sábado 24 de febrero de 2024
Cielo claro 21.7ºc | Posadas

AM 720

sábado 24 de diciembre de 2022 | 0:45hs.
AM 720

 AM 720 Radio Nacional Gobernador Gregores, provincia de Santa Cruz, soy Dolores Figueroa y esto es “Servicio Rural”, un espacio radial con avisos y mensajes al poblador del campo:

// Nahuel Sixto de Armando Cachay comunica a todos los vecinos linderos que por favor saquen todos los animales yeguarizos del campo que le corresponde // A Raúl Pallalew de Pochi Reuque se le comunica que “lo convenido” está en la tranquera // Se le comunica a Ceferino Hayguil de Estancia Tamel Aike que su nuera salió bien de la operación // A Nahuel Torres, es necesario que cuando baje al pueblo pase a firmar los papeles que Ud sabe de Claudia Nahuelquir // Juan comunica a Chunde Soto de Cachay Huarruca que haga el favor de ayudar a Millán con la oveja preñada que cayó al pozo, dado que me es imposible viajar // María Domínguez avisa a su suegra que ya nació Laurita, que ambas la quieren conocer y viajarán para las Fiestas // Se comunica a Ernesto Díaz de la Estancia Goya que falleció Adela a las 5 de la madrugada.

_Estos fueron los avisos y mensajes al poblador rural, un servicio de AM 720 Radio Nacional Gobernador Gregores. Recordamos que pueden acercarnos sus mensajes, nosotros tomamos nota y difundimos tu aviso durante dos días consecutivos en los espacios radiales_ Anuncia la locutora y da detalles de números de contacto.

Dolores con su singular voz, emite los mensajes, esos micros relatos llenos de ruralidad que recepcionó, descifró, interpretó y volvió escribir. Es lo que hace ahora en sus días de jubilada. Se enamoró de ellos cuando viajaba por la interminable ruta 3 con su familia y los escuchó por primera vez. Ella traía algo de campo en sus venas y esos mensajes le evocaban innumerables recuerdos. Les dijo a su marido e hijo que cuando se retirara de la docencia prestaría ese servicio en alguna radio patagónica.

Su vida no fue fácil. Por distintos motivos quedó sola. Se jubiló, hizo un par de cursos de locución y se instaló en Gobernador Gregores, una pequeña ciudad patagónica de 4800 habitantes, junto al Río Chico.

Cada tarde de regreso a su hogar lleva consigo los comunicados rurales del día. Pincha la hoja en el panel que ha dispuesto para ello junto a su escritorio. Con resaltadores marca los que guardan relación o continuidad como si fuera hilvanando historias  segmentadas; algunos guardan secretos “lo convenido” “lo acordado” “lo que Ud sabe” estrategia semántica para no hacer público algo; otros son un pequeño cuento en sí mismo. Toda una red social en su panel de corcho y pinches. El Facebook de todos los lugareños que así logran saber de sus vecinos por la radio.

Riega sus tulipanes, lupinos y peonías ¡ama las plantas!. Sale a caminar con Nelson, un perro de pobre casta que recogió de la calle y cuya fidelidad conmueve. Le avienta una ramita. Con él habla,  sabe que la escucha. Olfatea sus palabras, ladea su cabeza como razonando y su rabo peludo es un vaivén de respuestas: sólo quiere verla feliz. Su vida es tranquila pero a veces le duele la soledad. No quiere tener celular y le bastan los libros, Nelson, el jardín, la radio y las estrellas.

De noche, después de una sopa, vuelve a su panel, se sienta en frente e hipotetiza:

-–Tal vez Don Sixto deba reparar su alambrado. Y los papeles que tiene que firmar Nahuel ¿Serán de divorcio?¿Habrá llegado a tiempo Chunde Soto para rescatar la oveja? ¡Qué detalle de esa nuera con su suegra! Un fallecimiento y un nacimiento: la vida misma – se dice. Algo en el panel la entristece mucho. Suspira. Es Diciembre y ya empezaron los mensajes rurales con la letra “F” de Fiestas, Familia, Felicidades. Hace muchos Diciembre sacó la F de su organización anual. No piensa más. Apaga la luz, busca su rosario y junto al ventanal desgrana avemarías con sólo una intención guardada. El firmamento es tan limpio de luces urbanas que las estrellas están más cerca para escucharla.

AM 720 Radio Nacional de Gob. Gregores………….……………………..Aviso para Argentino Antieco que está en paraje El Maitén lo que pidió a feliberto Huenilao para Navidad // Para Sixto de Paco Hueiche. Avisarle que levantó el alambrado caído por donde se pasaban las yeguas a su campo. Saludos // y algunos más.

Dolores sonríe con las historias que se hilvanan. Las vive, las abraza e imagina sus personajes. Tiene una caja llena de ellos, todos marcados según se relacionan o le impactan

Marisa y Julio están encargados de los controles y musicalización en su horario de la radio. Son muy buenos compañeros con ella y siempre la invitan a pasar Navidad pero sin suerte. Este año no fue la excepción, pero lograron compartir en la radio el mundial de fútbol y las transmisiones de los partidos de la Selección Argentina  con algunas delicias que quedaron del Festival Gastronómico local.

AM 720………………………………… con avisos y mensajes al poblador del campo, así María Domínguez solicita a Don Víctor Ojeda que los busque en el cruce de las rutas 40 y 25 de Gob. Gregores // Para la Srta Celiria Llancalahue comunica su hermano Héctor que se encuentra trabajando en estancia La Angostura por temporada de esquila y a fin de mes tomará enlace con la Srta Adela //Se le comunica a Chefi Quidel que no podrán viajar para las Fiestas por falta de dinero // entre otros.

Villancicos, campanas y melodías propias le hacen el fondo. Con un saludo apropiado concluye Dolores su labor radial. Toma su mochila, guarda los mensajes, los regalitos de sus compañeros y otras atenciones que recibió de los radioescuchas. Un abrazo espontáneo de Julio y Marisa la sorprenden.

_¡Vamos Dolo!,vení a casa esta noche. Seremos pocos: lo Cardona con sus hijos y nosotros

_No chicos, ya saben cómo me ponen las Fiestas. Millón de gracias. Pásenlo lindo y den mis saludos a todos. ¡Qué bueno que haya niños en Navidad!¿Verdad?

Sus amigos ven tristeza de larga data en sus ojos, aunque ella no escatima sonrisas, saben de su pena, de la única intención en cada rezo.

Dolores sube a su auto y maneja lento mirando los frentes iluminados de las casas¸ salas y comedores con todas sus lámparas encendidas; ventanas abiertas, cortinas corridas para sentirse unidos a los demás. Autos junto a veredas y en trotadoras anuncian la reunión. Otros con el baúl abierto, en una suerte de cadena humana y haciendo equilibrio, se pasan bandejas, paquetes con moños y banquetas. Todos animados, solidarios y vestidos de fiesta!! Ella pasa, toca bocina y varios brazos cual si fueran misses se ondean sonrientes. Disfruta de la alegría de sus vecinos, todos se conocen. El intendente ha adornado con guirnaldas lumínicas los árboles y avenidas. Un gran árbol de navidad junto a la entrada del pueblo con paquetes brillantes y multicolores en su base. Acelera y deja en el retrovisor toda La Navidad.

Ya en su casa, lo de siempre. El jardín, Nelson y su panel de mensajes. Ella es una espectadora de las ráfagas de vida que se comparten en el dial. Lamenta mucho los que no llegan a encontrarse y se maravilla de las travesías de otros para juntarse _  La Navidad, más allá de cualquier creencia, tiene ese poder: las personas actúan con una sabiduría inusitada; piensan en los que no pensaban, llaman a los que no llamaban, se ponen generosos de gestos, abrazos, sonrisas, miradas, regalos y brindis; algunos perdonan o vuelven a hablar con aquella enemistad. Tiene  magia _ reflexiona en voz alta con Nelson que está ahí con sus ojos.

Suena el timbre _ Debe ser Marisa en otro intento para convencerme, es  muy dulce _ le explica a su perro que ladra y ladra después de tanto aburrimiento. Abre la puerta. Una mujer con un bebé pregunta por ella y se presenta como María Domínguez, la de los mensajes radiales. Lentamente un hombre se coloca delante de ella con singular decoro. Del atolladero en su garganta se oyó “mamá”

Los ojos de Dolores se llenaron de luz y un arco iris traspasó sus lágrimas. Sin darse cuenta tenía las manos juntas como en acción de gracias.

_Tobías, amado hijo de mi vida _ y extendió sus brazos. 

Una energía los envolvió en un abrazo y así, en esa intimidad, él le dice al oído:

_ Perdón por tanta ausencia y … todo lo demás.

Ella frotó su espalda _ Estás acá_ y lo estrechó más.

Un  llantito los devolvió a la realidad.

_ Ella debe ser mi nieta Laurita y parece que tiene hambre _ volviéndose a María y la bebé con ternura que desarma _ ¡Qué gusto conocerte! Fue muy hermoso el detalle de los mensajes para tu suegra ¡la envidiaba ja ja ja! _ comentó Dolores mientras la rodeaba con sus brazos y sonreían cómplices.

A partir de ese momento todo fue un cúmulo de preparativos apurados para llegar al brindis de las doce. Entre risas, comentarios, abrazos espontáneos y ruidos de vajillas vistieron la mesa y encendieron todas luces. Nelson no entendía nada, pero estaba feliz y andaba detrás de cada uno como queriendo ayudar. Los jóvenes abrieron unas cajas: habían traído vittel, pollo, ensaladas y bebidas. Tomaron sus manos, bendijeron la mesa y, sin bien se encontraban satisfechos, compartieron una cena llena de amor y conversación de puro golosos nomás. Las miradas eran profundas y sostenidas, había mucho tiempo por desandar. No hay reproches, sólo hay encuentro y paz en esta noche.

                                                                                                    Estela María Angulo

La autora es de Córdoba, Capital.

2°  Premio del X Concurso Nacional

de Cuentos Navideños de la

Fiesta Nacionalde la Navidad del Litoral 2022

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias