Domador de mercados

Esta semana, el ministro de Economía, Sergio Massa, logró domar los mercados con una medida sorpresiva. Lo que todavía no logra domar es la inflación. En Misiones, los caballos del oficialismo trotan firmes, mientras la oposición lo hace por caminos con obstáculos
domingo 22 de enero de 2023 | 6:00hs.
Domador de mercados
Domador de mercados

La Argentina se caracteriza por tener en su amplia oferta turística un sinnúmero de fiestas y festivales populares. Nacionales, provinciales, municipales, todos con el objetivo de reunir a los ciudadanos para mostrar sus costumbres y tradiciones. Sin ir más lejos, en Misiones la oferta es tan variada que hay más fiestas populares que fines de semana. En enero hay un festival nacional que es tradición y que se destaca por sobre el resto. No se hace en Misiones, sino en Córdoba, provincia que desde hace tiempo es un punto de interés para la política. Pero volviendo a las tradiciones, se realizó entre el 6 y el 16 de enero pasado el Festival de Jesús María. Festival de doma y folclore. Un encuentro en el que además de poder disfrutar de la música argentina, se puede ver la destreza de los gauchos tratando de controlar a bravos caballos, que no siempre se dejan manejar.

Mientras esto pasaba entre las sierras cordobesas, en la city porteña, bajo un calor agobiante pero en un cubículo con aire acondicionado, Sergio Massa se calzaba su traje como el gaucho que se pone la bombacha y la camisa para salir a la pista. Se peinaba frente a un espejo y se arreglaba, así como el gaucho se pone la boina y se asegura que quede firme. Y así como el hombre de campo se sube al potrillo, el ministro de Economía se sentó en el salón de conferencias del ministerio, apenas empezada esta semana, y se dispuso a domar los mercados.

Es que entre el final de la semana pasada y el inicio de la que está terminando los mercados financieros se pusieron tensos. Los dólares financieros y paralelos comenzaron a subir y la barrera psicológica de los 400 pesos se vio demasiado cerca. Entonces, cuando muchos especularon con que Economía anunciaría un nuevo billete de mayor denominación, apareció el ministro con el anuncio de que la Argentina, con fondos disponibles del 2022 y algunos ahorros previstos del 2023, saldría a recomprar bonos de deuda.

Como el potrillo que se rinde ante las espuelas, el mercado financiero se frenó. Las cotizaciones de las diferentes versiones de la moneda estadounidense comenzaron a bajar, el riesgo país retrocedió como hacía tiempo no lo hacía, los bonos argentinos comenzaron a revalorizarse y la calma pareció colmar el mundo financiero que, llegó al fin de semana recuperando algo de todo lo bajado, pero muy lejos de la tensión con la que había comenzado el lunes. Como hombre cercano al circulo rojo, la doma de la macroeconomía es lo que mejor le sale, al parecer, a Sergio Massa.

El cimarrón de Massa

Un caballo cimarrón es un caballo que vive en estado salvaje, de los más difíciles de domar. Massa tiene su cimarrón, y al parecer es bastante bravo. Tanto que tuvo que pedirle ayuda al sindicato de Camioneros, uno de los más grandes y más poderosos del país, para que lo ayude. La inflación es el caballo cimarrón de Sergio Massa. No logra domarla, no se deja controlar ni a espuelazos ni a rebencazos. Ni siquiera cuando se le vendan los ojos con los Precios Justos la inflación cede. Esta semana la consultora LCG presentó un informe, que lo desarrolló el sitio de noticias financiero Ambito.com, en el que da cuenta de que en las últimas semanas la inflación de los alimentos se aceleró y enero se acerca más al 6% de promedio mensual que al 4% que necesita el gobierno para volver a mostrar una tendencia a la baja.

En ese contexto se anunció que sindicatos, como el de los camioneros, y organizaciones sociales cercanas al gobierno nacional colaborarán en el control del cumplimiento de precios de los programas que lanzó el Ministerio de Economía con el objetivo de mantener a raya la inflación. Se aclaró bien que la tarea será de control e información y no de coerción sobre las empresas.

Incertidumbre en el palenque peronista

Mientras Sergio Massa busca controlar a sus potrillos, la cuadrilla del peronismo está inquieta. Algunas semanas atrás, más precisamente desde que Cristina Fernández anunció que nos sería candidata a nada, las miradas se posaron sobre Massa como el salvador electoral del espacio. Un Massa que insiste, públicamente, con que no está interesado en candidaturas en tanto y en cuento no pueda terminar de domar la inflación. La dificultad que está teniendo para lograrlo y la decisión de Cristina de mantenerse firme en su postura genera inquietudes, y más cuando esta semana se conoció una encuesta de CB Consultores que indica que sin Cristina Fernández en la boleta de la provincia de Buenos Aires, sea en el cargo que sea, la elección la puede ganar Diego Santilli, de Juntos por el Cambio, dejando segundo al actual gobernador Axel Kicillof.

Con esa encuesta circulando en todos los medios, amigos y enemigos del Frente de Todos, se encontró Cristina Fernández esta semana en su regreso a Buenos Aires para retomar sus actividades, tras un descanso en el Sur. Se encontró con eso y con un operativo clamor de La Cámpora, que ya no oculta detrás de líneas sugerentes su pedido para que sea candidata. Se habla ya de la posibilidad de organizar una marcha de clamor popular a Cristina, digamos de súplica, para el 24 de marzo próximo.

Es que la situación empieza a complicarse en la provincia que define buena parte de la elección nacional. Los intendentes empiezan a mirarse de costado y empiezan a pensar en armados paralelos. Y como si eso fuera poco, esta semana resurgió de las cenizas un histórico peronista del conurbano. Eduardo Duhalde reapareció a través de las redes sociales, más precisamente desde Twitter, para anunciar el armado de un espacio peronista en la provincia de Buenos Aires. El que fuera hombre fuerte del peronismo, hace tiempo que no pega una. Todas sus apariciones fueron para limar a los diferentes gobiernos justicialistas y no para construir una alternativa ganadora. 

Alberto en su palenque

Solo en su palenque está el presidente Alberto Fernández, que al parecer se propuso recorrer el país inaugurando obras como una manera de mostrarse activo, y, en gestión, prepara un festival algo más importante. Internacional, con una estrella de lujo. En la semana que está por empezar se desarrollará el encuentro de presidentes de la Celac. Y la estrella principal será el brasileño Luis Inácio Lula da Silva, que llegará al país como primer destino internacional desde que reasumió la presidencia, para su tercer mandato.

Pero que no lo hará sólo para participar del encuentro de autoridades, sino también para tener encuentros bilaterales con su par argentino, con el que se esperan firmar acuerdos comerciales, energéticos y financieros, que pueden significar un alivio para la economía argentina en el mediano plazo. Algo que el gobierno, y todo el frente oficialista, necesita si quiere tener chances electorales este año. El líder del gigante sudamericano ayer descabezó al titular del Ejército brasileño como secuela del intento de golpe de Estado sufrido apenas una semana de haber llegado Lula a su tercera presidencia. 

Más allá de los movimientos en Brasil, para el festival internacional todo parecía perfecto, con la confirmación de que Lula vendría dispuesto a avanzar con los acuerdos planteados por Argentina, y con ello correr a la oposición de la agenda mediática, dada las cataratas de buenas noticias financieras, energéticas y productivas. Pero Alberto volvió a dar un paso en falso.

A mediados de esta semana se supo que para el festival llegarán tres de los presidentes más cuestionados de la región, por su poco apego a los sistemas democráticos. Nicolás Maduro de Venezuela, Daniel Ortega de Nicaragua y Miguel Díaz-Canel de Cuba. Y no solo llegarán para el encuentro de autoridades, también se preparan encuentros privados con su par argentino. La oposición encontró de donde agarrarse para volver a ser estrella y los medios que cuestionan al gobierno encontraron un tema que puede opacar lo positivo de los acuerdos con Brasil. La falta de timing político es una característica de la gestión del gobierno nacional.

El desordenado palenque opositor

El palenque opositor sigue desordenado, un desorden que por momentos se transforma en un caos total. Las vacaciones que se tomó Patricia Bullrich le dieron algo de aire y visibilidad a Horacio Rodríguez Larreta, que sigue en sus recorridas por el país visitando dirigentes y vecinos. Recaló esta semana en Corrientes, donde se reunió con el radical Gustavo Valdés, radical que en apenas tres días recibió a Larreta, a Facundo Manes y a Patricia Bullrich, claramente juega con todos por ahora. Esas recorridas traerán a Larreta, nuevamente, a la tierra colorada. Será hoy por la tarde/noche, cuando llegará a Puerto Iguazú, donde se quedará hasta mañana, para tener contacto con la dirigencia y con los vecinos de la zona.

Mientras Larreta recorre el país, también suma apoyos políticos. Esta semana reapareció Lilita Carrió, que se reunió con Gerardo Morales, quien se perfila para acompañar a Larreta en una fórmula presidencial. Con gestos, Lilita ya se mostró más cerca de la idea de que Larreta sea su candidato para las Paso de agosto próximo.

Patricia Bullrich, mientras tanto, no se queda quieta e insiste en su candidatura. Mientras tanto, ambos esperan que Macri decida si participa o no de las internas del espacio. Y esperan, además, saber si el radicalismo finalmente tendrá una propuesta propia o aspirará, solamente, a ser vagón de cola del PRO. El partido centenario desde el fracaso con De la Rúa que no mete un presidente, complicado para el crecimiento del partido que sigan sin liderar un espacio que lleve un radical al sillón de Rivadavia.

Misiones al trote

Los caballos del oficialismo misionero trotan firmes y tranquilos por la provincia y por el país desarrollando la gestión de gobierno. Lo hacen con la mirada puesta en un proyecto de provincia que está claro desde hace ya 20 años. Esta semana el gobernador Oscar Herrera Ahuad estuvo por las oficinas de dos importantes ministerios nacionales gestionando fondos para la tierra colorada. Allí consiguió firmar un acta de intención con José de Mendiguren, secretario de Industria y Producción de la Nación, para extender los programas Ahora de Misiones. Además, un encuentro con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, en el que se acordó la llegada de fondos a la Provincia para la terminación de las obras relacionadas con el Silicon Misiones. “Gestionar es conseguir fondos”, dice una premisa que muchos repiten en los pasillos del gobierno de Misiones. El gobernador hace honor a esa frase.

En paralelo también va al trote rápido el armado electoral del Frente Renovador. El oficialismo provincial prepara una propuesta electoral en la que prometen que se destacarán la juventud, la militancia, los independientes, los deportistas, los voluntarios y los profesionales. Una propuesta, según indican, distinta a la de los dos frentes nacionales, Frente de Todos y Juntos por el Cambio, que perfilan como candidatos los mismos nombres que en elecciones anteriores.

En la renovación destacan, además, que se verá en la oferta a muchos de los jóvenes que en los últimos tiempos abandonaron las filas de los partidos tradicionales. En el oficialismo misionero aseguran que los jóvenes se van de esos espacios porque están encerrados en ideas del pasado, mientras que en la renovación se proyecta hacia el futuro, con las nuevas tecnologías que son lo que hoy la sociedad demanda. A esa lógica responde la elección de Lucas Romero Spinelli como compañero de fórmula de Hugo Passalacqua para la contienda por la gobernación provincial.

Así, esta oferta para muchos dirigentes representa una especie de refundación de la renovación, centrada en jóvenes atraídos por un espacio de mentalidad abierta y que da la posibilidad de ser protagonistas, enriqueciendo el proyecto político misionerista. En el oficialismo provincial aseguran que, tras 20 años de existencia, el Frente Renovador inicia un nuevo capítulo, con nuevos actores que le dan un nuevo impulso.

Desde el palenque opositor

En la vereda de enfrente, en lo que respecta a Juntos por el Cambio Misiones, la cosa no está tan alterada como a nivel nacional. La posibilidad de una fórmula encabezada por un radical y un activo militante, dicen, está encaminada. Confían que es posible que haya un acuerdo entre las partes, y que Martín Arjol y Pedro Puerta puedan encabezar la propuesta opositora provincial. Pero la suerte aún no está sellada y quedan temas por debatir.

Lo que es seguro es que para el 13 de marzo estarán definidas las candidaturas, es que si no hay acuerdo, el 12 de marzo habrá internas para definir quienes encabezarán la propuesta local. El tema es que quieren cerrar todos los casilleros juntos, esto es, la propuesta provincial más los cargos nacionales y ahí es donde se complica la cosa. Puesto que quienes lideren las listas nacionales tienen posibilidades de ingresar, por lo tanto, para liderar las listas a diputado y senador nacional tienen muchos aspirantes de todos los colores del espacio. Pero en política la estrategia pesa y puede haber algunos contendientes que disponen de tiempo y recursos para las carreras de largo alcance. 

Así, la política de esta semana se asemejó mucho a un festival de doma, en el que los domadores de mayor destreza lograron controlar a sus potrillos, mientras que los otros terminaron cayendo del caballo y deberán esperar otra oportunidad.

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?