viernes 27 de enero de 2023
Cielo claro 35ºc | Posadas

El conmocionante caso se produjo entre el 26 y el 28 de noviembre en Garuhapé

Acusado de secuestrar y abusar de su ex pareja solicitó la excarcelación

El planteo lo hizo la defensa del tarefero Alexis B., ante el Juzgado de Instrucción Uno de Puerto Rico. La víctima, de 32 años, podría ampliar su testimonial en los próximos días

viernes 09 de diciembre de 2022 | 6:03hs.
Acusado de secuestrar y abusar de su ex pareja solicitó la excarcelación

La defensa del acusado de secuestrar y abusar de su ex pareja durante tres días en su vivienda de la localidad de Garuhapé presentó días atrás ante la Justicia, mediante la intervención de su abogado, un pedido de excarcelación extraordinaria. Se trata de Alexis B., quien desde el pasado lunes 28 de noviembre permanece en carácter de detenido en la comisaría de la citada localidad acusado de privación ilegítima de la libertad, abuso sexual con acceso carnal, desobediencia judicial y amenazas, todo en concurso real.

La víctima fue su ex pareja, una mujer de 32 años que pudo lograr escapar del implicado tras tres días de distintos padecimientos en casa del acusado y tras lograr pedir ayuda a la Policía mediante su teléfono celular.

Fuentes que intervienen en el caso indicaron a este matutino que la solicitud de beneficio para el detenido será evaluada por el titular del Juzgado de Instrucción Uno de Puerto Rico, Manuel Balanda Gómez, a cargo de la pesquisa, previa consulta con el fiscal Héctor Simon.

Cabe mencionar que Alexis B. fue trasladado a prestar declaración indagatoria en el marco de esta causa el pasado sábado 3 de diciembre. Allí, luego de designar a su patrocinante en el proceso, por sugerencia de este último, optó por guardar silencio sin que esto representara una complicación en su situación procesal.

Testimonial de la víctima

Según remarcaron los voceros, resulta más que importante para el esclarecimiento del caso la mayor cantidad de datos que pueda aportar la denunciante al momento de realizar su ampliación de testimonial en sede judicial. De esto dependerá qué pasos se siguen en el expediente, como por ejemplo el llamado a declarar de más testigos.

Lo que los investigadores buscan ahondar son detalles de los distintos padecimientos que sufrió la denunciante durante las 72 horas que estuvo secuestrada en casa de su ex pareja.

Esto es, desde la madrugada del sábado 26 de noviembre, cuando fue abordada en una plaza de Garuhapé en el momento en que la víctima se dirigía a la casa de su madre, hasta el lunes al mediodía cuando una patrulla de la comisaría local la rescató de la vivienda donde estaba encerrada.

En torno a esto último, también se busca avanzar en intentar reconstruir cómo fue que logró recuperar su teléfono celular que el mismo detenido le quitó al llegar a la morada ese sábado a la madrugada.

Para ello, será clave el relevamiento de mensajería instantánea, tanto del aparato de la denunciante como del propio implicado.

Otra cuestión que interesa esclarecer tiene que ver con que si el detenido pudo haber contado con la complicidad de algún tercero.

Los pesquisas aún no logran entender por qué la víctima fue dejada en plena madrugada por un supuesto amigo en una plaza cercana a la casa de su progenitora en vez de ser acercada por esta persona directamente hasta el mencionado domicilio.

Tampoco se descarta que se soliciten nuevos estudios médicos para la víctima. Aunque también se añadió que el acusado deberá pasar por estudios psicológicos y psiquiátricos, cuyos informes también serán incorporados al expediente más adelante.

A partir del relato que brindó la propia víctima ante los policías que la rescataron el pasado lunes 28 de noviembre en casa de su ex pareja, la mujer narró que el infierno que sufrió por tres días comenzó cuando el hombre la sorprendió en la vía pública y tras tomarla fuertemente del cabello la arrastró casi dos kilómetros.

Todo esto con la intención de llevarla a la fuerza hasta su vivienda, ubicada en cercanías a la zona conocida como Parador 21, en Garuhapé.

Ya en la mencionada residencia, el agresor quitó el celular a la mujer y la mantuvo vigilada y amenazada constantemente a punta de cuchillo.

Mediante la utilización de un pesado trozo de hierro, cubierto con un pequeño corte de madera que en una de las puntas estaba atado, el depravado violó una y otra vez durante tres días a su ex pareja, sin importarle en lo absoluto que ésta sea la madre de su propio bebé de meses de vida.

La saña y la brutalidad con la que se habría manejado el atacante fue tanta que hasta en determinados momentos utilizó colillas de cigarrillo para provocar quemaduras en brazos y piernas de la mujer.

Por si fuera poco, el hombre también asfixió en varias oportunidades a la denunciante a quien le introdujo un trozo de tela mojada en la garganta hasta desmayarla para luego despertarla con baldes de agua fría en el rostro.


Cronología del horror

Sorprendida en la calle. La víctima fue interceptada en la madrugrada del sábado 26 de noviembre, en cercanías de la plaza de Garuhapé, cuando se dirigía a la vivienda de su madre.

Torturas y violaciones. Durante tres días fue abusada sexualmente por su atacante con un hierro que en una punta llevaba una manguera. También fue asfixiada con una tela con agua.

Mensaje de auxilio. El lunes 28, al mediodía, la mujer logró recuperar su celular y de esta manera alertó a efectivos de la comisaría de Garuhapé, que la rescataron y auxiliaron.


Una medida cautelar de por medio

De acuerdo a los datos aportados por fuentes de la pesquisa, se supo que la víctima desde hace cuatro años venía padeciendo episodios de maltrato familiar por parte del agresor.

No obstante, al parecer, meses antes del nacimiento de su hijo decidió cortar la relación con el padre de la criatura, aunque ante una serie de hostigamientos y episodios de maltrato verbal y psicológico, la mujer decidió denunciarlo ante la Justicia de Familia, quien intercedió e impuso una medida cautelar para que el hombre no se acercara a la denunciante.

Por otro lado, vecinos y allegados a la víctima comentaron que el detenido es una persona muy violenta.

En tanto, en el marco de la causa, fueron secuestrados los celulares de la mujer y su atacante para pericias.

También se conoció por allegados al implicado que tiempo atrás los compañeros de trabajo del detenido habrían presenciado, tanto en el lugar de trabajo como en otros puntos de la localidad, varios episodios de violencia por parte de Alexis B., hacía la mujer. Además, se hizo mención que en otra oportunidad previa, la víctima ya había sido arrastrada de los pelos por el detenido.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias