¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Informe de Domingo

Cuando el alcohol es un arma mortal

En lo que va del año, once personas -entre ellas, tres niños- murieron en Misiones en accidentes de tránsito causados por conductores alcoholizados. A esta cifra se suma un sinfín de choques similares que dejaron heridos graves, algunos con secuelas permanentes, o en los que de milagro no hubo que lamentarlos. La opinión de los especialistas, el pedido de más controles y el drama de las familias truncadas por el combo mortal de bebidas alcohólicas y conducción.
domingo 11 de diciembre de 2022 | 1:30hs.
Cuando el alcohol es un arma mortal
Cuando el alcohol es un arma mortal

Gisela Báez (19) permanece internada en una habitación de terapia intensiva del Hospital Madariaga luchando por su vida desde hace una semana, luego de ser embestida de atrás por un vehículo cuando viajaba como acompañante en una motocicleta sobre la ruta Costera 2, a la altura de Panambí.

"El cuadro de salud es muy grave, los médicos hacen lo que está en sus manos para que reaccione pero dijeron que mucho depende de un milagro", dijeron sus familiares a este medio. En el centro médico le tuvieron que amputar una pierna a causa de la gravedad del choque. Su novio, el conductor, se rompió una pierna.

Según se reconstruyó hasta el momento, fueron chocados de atrás por un menor de 16 años que, presuntamente alcoholizado y excedido de velocidad, circulaba al mando de un Volkswagen Gol. El joven huyó de la escena y horas más tarde se presentó ante la Policía.

El médico policial que lo examinó expresó que tenía "aliento etílico", algo que se espera confirmar con las pericias.

Gisela lucha por no ser parte un flagelo global con la que convivimos todos desde que nacimos, pero que no modifica nuestra vida diaria con vacunas, barbijo y aislamientos: el alcohol al volante que mata o deja secuelas para toda la vida. Una situación tan evitable como incontrolable en todo el globo.

No modifica nuestra vida hasta que nos toca, porque detrás de cada número hay una víctima fatal, una historia, una familia que sufre. Consecuencias perpetuas, incluso para los infractores.

Según las estadísticas llevadas adelante por El Territorio, en lo que va del año murieron 199 personas en siniestros viales en calles y rutas de Misiones. De ese número, en nueve siniestros hubo alcohol positivo en conductores involucrados, siendo en total 11 personas las que murieron.

Tres eran menores de edad y dos niños fallecieron en un mismo día. Los números siempre varían dependiendo de quien lleva el registro y el seguimiento de la evolución de los implicados.

Como se dijo, detrás de esas cifras hay nombres e historias, todos desarrollados en este informe de domingo que busca abrir nuevamente el debate sobre la incidencia del alcohol al volante, sus trágicas consecuencias y la búsqueda para combatir esta infracción.

"Es muy simple el que bebe no tiene que manejar y el que maneja no puede tomar ni una gota, porque está demostrado que la ingesta de alcohol por más baja que sea, altera los sentidos que son fundamentales para conducir un vehículo", dijo el diputado santafecino Eduardo Toniolli, uno de los legisladores que impulsó el proyecto de la ley conocido como alcohol cero, pero que en realidad es una modificación de la ley 24.449 de tránsito y seguridad vial.

El proyecto ya cuenta con media sanción y se espera que sea aprobado antes de fin de año. De lo contrario, quedará para el 2023.

En la actualidad, en Misiones son cuatro las localidades que tienen como normativa alcohol cero al volante: Posadas, Garupá, San Vicente y El Soberbio. El resto se adhiere a la actual Ley, que prevé el límite en 0,5, 0,2 para motociclistas y 0 para conductores profesionales.

Al respecto, Oscar Acuña, jefe de la Dirección Vial y Turismo de la Policía de Misiones, señaló que Misiones tiene una alta siniestralidad y que el resultado de los testeos arroja una mayor positividad a la media nacional. La fuerza provincial se prepara para desplegar operativos en diciembre, un mes crítico, sobre todo en Navidad y Año Nuevo.

"Quiero destacar que ninguno de los países exitosos en seguridad vial tiene tolerancia cero, todos tienen un límite que varía. Como pueden ser la mayoría de los países europeos, la mayoría de los estados de Estados Unidos, Japón, Australia. Una tolerancia de 0,2 es el que menos tiene, en el caso de Suecia, a 0,8 en el caso de Inglaterra. Sin embargo, en esos países son exitosos en la lucha en contra del alcohol", aseguró el presidente de la asociación civil Luchemos por la Vida, Alberto Silveira, también consultado para este informe.

Silveira, en coicidencia con los demás entrevistados, planteó que la multiplicación de controles es la mejor herramienta: "Aunque la ley se apruebe en el Senado y la promulgue el Poder Ejecutivo, después tiene que ser ratificada por las provincias, especialmente las que no tienen alcohol cero. O sea que el proceso es largo y después viene lo más difícil: hacerla realidad".

Once personas murieron en Misiones a causa del alcohol al volante

“Si no se multiplican los controles de alcoholemia, la ley no va a ser exitosa”

“Es muy simple, el que maneja no puede tomar ni una gota de alcohol”

“Diciembre para nosotros es un mes crítico"

¿Que opinión tenés sobre esta nota?