miércoles 22 de marzo de 2023
Nubes dispersas 28.7ºc | Posadas

Me lo contó un policía (Basado en hechos reales)

Navidad intensa

sábado 24 de diciembre de 2022 | 6:00hs.
Navidad intensa

Por Luis Eduardo Benítez Comisario general (RE), abogado

Hoy es Nochebuena y mañana es Navidad, y aunque muchas personas desconocen el verdadero significado de esta celebración cristiana, la mayoría da rienda suelta a toda clase de festejos, abundantes comidas, bebidas, petardos, fuegos artificiales. Por una extraña razón, casi todos andan con sus vehículos a alta velocidad, impacientes, imprudentes; comerciantes y clientes frenéticos, colectivos abarrotados, visitas inesperadas, etcétera. La Policía, particularmente las comisarías, ven multiplicadas sus tareas, pues el alcohol (que siempre está presente) trae a la memoria de vecinos y parroquianos viejas rencillas, y creen que es tiempo de arreglar. Es así que surgen los homicidios, las lesiones; excesivas velocidades que provocan accidentes fatales con choques y vuelcos; los detenidos (que siempre los hay), intentos de motines, sublevaciones, intentos de fuga, quema de colchones y peleas entre sí. Como si todo esto fuera poco, la dotación de personal se ve disminuida, pues es época de licencias anuales.

Recuerdo mi primera Navidad en la Seccional Segunda de Iguazú; ciudad desconocida, casa nueva, mudanza, vecinos y jurisdicción extraños. Era la época en la que el cambio con nuestra moneda nos favorecía, y entonces se compraban cohetes y petardos “por toneladas” en la otra orilla. Ya en la tarde del 24 tuvimos una pelea familiar, en la cual la esposa le asestó una certera puñalada al corazón de su marido y puso fin al pleito; se incendió una vivienda donde un integrante de la familia falleció y otros tres resultaron muy heridos; un detenido intentó suicidarse y se colgó con una remera, quedó en terapia en el hospital; un vecino denunció el robo de un chancho y un ternero en la “zona de granjas”; una persona con alteraciones mentales intentaba realizar controles de tránsito en una avenida; y un joven que nadaba en el río Iguazú desapareció. El móvil no paraba, pues además hubo varios robos, Cuando llegaron las doce de la noche, me acerqué a saludar a la guardia; el ruido ensordecedor de cohetes impedía hablar, la ciudad era un infierno, nunca vi algo así. Al día siguiente observaba cómo los hombres se marchaban “franco servicio”, transpirados, cansados, sucios, pero con las satisfacción del deber cumplido. Vaya, descanse y disfrute con su familia, se lo merece… ¡¡¡Feliz Navidad!!!

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias