viernes 03 de febrero de 2023
Cielo claro 27ºc | Posadas

Los más jóvenes hoy asesoran a su mentor sobre nuevas técnicas veterinarias

“En la facultad aprendí la teoría, pero el oficio se lo debo a mi padre”

Alejandro (33) y José Luis (31) heredaron la pasión y el amor por los animales de su padre Luis Bartel (66), experimentado profesional de Jardín América

lunes 23 de enero de 2023 | 6:04hs.
“En la facultad aprendí la teoría, pero el oficio se lo debo a mi padre”
Alejandro Bartel (33) atendiendo a su paciente. Foto: Esteban González
Alejandro Bartel (33) atendiendo a su paciente. Foto: Esteban González

El simple hecho de compartir la misma pasión, cuidar y amar a los animales, la posibilidad de acompañarlos y brindarles cariño también es un gesto que se transmite de generación en generación.

En este sentido, Alejandro Bartel (33), un veterinario de Jardín América que heredó el oficio de su papá Luis Bartel (66) y tiene a su vez a su hermano José Luis Bartel (31), también profesional en el rubro. Una familia de veterinarios que se dedican día a día a atender animales y por ese motivo contaron su historia a El Territorio.

“Gracias a papá aprendí muchísimo, siempre digo que por él tengo mucha práctica, luego en la facultad aprendí más lo teórico pero el oficio se lo debo todo a mi padre”, dijo Alejandro en diálogo sobre su progenitor. Padre e hijo trabajan a la par en una veterinaria de Jardín América y el joven profesional dijo que heredó el amor por los animales gracias a Luis.

Alejandro dijo que desde que tiene uso de razón se acuerda que iba con su papá al campo, donde también llegaba junto con su hermano menor José Luis.

“En la familia somos tres hermanos, yo soy el mayor y el que me sigue también es veterinario, él trabaja en Resistencia (Chaco) y tomó ese camino luego de recibirnos, y yo volví”, recordó sobre cómo se dio en la familia la opción de especializarse en la misma rama. A su vez rememoró los viejos tiempos donde sus vacaciones eran ir al campo con Luis para el cuidado de animales, procurando que estén en muy buen estado. Esos momentos son imborrables para Alejandro, quien tiene aún hoy, la dicha de abrazar junto a su papá el mismo oficio y trabajar juntos.

Al ser consultado sobre cómo avanzó el rubro con el correr del tiempo, Alejandro respondió: “Cambió muchísimo con la tecnología, antes hacer una ecografía a un animal era muy difícil, lo que desde hace un tiempo se facilitó un montón”. Y sobre la ayuda mutua entre padre e hijo, acotó que Luis lo asistió siempre con la práctica, la mayor parte de lo que sabe es gracias a él, a lo cual agrega la utilización de nuevos aparatos que salen con el paso del tiempo y que sirven para asistir a los animales.

“El cariño y amor que uno tiene hacia los animales es único, si estoy en otro lugar, no sé si sería yo”, expresó. En el futuro, Alejandro tiene el deseo de seguir compartiendo el oficio con su papá así como lo hace, ya que es un acompañamiento mutuo, que le produce mucha satisfacción.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias