¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Lo explicó Martín Rapetti, coordinador de la comisión de carnes de CRA

Prevén escasez de terneros y subas en el precio de la hacienda

Es a nivel nacional y a consecuencia de la extensa sequía de los tres últimos años. Recuerdan que tanto el kilo vivo como la carne al público vienen con valores retrasados.
lunes 02 de enero de 2023 | 3:30hs.
Prevén escasez de terneros y subas en el precio de la hacienda
Prevén escasez de terneros y subas en el precio de la hacienda

A modo de balance del impacto climático en la ganadería regional en el último año Martín Rapetti, coordinador de Carnes de Confederaciones Rurales Argentina (CRA), apuntó que como consecuencia más visible, este año habrá menos terneros o animales jóvenes para enviar a faena. Y a consecuencia de esta menor disponibilidad, se proyecta una fuerte alza de precios actuales para la hacienda en el país. Sobre esta proyección, recordó que actualmente tanto los precios de la hacienda como del producto en las carnicerías están muy por debajo del alza que mostró la inflación en el año.

"La sequía de 2022 (que pasó) en Corrientes y una parte de Misiones, también en Entre Ríos, fue más complicada que la del 2021 por varias razones. Primero porque fue la tercera que en la acumulación se fue sintiendo más, porque había menor disponibilidad de pasto, también por la continuidad de días de sol pleno más intensos, al menos hasta diciembre", señaló el directivo y ganadero correntino.

Y sobre las restricciones para generar alimento, apuntó que "eso ocasionó que nuestras vacas no tengan una buena condición corporal para el invierno. En los campos del sur (de Corrientes) contabilizamos en el año 29 heladas, que si bien fueron muchas no llegaron a hacer mucho daño por hubo algunas lloviznas. Además hay que tener en cuenta que tenemos suelos muy duros y si llueven de golpe 150 milímetros, no sirven de nada, porque el agua tarde en infiltrarse. Así que en algunos lugares que llueva un día no alcanza para nada", comentó.

Remarcó que preocupa la condición de los animales para entrar en parición este año. "La situación corporal de la vaca es muy mala, este año los tactos (para prever la reproducción) fueron muy malos, la calidad de preñez es mala. Para los meses siguientes lo que estamos previendo es que el estado corporal de la vaca vaya empeorando, no hay celo y estamos previendo que van a faltar terneros. No me animo a hacer futurología, pero es evidente que pasará y faltarán kilos . También será peor la condición de los terneros por tener menos leche la vaca", consideró.

Sobre la menor disponibilidad de hacienda, recordó que tiempo atrás desde CRA alertaron que "el atraso de precios de la hacienda es más del 60% y la carne de un 42%. Y en la medida que en algún momento haya una recomposición de precios por faltantes o por varios factores que siempre ocurren, va a incidir en el costo de vida".

"Dejamos en claro que no somos formadores de precio, pero seguramente desde el gobierno se nos señalará cuando los aumentos ocurran e inevitablemente van a suceder", consideró el productor.

 

La sequía dejó poco margen de acción

Rapetti apuntó que en lo que hace al impacto de la sequía y en particular en la vecina Corrientes, es difícil anticiparse con inversiones para asegurar mejores recursos "Se pensó mucho en hacer perforaciones pero ocurre que en estos tres últimos años las napas bajaron más y se tiene que ir a mayor profundidad. Nos pasó con algunas aguadas que se secaron las napas y no pudieron tener recuperación", contó.

Indicó también que hubo ensayos con nuevas pasturas pero en varios casos no sirvieron. "También hubo fracaso con las pasturas que sembramos el año pasado. Por eso creo que la asistencia debe venir por el tema crediticio. El productor tiene que tener facilidades para la compra de forrajes y demás. Generalmente el que más sufre es el productor chico que no tiene acceso a los créditos. Son los que más están cargados, tienen 40 hectáreas con 40 y 50 cabezas, con 10 ovejas , unos lechones lo que sea", indicó.

 

Bajas para retomar una carrera alcista en breve

Luego de 30 meses consecutivos de encarecimiento en términos reales, la carne ingresó en la segunda mitad de 2022 en una dinámica opuesta. La caída del precio en los mostradores del mundo y la sequía que afecta a la Argentina aparecen entre las principales explicaciones de este fenómeno que, sin embargo, podría revertirse en los próximos meses según señaló un reciente informe del eldiario.ar.

El movimiento de los precios de la carne en los últimos seis meses contrasta con lo que ocurrió en 2020 y 2021, años en los que hubo incluso picos mensuales de más del 20%. De acuerdo al relevamiento del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), en noviembre el precio minorista promedio de la carne vacuna en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) volvió a caer en términos reales por sexto mes consecutivo, resultando 25% más barata en términos reales que en mayo y 20% más económica que un año atrás.

A grandes rasgos, hay dos factores lo que explican este escenario. Por un lado, se debe a una caída en la demanda. "Son dos los motivos que hacen que la carne se mantenga en los valores que está. El primero de ellos es la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, producto de la enorme emisión monetaria", explicó a Ámbito Miguel Schiariti, presidente de la Cámara la Industria y el Comercio de la Carne (Ciccra).

"Por otro lado, la sequía está generando que los productores no puedan quedarse con los animales en el campo y entonces, a pesar de que pierden plata, los terminan rápidamente en un corral y los mandan al mercado. Esto genera, para la demanda que hay hoy, una oferta muy abultada, que impide que los precios se acomoden a los valores reales", remarcó Schiariti en diálogo con Ámbito.

Las alarmas podrían encenderse en el futuro cercano. "La mayor oferta actual presenta riesgos de mediano plazo, con un impacto potencial sobre los precios", destacaron desde Ecolatina, y agregaron: "El adelantamiento tanto de la salida de animales de los campos como de la zafra, sumado a que en escenarios de sequía cae la tasa de preñez y destete, provocarían una menor oferta en el futuro, que a la vez llegaría con menos kilos logrados producto de la pérdida de rentabilidad de los feedlots. La falta de lluvias también dificulta la posibilidad de cría, ante un mayor porcentaje de vacas vacías que por su estado físico no sólo no ingresan al ciclo reproductivo, sino que tampoco pueden criar a los terneros".

En ese escenario, se prevé una caída en el nivel de faena para el próximo año en torno al 9% con respecto al 2022. Esta menor oferta, en consecuencia, podría traducirse en un incremento del precio que paga el consumidor. Una corrección que, para recuperar lo perdido en los último seis meses, debería ser de algo más del 30%.

 

Aseguran que el fenómeno de La Niña comenzó a despedirse

El fenómeno climático de La Niña, caracterizado por una reducción en la caída de agua respecto al promedio histórico, ingresaría en una "etapa de transición" en el primer trimestre de 2023 hasta alcanzar "condiciones neutrales" y la normalización del régimen de lluvias en el Cono Sur, coincidieron entidades y especialistas consultados por Télam.

De esta manera, a finales del primer trimestre podría darse el final de este fenómeno, que tuvo tres etapas consecutivas sobre la región provocando períodos secos, el cual el más grave se dio en el último semestre de 2022.

"Según la información de distintos modelos internacionales que siguen este fenómeno, vamos a entrar a un trimestre de transición", indicó la licenciada en Ciencias de la Atmósfera del Instituto de Clima y Agua de Inta Castelar (Buenos Aires), Natalia Gattinoni.

En diálogo con Télam, sostuvo que "por lo pronto hay 50% de posibilidades de pasar a condiciones neutrales. Nos seguirán acompañando las condiciones frías del océano, y si bien se detectaron señales de debilitamiento, los pronósticos indican una transición durante este trimestre a una situación neutral".

¿Que opinión tenés sobre esta nota?