las bases para el nacimiento de la industria alimentaria, que luego sería perfeccionada por Pasteur a fines del siglo XIX. Este científico francés fue el impulsor del proceso de pasteurización: en sus investigaciones descubrió que al calentar la leche antes de envasarla en botellas de vidrio se destruían las bacterias que contenía sin alterar el sabor de la leche. Gracias a sus investigaciones se han evitado millones de muertes en el mundo.

Otro de los puntos fuertes del vidrio, que lo ha hecho uno de los materiales más empleados a lo largo de la historia es la posibilidad de reusarlo, ya que el vidrio puede reciclarse infinitas veces, manteniendo exactamente las mismas propiedades originales. El reciclaje de envases de vidrio tiene grandes beneficios ambientales, ya que evita la extracción de materias primas de la naturaleza, así como la emisión de CO2.

Es realmente –pese a su fragilidad– uno de los productos industriales más apreciados por todos los humanos.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias