viernes 03 de febrero de 2023
Cielo claro 27ºc | Posadas

Una colilla de cigarrillo pudo haber sido ser la causa del incendio

Incendio en un aserradero causó alarma en vecinos

Cuatro dotaciones de bomberos trabajaron ayer a contrarreloj para apagar un incendio de grandes proporciones desatado en el aserradero El Japonés

miércoles 25 de enero de 2023 | 6:08hs.
Incendio en un  aserradero causó alarma  en vecinos

Cuatro dotaciones de bomberos trabajaron ayer a contrarreloj para apagar un incendio de grandes proporciones desatado en un aserradero del barrio Luis Piedrabuena de Posadas.

Según fuentes oficiales , el fuego fue avanzando de manera rápida pasado el mediodía hacia gran parte del predio que tiene alrededor de dos hectáreas, conocido como El Japonés, ubicado por la avenida Zapiola y calle San Antonio.

Los vecinos que viven en las cercanías estaban preocupados por la posibilidad de que el fuego llegue hasta sus casas si no era controlado a tiempo por los brigadistas. “No sé qué pasa con la Municipalidad que no le llaman la atención al dueño, casi se quema mi casa”, comentó en las redes sociales una de las residentes de las viviendas aledañas al aserradero, y aseguró reclamar reiteradas veces a las autoridades municipales sobre el peligro que pueden provocar los residuos de la propiedad obrera.

Incluso hubo vecinos que, ante el avance del fuego, empezaron a mojar la extructura de su casa por el temor que las llamas de las malezas alcancen la propiedad. Uno de ellos fue el señor Ibáñez, domiciliado detrás del predio, quien manifestó que el hollín cubrió toda su pileta.

Sin daños graves

“De la estructura del aserradero no quemó ni afectó nada. Las máquinas y las casas aledañas tampoco, sólo las maderas que estaban en desuso. Fue corto el incendio, sólo falta terminar de quemar algunos troncos para que no se vuelva a prender”, indicó uno de los brigadistas presentes.

El incendio se concentró donde se desechan los residuos de la producción de aserrín. Foto: Natalia Guerrero

Asimismo, en otros sectores algunos trabajadores colaboraron con los bomberos moviendo troncos que estaban apilados -para sacarlos de la trayectoria del fuego- en tanto que los demás, con baldes, trataron de enfriar las zonas quemadas para evitar nuevos focos.

Sobre qué pudo haber desatado el incendio, la hipótesis principal avanza sobre la posibilidad de que desde algunos de los camiones que fueron a cargar aserrín para las olerías, pasado el mediodía, hayan lanzado en el lugar una colilla de cigarrillo encendida.

“Me parece que desde un camión que vino a cargar viruta alguna de las personas tiró una colilla (de cigarrillo) o por efecto de alguna chispa del camión seguramente”, analizó Claudio, hijo del propietario.

Aunque certeza sobre eso tendrá recién con la pericia de los bomberos, una vez que el incendio sea extinguido. “Generalmente los oleros vienen a buscar viruta”, aclaró.

Por otro lado, se acercó a ver la gravedad de lo ocurrido el secretario general del sindicato de la madera, Pablo Báez, quien indicó que “por suerte el incendio fue sólo en la parte donde se desecha la madera y la gente viene a buscar las virutas. La parte donde se produce no afectó. Eso nos genera tranquilidad a nosotros como representantes de los trabajadores porque significa que la actividad va a seguir. Por suerte tampoco hubo que lamentar daños de las máquinas”.

Además, recordó que “algo así ocurrió en Candelaria, pero con la diferencia de que allá afectó la parte donde producen, donde cortan la madera. Eso generó que los trabajadores no puedan producir en los posteriores días y meses”.

Trabajaron en el lugar cuatro dotaciones de bomberos. Foto: Natalia Guerrero

“Recuerdo que fuimos esa vez y nos encontramos con un panorama donde uno veía cómo todo el galpón se estaba prendiendo fuego y los trabajadores estaban a un costado apilando maderas, con la tristeza de no saber qué iba a pasar”, continuó.

Por otra parte, advirtió que “esto seguramente va a llevar unos días para apagar definitivamente el fuego. Tanto por el clima como por el aserrín en el piso, pero por lo menos ya está controlado. Además de que hay mucha madera acumulada, va a llevar unos días en terminar de quemar”.

Además, el sindicalista mencionó  que “nosotros como sindicato nos hacemos presentes pensando siempre en los compañeros, porque cuando afecta en los sectores donde se trabaja los que quedan desprotegidos son ellos, porque en el contexto que nos encontramos, si llega a haber un parate se nos complica”.

Asimismo, resaltó que fue importante la gente que se acercó a colaborar con los obreros para ayudar el trabajo arduo que hicieron los bomberos, quienes acturaron con “tranquilidad eficiencia y repidez necesaria”.

Por último mencionó que “no queríamos que afecte la parte de producción por el antecedente de lo que pasó en el aserradero Magral, en Candelaria, que fue un incendio completo, lo que dañó fue toda la parte de la producción y los obreros quedaron desamparados”.

“Por suerte en esta oportunidad fue más oportuno y se pudo controlar”, cerró.


Un episodio similar con un final más triste

El fuego se inició durante la madrugada del 12  de Julio pasado y arrasó cerca del 80% de la estructura de la fábrica del empresario maderero Carlos Sato, reconocido exportador e industrial de Misiones. El fuego habría afectado prácticamente la fábrica completa ante los fuertes vientos que se registraban en el momento

del incendio. Se quemó toda la línea de máquinaria de molduras, equipamientos de remanufacturas, tres secaderos, y el área de depósito con el stock completo de productos para despacho de exportación y con destino al mercado interno.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias