martes 05 de marzo de 2024
Muy nuboso 20.7ºc | Posadas

Otra oportunidad para cambiar y mejorar

Queda atrás un año marcado por la guerra y sus consecuencias. Se recordará como la etapa de resurgimiento en América Latina de la ola izquierdista. La Selección dio catedra, pero la dirigencia argentina aún no entendió el mensaje. Se viene un año de múltiples desafíos. Misiones transita una etapa de consolidación económica

sábado 31 de diciembre de 2022 | 6:05hs.
Otra oportunidad para cambiar y mejorar

El 2022 estaba llamado a poner fin a la incertidumbre que provocó la pandemia del Covid-19 al mundo. La aparición y altos niveles de vacunación prometían llevar tranquilidad a todos los hogares del mundo y volver a la normalidad tras aquella tragedia sanitaria de 2019 y 2020. Sin embargo, antes de finalizar el segundo mes del año que termina, comenzaba a crecer la tensión entre Rusia y Ucrania, que se extiende hasta este momento. El conflicto bélico rápidamente terminó desatando otras crisis, como el aumento de los precios de los alimentos, empujando la escala inflacionaria a nivel global y generando crisis energética.

En América Latina, este año resurgió la nueva ola izquierdista, entre los más representativos puede citarse la victoria de Lula Da Silva en Brasil, desplazando al ultraderechista Jair Bolsonaro, como sucedió también con los triunfos de Gabriel Boric en Chile y Gustavo Petro en Colombia.

Ya casi al finalizar los dos últimos meses del año, en medio de la continuidad de la guerra entre Rusia y Ucrania en muchos puntos del planeta se descomprimirían las tensiones gracias al desarrollo del reciente mundial de fútbol celebrado en Qatar. Tal evento deportivo generó máxima alegría a los argentinos en general y en particular, a los que veían por primera vez campeona a la selección nacional, que logró su tercera estrella y que se suma a los conseguidos en 1978 y 1986.

En la economía nacional
En fútbol, de esta manera, se registraron muchos triunfos y alegrías, pero en la economía nacional se observaron numerosas pérdidas y tropiezos que llevaron durante el año al recambio de tres ministros en la gestión del presidente Alberto Fernández. Quien fuera titular de la cartera económica, Martín Guzmán dedicó gran esfuerzo hasta lograr reestructurar la deuda argentina con privados en 2021 y luego, concretar acuerdo con el FMI que había sido tomado por el presidente Mauricio Macri. Lo previo se le reconoce, pero no la manera intempestiva e irresponsable de haber renunciado a su cargo. En política siempre habrá una mirada crítica sobre el desarrollo de la gestión. Por eso no tiene fundamento aquel argumento de no soportar ser cuestionado por la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, dando a entender que dicha tensión y presión lo llevó a renunciar finalmente y ser reemplazado por un lapso muy breve por Silvina Batakis, quien duró un mes en el cargo. Finalmente, Sergio Massa aceptaría el cargo, pero con la condición de tener mayor control hasta llegar a lo que se denominaría en forma posterior como superministerio, desde donde pudo establecer mayor orden fiscal, acomodar el sistema tarifario e iniciar el proceso de cumplimiento de lo acordado con el FMI, que implica una revisión trimestral de las metas.

Distintos sectores le reconocen a Massa haber llegado a fin de año cumpliendo prácticamente todas las metas acordadas con el FMI, con algo de creatividad y, sobre todo, con la botonera del todo el tablero económico. Recuerdan que llegó al cargo para intentar revertir la crisis económica y hasta salvar al gobierno de Alberto Fernández. De hecho, ingresó cuando el gobierno estaba al borde del precipicio y evitó que explotara el país, como vaticinaban muchos agoreros mediáticos. Al contrario, recuperó poder político y logró articular acciones con otros sectores del Frente de Todos, donde estaban todos enfrentados.

Por eso, si bien el 2023 marca un año de limitado crecimiento, lo más importante -dicen los colaboradores de Massa- es tratar de sostener una economía ordenada.

Inflación y efectos
La pequeña desaceleración de la inflación, que bajó del 6% promedio que venía registrando a 4,9% en noviembre, no sólo trajo un poco de alivio, sino que entusiasmó al gobierno de que es posible una reducción y que podría repetirse similares datos de diciembre a conocerse en enero. Massa considera que si no se controla la inflación no hay futuro para el Frente de Todos, por eso desde su equipo económico aseguran que la meta es seguir bajando esos números. Muchos economistas, entre los que están fuera del gobierno, apuntan que la inflación del próximo año rondaría a valores similares a cómo terminará ahora, cercano al 100%. El índice de precios de algunos productos, como indumentaria y calzado -que fue el rubro con mayor aumento en un año-, así lo demuestran, al haber alcanzado el 122,4% o por citar otro rubro el de verduras, que se incrementó 152% respecto a 2021.

El alto costo de vida registrado este año llevó a un preocupante incremento de la pobreza e indigencia. Datos provenientes del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) indican que unos 17 millones de argentinos son pobres y 8,5 millones indigentes en el país. El estudio determinó que los nuevos pobres son de las clases trabajadoras de sectores medios y populares, vulnerables a las crisis, a la falta de trabajo y a la inflación. Y que los pobres estructurales se refugian en la economía informal de subsistencia.

De esta manera, claramente son prioridades que deberá ocuparse sin descanso el gobierno si pretende mejorarle la vida a la gente e intentar sostener el apoyo popular.

Datos positivos
La otra cara es que el crecimiento del PBI mejor que en otros países de la región y el mundo, donde se terminaría ubicando cerca al 6%, no deja de ser positivo como también las exportaciones de bienes que finalizarían en niveles récord, tanto por la suba de precios internacionales como la oportuna implementación del dólar soja, arrojando en definitiva un mínimo balance comercial superavitario y concluirá el año, con al menos un mayor nivel de reservas netas comparado al del año pasado. El otro tema que vuelve con su habitual amenaza es el dólar blue, aunque desde el Ministerio de Economía confían en volver a controlar.

Un fallo que sorprende
La Corte Suprema de Justicia de la Nación terminó con un fallo a favor de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ello generó el malestar en muchas provincias, porque nuevamente se terminará financiando a uno de los distritos más ricos a costa de las regiones más pobres. Fuentes cercanas a los lideres de la renovación afirman que este fallo volvió a mostrar que no hay idea federal en este país unitario y que ya sea por decisión del gobierno central o de la justicia, los beneficiados siempre terminan siendo el puerto de Buenos Aires, con la Caba como la ciudad más rica del país.

Cuando de la Justicia se espera equidad y distribución federal de los recursos, no fue lo que ocurrió en esta oportunidad. Por caso, un reclamo similar viene realizando Misiones requiriendo que se cumpla la Constitución de 1994; es decir, se pide por coparticipación y recursos naturales. Como se viene remarcando desde la Renovación hace tiempo que Misiones solicita que se le devuelva aquel punto y medio de coparticipación entregado por una administración anterior.

En la política
En materia de política partidaria, puede decirse que a lo largo del año tanto desde Juntos para el Cambio como el Frente de Todos fueron consecuentes y se comportaron de la misma manera, a pesar de todos los pesares. La tensión se vivió de principio a fin de este año. No se vieron actitudes de ninguno de estos espacios de intentar achicar la grieta. Tampoco pareciera entender el mensaje de un pueblo que gracias al Mundial aplastó la tonta pelea y sin importar ideologías salieron a festejar juntos cada triunfo hasta la obtención de la copa por parte de la selección argentina. Los argentinos por la magia del fútbol se reencontraron. El más popular de los deportes volvió a unir y los argentinos fueron capaces de mirarse a la cara, volver a sonreír, abrazarse y, sobre todo, tratarse como iguales.

Sin embargo, la política no estuvo a la altura para interpretar el cambio de humor, quizás por no estar muy cerca de lo que sienten, anhelan y pretenden los ciudadanos. Los referentes políticos insisten con mantenerse enfrentados, sin que ello lleve a aportar soluciones hacia quienes los eligieron para gobernar. Al contrario, parecen olvidar rápido el peligro de agitar bronca y odio hacia el otro sector, que provocó un fallido intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Kirchner, un hecho impensado tras tantos años de haber recuperado la democracia en el país. A pesar de este hecho repudiable, no se generó ninguna tregua y volvió a desaprovecharse una posibilidad de mayor convivencia democrática. De cada espacio, en especial desde los núcleos más duros, volvieron a atacar con virulencia al otro, muchas veces potenciados sin muchos sustentos en las redes sociales.

En cuanto a lo que representará el desafío electoral, Gustavo Córdoba y su equipo de Zuban Córdoba señala los embates que viene sobrellevando el peronismo, con baja imagen de sus principales referentes, aunque advierte que el mítico 30% de voto peronista parece estar escrito en piedra. El consultor menciona que, en los estudios realizados en los últimos meses, empezaron a notar que la recuperación en determinados indicadores del gobierno y de sus principales figuras, abonan la idea de que el peronismo tiene todavía armas importantes para dar la pelea.

En la oposición, en especial en Juntos por el Cambio, observan una feroz interna y lucha para posicionarse. En el medio quedaron descolocados ante el renunciamiento de Cristina Fernández que actúa como un disruptor electoral cuyos efectos aún no logra terminar de dimensionarse. También es cierto que Cristina termina un año muy vapuleada, tanto por la condena recibida por corrupción como un duro y claro enfrentamiento con la Justicia, en el que también terminó embarcado el presidente de la Nación. El más reciente capítulo como se citó tuvo que ver con una nueva resolución de la Corte que obligó al gobierno a restituir fondos a Caba, tras la denuncia impulsada por la administración conducida por Horacio Rodríguez Larreta.

Con estos hechos, desde la oposición se preparan para asumir antes de ganar las elecciones. Preparan los trajes, pero el año electoral aún no comenzó. En el camino, en Juntos por el Cambio se tiran con munición gruesa. Este escenario que provoca descontento y hartazgo en los ciudadanos, le es favorable y permite la aparición de una tercera fuerza a través del libertario Javier Milei que promete dar batalla, aunque le resta demostrar la capacidad de construir política y lograr una buena base.

Pecho inflado
A su vez, hay varias provincias como el caso de Misiones que adelantarán elecciones, concretando en la misma fecha que Jujuy y una semana más tarde lo harán Tucumán, Salta, La Pampa y San Juan. Esta semana, el gobernador Oscar Herrera Ahuad firmó el decreto 2714, donde deja firme el llamado a las elecciones provinciales para el domingo 7 de mayo, cuando se elegirá gobernador y vicegobernador, veinte diputados provinciales titulares y siete diputados provinciales suplentes, más intendentes y concejales. De esta manera, como lo viene haciendo desde hace varios años, Misiones discute el modelo provincial en las urnas y separa los temas nacionales. El Frente Renovador de la Concordia, es nuevamente el espacio más organizado en Misiones. Aseguran que sus integrantes andan con el pecho inflado, haciendo analogía con los jugadores de la selección argentina campeona del mundo que cuando salen a la cancha muestran carácter, identidad e ilusión por lo que viene.

El jueves, el movimiento político que viene gobernado la provincia desde el 2003, tuvo un importante encuentro de todos los partidos que integran el frente, empezando por el más fuerte como es el partido de la Concordia Social. El objetivo del encuentro fue de diagnóstico político, planeamiento, organización, trabajo partidario y de amalgama de los equipos técnicos con miras al proceso electoral que se inicia ni bien arranque el 2023. Participaron Herrera Ahuad, junto a la fórmula renovadora para la próxima cita electoral Hugo Passalacqua y Lucas Romero Spinelli, intendentes, el jefe de gabinete, los ministros y los presidentes más los apoderados de los 20 partidos que integran el frente y los dirigentes responsables territoriales. El gobernador, estrenando su rol de jefe de campaña, coordinó la reunión, en la cual hablaron Passalacqua y Romero Spinelli. Mientras que las cuestiones técnicas sobre avales, presentaciones de acuerdo al calendario electoral y demás, fueron desarrolladas por los abogados electorales renovadores.

Varios asistentes dejaron trascender la contundencia y calidad del mensaje renovador de crecimiento y desarrollo del modelo. En cuanto al compromiso electoral fue Passalacqua quien le puso épica y pidió que el triunfo del año que viene debe ser grande, para que el centralismo porteño siga viendo el musculo político del espacio misionerita y lo sigan respetando. Hay que ganar y ganar bien, fue su arenga aplaudida por todos los participantes.

Un año de muchas concreciones
En gestión, Misiones termina el año con muchas concreciones y tal como lo destaca a este matutino el gobernador Oscar Herrera Ahuad, se avanza hacia la consolidación del sistema económico provincial, con la esperanza de que se concreten proyectos que generarían gran impacto positivo a todos los sectores desde la zona aduanera especial a la habilitación del puerto de Posadas para mover la producción a un costo menor y seguir generando empleo a favor de una población joven. Se destaca que Misiones presenta la segunda tasa de empleo más alta del país (48,1%), únicamente superada por Caba (51%). Todo ello se logró mediante indicadores muy positivos en el sector comercial, industrial, turismo, industria del conocimiento y otros servicios.

Desde la producción lo que piden para recuperar los buenos niveles de exportación son medidas nacionales a favor de las economías regionales, pensando en facilitar las ventas externas de té, madera, tabaco y yerba mate. Al parecer recibirían pronta respuesta. Al menos es lo que surgió de una jugosa reunión entre Massa, Herrera Ahuad y el coordinador de ministros, Ricardo Wellbach. El ministro de Economía les habría prometido que en febrero se vendrían las primeras medidas de la zona aduanera empezando justamente por los sectores primarios citados, además de micropymes, que se verían beneficiados con la eliminación o reducción de impuestos a las ganancias, IVA y hasta cambios en el régimen de empleadores.

Misiones de esta manera comenzaría a transitar con la zona aduanera, una etapa de consolidación mediante esta herramienta, sobre la que nunca la provincia dejó de insistir y mover todos los resortes políticos hasta verse plasmado en el presupuesto y ahora, con el anhelo de la pronta puesta en marcha.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias