viernes 03 de febrero de 2023
Cielo claro 27ºc | Posadas

Las fumigaciones actúan sobre los ejemplares adultos y no afectan a las larvas

Advierten que el abuso de pesticidas favorece la resistencia en mosquitos

Especialistas indican que su uso indiscriminado genera efectos adversos en el ambiente y la salud, a la vez que hace que los insectos sobrevivan a los químicos

martes 24 de enero de 2023 | 9:45hs.
Advierten que el abuso de pesticidas favorece la resistencia en mosquitos
La aplicación de insecticidas debe tener en cuenta el comportamiento de la especie que busca erradicar. Foto: Archivo
La aplicación de insecticidas debe tener en cuenta el comportamiento de la especie que busca erradicar. Foto: Archivo

El brote de casos de chikungunya en Paraguay mantiene encendidas, desde hace semanas, las alarmas en la región sobre la necesidad de aumentar el control de los vectores que transmiten las arbovirosis. En este aspecto, la eliminación de los mosquitos adultos a través de insecticidas no sólo no termina con el problema, sino que representa un riesgo para la salud y, además, varios ejemplares han demostrado ser resistentes a sus principios activos.

En este contexto, Fabricio Tejerina, titular de la director de Vigilancia y Control de Vectores de Posadas, remarcó que “en distintas partes del mundo, el uso indiscriminado de insecticidas genera selección de mosquitos resistentes”, al tiempo que mencionó que sólo mata a los ejemplares adultos y no tiene efecto sobre las larvas.

“Si se fumiga y no se termina con los criaderos, lo único que se hace es tirar veneno a la naturaleza, matar a otros insectos que son beneficiosos para el medioambiente, afectar a otras personas que tienen problemas respiratorios. No tiene ningún efecto residual y tampoco preventivo”, agregó.

Por otra parte, Laura Vanesa Harburguer, que forma parte del Centro de Investigaciones de Plagas e Insecticidas (Citefa-Conicet) y monitorea la resistencia a insecticidas en vectores de chagas y dengue con el objeto de establecer estrategias alternativas de control, habló con Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7 y dijo: “Hay un concepto acerca de la resistencia que tiene que quedar claro: en realidad, en una población de insectos nos vamos a encontrar con individuos que naturalmente son susceptibles a los insecticidas y otros que no”.

“Si nosotros aplicamos de manera continuada un insecticida, lo que estamos haciendo es matar a los individuos susceptibles y cada vez van a quedar más los de la proporción de resistentes, pero no es que el insecticida produce una mutación que hace que aparezcan individuos resistentes, sino que ya están naturalmente en esa población”, aclaró.

Además apuntó que al aplicar un insecticida se ve una mala ejecución en campo: “Cuando se aplica y se observa que no mata, la tendencia que se suele hacer es aplicar más insecticida en mayor cantidad y con más frecuencia y esto lo único que hace es no matar al mosquito y producir un daño ambiental que puede ser severo dependiendo de cómo se haga la aplicación”.

Otro aspecto que mencionó la investigadora es que muchas veces el pesticida no funciona porque la aplicación no tiene en cuenta el comportamiento de la especie que busca erradicar.

“Por ejemplo, el insecticida no se puede aplicar en cualquier momento, tiene que ser en el horario de actividad del mosquito, porque o si no, no voy a lograr el efecto deseado y por ahí le echo la culpa a que es resistencia y es que se aplicó mal”, refirió.

Estudio
Sobre el estudio que realiza la profesional comentó que trabajan hace más de 40 años con el tema de resistencia a insecticidas, enfocados en las vinchucas que son los vectores del mal de Chagas y, recientemente, “debido a que las epidemias de dengue son cada vez más frecuentes y se aplican más insecticidas, empezamos a estudiar lo que pasaba con el mosquito”

“Sacamos una publicación científica con lo cual está comprobada la presencia de resistencia a piretroides (un componente insecticida) en Salta, particularmente en la localidad de Salvador Maza. Detectamos esta resistencia y actualmente seguimos trabajando en algunas localidades del NEA y NOA, todavía no tenemos resultados definitivos, pero, en general, el fenómeno de la resistencia a piretroides -que se utiliza actualmente en las campañas de control- está bastante extendido, entonces nosotros cuando detectamos la resistencia empezamos a evaluar alternativas”, indicó.

No obstante, aclaró que en todos los casos los insectos son susceptibles si se aplica otro tipo de insecticidas que pertenece al grupo organofosforado, que podría ser una alternativa para controlarlo, “el tema es que ambientalmente no es tan amigable como los piretroides, que es lo que se está usando hoy en día, entonces la verdad que las alternativas que hay no son muy alentadoras. Hay que ser muy conscientes a la hora de aplicarlos”.

 

Chikungunya: se reportaron 2.754 casos

El último parte del Ministerio de Salud y Bienestar Social de Paguay reportó 2.754 casos de chikungunya y 22 de dengue en el vecino país. El registro reúne contagios que se detectaron entre el 24 de diciembre pasado y el 14 de enero último. Así, entre el más reciente reporte dado a conocer la semana pasada y este, los casos aumentaron en 1.350. Los lugares más comprometidos por el brote son la región Central con 1.816 casos y Asunción donde 838 personas ya se contagiaron.

En cuanto al dengue, el 86% de los casos se registran en el área metropolitana antes mencionada. En cuanto a los internados por chikungunya, se mencionó que son 58 personas, de las cuales nueve se encuentran en terapia intensiva.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias