miércoles 01 de febrero de 2023
Nubes dispersas 32.8ºc | Posadas

El argentino low cost que vive en Qatar conmovió a Julián Álvarez cuando supo de su emocionante promesa de vida

Lucas Villarroel el fanático del Mundial, se llevó toda la atención con su forma de vivir en Qatar solo por ver a la selección. Su historia y la promesa que lo hizo viajar.

viernes 09 de diciembre de 2022 | 9:15hs.
El argentino low cost que vive en Qatar conmovió a Julián Álvarez cuando supo de su emocionante promesa de vida

Diez días antes del comienzo del Mundial, la historia de un argentino que estaba en Qatar se hizo viral. Pide comida, duerme en la calle y toma agua de las fuentes: la vida “low cost” de un argentino en el Mundial es como se conoce su historia. Detrás de ese viaje que había comenzado muchos antes, de una estadía sufrida y de una experiencia inolvidable, estaba además la promesa que Lucas Villarroel, el protagonista, le había hecho a su amigo, Ignacio Spinetto: conseguirle la firma de Julián Álvarez, el ídolo de ambos, porque son fanáticos de River. Y la cumplió. 

Finalmente consiguió la firma de la ''La araña''

Según TyCSports, Lucas se había contactado previamente con Matías Pelliccione, el periodista que terminó haciendole la entrevista al hincha, en la cual contó su historia y su objetivo en el viaje. Según relata el medio, mucha gente empezó a solidarizarse con el fanático, a tal punto de ofrecerle mejores condiciones de vida durante su estadía en Qatar. Sin embargo, un mensaje lo descolocó cuando se dio cuenta que era la novia de Julián, quien le dijo que se quedara tranquilo, que le iba a conseguir la firma de su ídolo. 

Después de varios desencuentros, por la dificultad de coincidir, Lucas pudo cumplir su sueño y buscar la foto de Julián con su firma para su amigo y asegura que con eso ''está hecho''.

La historia del hincha más fanático

Todo comenzó cuando Lucas, de ahora en adelante Peluca, como todos lo llaman, decidió quitarse la mochila de su vida yéndose de Trelew, su ciudad, sin rumbo. Primero iba a ser a Europa, pero según medios nacionales, por dificultades burocráticas se lo impidieron. Terminó siendo Qatar, donde llegó el 7 de septiembre “con dos remeras, dos pantalones cortos y uno largo”, según dijo a TN, luego de recorrer más de 20.000 kilómetros por todas las escalas que debió hacer para abaratar su travesía y cumplir su promesa.

Cuando le preguntan ¿Cómo vive?, él respondió que de un montón de maneras. ''Pido ayuda, pido comida, reviso los tachos, no pasa nada. Acá ya perdí el miedo a todo'', se confiesa el hincha.

El fanático de Julián Alvarez y de todo el plantel de fútbol argentino contó que nunca tuvo la que perder y que la vida se trataba de vivir. ''Yo no tenía ni tengo nada que perder. Lo más importante que tenía, que era mi abuelo, ya había muerto. Y además tenía que sanar muchas cosas de mi vida, así que decidí irme y le propuse a mi amigo Nacho, con el que siempre vamos a la cancha, viajar juntos, pero surgió un problema, le detectaron cáncer, tuvo una operación muy grosa en la cabeza. Entonces le dije que yo iba a venir y como sea le iba a conseguir la firma de nuestro ídolo, Julián Álvarez'', cerró Lucas en diálogo con TN.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias