lunes 04 de marzo de 2024
Muy nuboso 25.7ºc | Posadas

De grandeza, mezquindades y alegría colectiva

La selección argentina generó una movilización inédita en el país. Los jugadores gambetearon y no se sacaron fotos ni con el oficialismo ni con la oposición, que buscan generar enfrentamientos como único método de gestión. Una resolución de la Corte a favor de Caba movilizó a las provincias afectadas. Misiones concluirá un año con números muy favorables y sin haber caído en la grieta nacional

sábado 24 de diciembre de 2022 | 6:05hs.
De grandeza, mezquindades y alegría colectiva

Esta noche todos los argentinos, para celebrar, tendrán una estrella más. Para los cristianos, la más importante será la Estrella de Belén que de acuerdo a la tradición, guió a los Reyes Magos al lugar del nacimiento de Jesucristo. A su vez, de manera inevitable estará otro astro, pero en este caso el de un mortal que enorgullece a un país vistiendo la selección argentina, como es el caso de Lionel Messi. Este jugador de carne y hueso que los fanáticos lo asocian a los dioses del Olimpo -como sucedía en la antigüedad-, condujo al equipo a conseguir la tercera estrella, tras obtener el campeonato mundial de fútbol en Qatar. Será por eso, casi inevitable en el encuentro familiar, para los creyentes -como es además rigor- reflexionar sobre el nacimiento del Niño Jesús y los fanáticos del fútbol, no podrán evitar hablar del origen de un mito en la figura de lo que consideran un mesías encarnado desde hace tiempo en el jugador número 10 de la selección nacional.

El catolicismo, como otras religiones, defiende el concepto de familia como institución social fundamental, resaltando la educación de los hijos y en un modo más general, la educación de los ciudadanos. Siempre los padres buscan que sus hijos encuentren un clima propicio de afecto y estabilidad para formarse y crecer, aunque en los últimos tiempos también la familia, entró en una etapa de crisis que debería revisarse, pero sería motivo de otro análisis y en otro espacio. Lo cierto es que muchos de los valores y las virtudes adquiridas en la vida familiar, suelen manifestarse en la vida social y esto es lo que ocurrió con la albiceleste. Los integrantes de la selección con Messi a la cabeza, mostraron tener una familia integra y sólida, que, sumado a las familias de todo el país, le representó el centro y la razón de ir en busca de cada triunfo hasta llegar a la gloria para la alegría de todo el pueblo argentino. La encuesta de Federico González y Asociado demostró que casi el ciento por ciento de los argentinos estuvo atento a lo que pasaba con la selección, es decir era mínima la indiferencia o el rechazo y en general, reconocían que les habían generado, felicidad, alegría, orgullo y destacaban la grandeza, humildad y unión del equipo y, a Messi lo calificaban como ídolo, genio y humilde. La muestra de agradecimiento quedó reflejada en una movilización nunca vista en el país, para ir a festejar cada triunfo y finalmente la obtención de la copa e intentar saludar la llegada de los nuevos campeones. Se estima que más de cuatro millones de personas fueron parte de aquella gigantesca marea albiceleste, que en muchos casos -como ocurrió en todo el país por primera vez- veían a la selección argentina ser campeona del mundo. En Buenos Aires, salieron a recibir al seleccionado en nombre de los 45 millones de habitantes, en medio del absurdo decreto de feriado nacional que terminó beneficiando en especial a la zona metropolitana del país. Más allá de esta polémica decisión del gobierno, se produjo una movilización nunca vista, ni en el mundial 78 cuando la población total del país alcanzaba a 25 millones o también cuando la selección obtuvo la segunda estrella en el 86, cuando la población nacional alcanzaba los 30 millones.

Esta vez, los argentinos se sintieron quizás aún más identificados con la selección, quizás porque hay un líder sano, que transmite los mejores valores desde compañerismo hasta amistad, liderazgo, que claramente representa un ejemplo para millones de jóvenes de todo el mundo que quisieran seguir el mismo camino o simplemente entender cómo se puede llegar a la meta. El mensaje dejado es claro: nada se consigue sin sacrificio ni perseverancia. Messi lo demostró una y otra vez. Tuvo que soportar numerosas derrotas y crueles comentarios de periodistas deportivos que deberían demostrar grandeza y pedir perdón por los maltratos verbales que hicieran al capitán nacional y que, por momentos, llevó a que el mejor jugador del mundo quisiera renunciar al objetivo y por suerte nunca lo hizo. No fue sencillo. Integrando la selección fue varias veces derrotado, cayó de rodillas, pero volvió a levantarse, sin odio ni rencores para la gloria de todos sus seguidores. Como si fuera poco, volvió a unir a todos los argentinos que, sin distinción de edad o ideologías, se abrazaban y gritaban a favor de la selección en cada uno de los rincones del país. Por lo tanto, cómo no brindar y festejar con entusiasmo el claro triunfo de los valores, por sobre la discordia y el odio.

Ojalá sirva como el mejor mensaje y que sea recordado en cada momento, que, estando juntos, los argentinos podemos ser capaces de sobrellevar muchos obstáculos. Por eso, hoy podemos decir que tendremos una mágica Navidad. No será aquella Navidad blanca por la nieve -que no tenemos en esta parte del hemisferio-, pero sí, porque nos cobija la celeste y blanca. Bajo ese manto sagrado, se concretará la reunión en familia, para festejar la mejor Nochebuena y Navidad.

El contraste con la política
Si comparamos el fenómeno de festejo popular y en masa generado por la selección, todas las movilizaciones políticas quedaron rezagadas hasta aquella histórica del peronismo el 17 de octubre de 1945. Por entonces había una fracción importantísima para ir en defensa de su líder, por lo que se transformó en el Dia de la Lealtad. Pero esta vez, no importó ideologías, edades, condiciones sociales todos estaban abrazados o portando los colores patrios, en banderas, gorros, camisetas. Ante el exceso de multitud, el colectivo que trasladaba a la selección por la ciudad dejó de realizar el recorrido terrestre y sobrevoló en helicóptero sobre la emocionada masa. Claramente la cara opuesta de otro sobrevuelo, la de Fernando de la Rúa abandonando en helicóptero la Casa Rosada un 20 de diciembre de 2001 mientras una multitud que ya sabía de su renuncia presenciaba desde la Plaza de Mayo la retirada. Es decir, nuevamente el contraste: Un sobrevuelo de plena alegría con los jugadores a bordo y el abandono de un presidente de sus funciones, como muestra de fracaso de una gestión y un país estallado, un hecho que se cumplió esta semana 21 años.

A la grandeza demostrada por la selección, la política demostró la peor cara. La oposición buscaba que esa alegría ni rozara a la Casa Rosada e intentaba potenciar cualquier descontrol, que es verdad también existió como suele suceder en cualquier grupo pequeño y con más razón en una movilización de millones de personas, donde los inadaptados siempre aparecen. A su vez, en la previa, durante y posterior a los festejos, la tarea de la seguridad también hay que reconocer estuvo floja y expuso innecesariamente a los jugadores. Mientras el pueblo festejaba, opositores y oficialistas se dedicaron a los cruces verbales. Por eso, esta alegría verdadera de los argentinos -también hay que decirlo a algunos sectores al parecer no le cae bien los festejos populares-, no pudo traspasar a la política, porque en la dirigencia argentina reina la mezquindad. Ningún político pudo sacar provecho de la selección. La oposición festejó que el presidente Alberto Fernández no lograra la foto con los campeones, y desde el gobierno seguían agigantando aquello del (Mauricio) Macri mufa. Es que, en los hechos, al parecer prendió ese concepto porque por las dudas, en 30 días estando en Qatar con un cargo en la Fifa (es presidente ejecutivo de la Fundación) no había logrado que nadie se le acercara para sacarse una solo foto, esta vez fue literal ni con un aguatero de la selección. Lo cierto es que el equipo de la Scaloneta rechazó la propuesta de posar junto a Macri en su rol de funcionario de la Fifa en Qatar, como también rechazaron visitar la Casa de Gobierno; podría decirse que en esto también la selección gambeteó para evitar politizar lo logrado. La culpa es claramente de la dirigencia argentina por intentar aferrarse a como dé lugar a la grieta y piensan que son los únicos dueños de la calle y de la gente. El pueblo demostró que no necesita a nadie que los movilice cuando tiene un motivo y verdadera razón para expresarse.

Desempleo en baja y actividad industrial en alza
En medio de tantas tensiones políticas, surge un dato económico positivo. El nivel de desempleo bajó 1,1 puntos porcentuales en el tercer trimestre del año, al pasar de 8,2% a 7,1%. Entre las que mostraron mayor tasa de desocupación fueron Gran Buenos Aires y la región Pampeana, con 8,2% y 6,8%, respectivamente, pero claramente la región con menor tasa de desocupación fue el Nordeste (3,8%), según datos del Indec. Al respecto el presidente Alberto Fernández afirmó que el país registra la tasa de desempleo más baja en muchos años, además de destacar el buen nivel de exportación. Los datos indican que la desocupación es la más baja desde el 2016, al reducirse mensualmente y es 1.1 menor a un año atrás.

Otro dato positivo fue dado a conocer por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came). Destacan que la producción de la industria manufacturera pyme subió 1,6% anual en noviembre, a precios constantes y con ello, acumula un aumento de 2,2% entre enero y noviembre frente a los mismos meses de 2021.

Choque de poderes
En medio de la euforia mundialista, los integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación arrojaron un balde de agua fría contra todos los gobernadores y la administración nacional. La Liga de gobernadores integrada por 14 mandatarios peronistas interpretaron que se trató de un fallo en contra del federalismo, para volver a favorecer al centralismo porteño. Por eso, desde la Nación acompañados por los gobernadores, entendieron que fue un fallo político de cara a las elecciones y en contra de las provincias argentinas y de imposible cumplimiento. Por tal razón, están decididos a no acatar. El gobernador de Chaco, Jorge “Coqui” Capitanich, había sugerido al presidente desconocer el fallo y tras esa postura asumida, el ex presidente Mauricio Macri consideró grave desconocer un fallo. Por su lado el alcalde capitalino Horacio Rodríguez Larreta, ya avisó que denunciará a todos los funcionarios que no cumplan el fallo favorable a su administración.

El gobierno de Alberto Fernández, con el aval de las provincias, explicó mediante un escrito lo sucedido, señalando que la ley 27.606 vigente y aprobada por el Congreso Nacional en el año 2020, la Ciudad de Buenos Aires recibe, como lo hace desde el año 2002, el equivalente al 1,4% del total de los fondos coparticipables y, además, el monto equivalente al costo de funcionamiento de la policía de la Ciudad de Buenos Aires que se le transfirió en el 2016. Allí cuestionan que la Corte, en un fallo inédito, incongruente y de imposible cumplimiento y sin fundar el modo por el cual construye dicho monto, decide aumentar ese porcentaje al 2,95; es decir, le otorga a la Ciudad de Buenos Aires más de 180 mil millones de pesos adicionales a los que ya percibe.

Desde la Nación plantearon que es insólito pensar que transferirle esos montos millonarios a la Caba no afecten a las provincias argentinas, ya que esos recursos deben salir del presupuesto nacional ya aprobado y que no contemplaba esta erogación excepcional, por lo tanto, cuestionaron de dónde se obtendrían esos fondos ya que tampoco puede endeudarse porque está vedado por el FMI. Además de la expresión política, el gobierno nacional como también avanzarán muchas provincias, se mostró decididos a recursar a los miembros de la Corte Suprema y a presentar el pedido de revocatoria “in extremis” -por entender una grave injusticia- la resolución cautelar dictada.

En un tono menos belicoso y respetando el orden institucional, los gobernadores de espacios provincialistas, como hizo el misionero Oscar Herrera Ahuad, de manera colectiva expresaron preocupación por la resolución de la Corte que acrecienta en forma desmedida los fondos destinados a Caba, reclamando una distribución más federal.

Un clima distinto
Volviendo al clima mundialista, también en Misiones hubo pleno festejo, pero con un alto clima de convivencia, ratificando la paz social que se vive en la Tierra Colorada desde hace varios años. Está claro que ello contrasta con lo que sucede a nivel nacional, porque en esta parte del país hay un rumbo más claro de gestión que permite a la provincia cerrar con números muy positivos, como volvió a conocerse esta semana con buen nivel de patentamientos de autos okm, buenos niveles de ventas en distintos rubros y alta demanda turística, por citar algunos aspectos a los que debe sumarse que ello posibilitó elevar el nivel de empleo y favorecer otros indicadores como la recaudación. Todo ello lleva a que Misiones se destaque entre muchas provincias, además de haberse afianzando con un buen sistema de salud, educación y actividades de recreación como sucede en Posadas y otros puntos de la provincia. Todo lo previo impacta de manera positiva, además, como demuestran las encuestas, en la imagen de quienes están a cargo de la administración, como Herrera Ahuad en la provincia y Leonardo Stelatto en Posadas. Desde la renovación entienden que haber impedido la instalación de grietas en la provincia, al haber evitado integrar desde la renovación una lista con el Frente de Todos o Juntos por el Cambio, ayudó a transitar este momento alejado de las tensiones que se generan en Buenos Aires.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias