lunes 06 de febrero de 2023
Cielo claro 23ºc | Posadas

El hecho se registró el viernes en Colonia 9 de Julio, Alba Posse

Denunció que ex policía lo torturó tres horas, incluso con una picana eléctrica

Carlos Suárez contó que el agresor actuó en complicidad con su hijo. “Me pusieron picana eléctrica en el pecho y en las partes íntimas”, aseguró la víctima. Los acusados están libres

lunes 05 de diciembre de 2022 | 6:03hs.
Denunció que ex policía lo torturó tres horas, incluso con una picana eléctrica
Se constataron excoriaciones, cortes y hematomas en el cuerpo de Suárez.
Se constataron excoriaciones, cortes y hematomas en el cuerpo de Suárez.

Las marcas en el cuerpo de Carlos Rogelio Suárez (39) grafican la brutalidad a la que fue sometido por un policía retirado que reside en Colonia 9 de Julio, localidad de Alba Posse, según consta en la denuncia que la víctima radicó el último viernes ante la comisaría local. 

Excoriaciones, cortes y hematomas en diferentes partes del cuerpo -producto de patadas, golpes de puño, planazos de machete y picana eléctrica-, fueron constatados por el médico policial que revisó a Suárez en el hospital de Alba Posse.

En tanto, el sábado fue derivado al Samic de Oberá para estudios de mayor complejidad.

En principio, el paciente fue atendido en la guardia de emergencia, donde permaneció hasta ayer en observación, precisó una fuente médica.

“Se le hizo una tomografía por los golpes en la cabeza y se analizó el estado de los pulmones porque tiene mucho dolor”, mencionaron desde el Hospital Samic.

En diálogo con El Territorio, Suárez identificó al agresor como José G., alias Parafuso, suboficial retirado de la Policía de Misiones, quien habría actuado en complicidad con un hijo.

Visiblemente afectado por la situación padecida, aseguró que teme por su vida porque el agresor lo amenazó de muerte a él y a sus dos hijos menores de edad. Asimismo, alertó que en la víspera el ex policía continuaba en libertad, a pesar de la gravedad de la denuncia en su contra.

“Somos vecinos, nos conocemos de toda la vida y yo trabajaba para él. El viernes fui a trabajar y me atacó por la espalda, junto con su hijo. Me ataron, me golpearon y me llevaron al galpón. Una vez adentro, me pusieron picana eléctrica en el pecho y las partes íntimas. Me acusó de que le robé 5.000 reales, pero yo no toco cosa ajena”, subrayó Suárez mientras le suministraban suero con antibióticos y calmantes.

“Pensé que me iba a matar”

Mientras esperaba en la guardia el turno para la tomografía, la víctima precisó que el ataque se registró en la propiedad de José G., en Colonia 9 de Julio, jurisdicción de Alba Posse.

Según precisó en su denuncia, el ex policía estaba acompañado por hijo Jonathan G., mayor de edad, quien habría sido cómplice del secuestro y tortura.

Suárez exhibió las lesiones que se prolongan por todo su cuerpo, desde la cabeza hasta los tobillos, en los cuales a simple vista se observan las marcas de las ataduras, al igual que en ambas muñecas.

“Me pegaron mucho en la espalda con el plano del machete, por eso me duelen los pulmones. En un momento pensé que me iban a matar. Parafuso mismo me dijo: ‘Te mato y te tiro en el río, yo me cansé de hacer eso. Nunca te van a encontrar. Y después quemo tu casa con tus hijos’. Lo peor es que sigue libre, por eso tengo miedo, sobre todo por mis criaturas”, alertó. 

Ante la consulta de este matutino comentó que los acusados lo habrían retenido durante alrededor de tres horas, desde las 14 hasta las 17, cuando lo liberaron y el policía retirado lo amenazó para no cuente lo sucedido.

Al respecto, mencionó: “Me largó, me dijo que no diga nada, que no denuncie porque recién ahí le voy a conocer. Lo que pasa es que están malacostumbrados a hacer eso con la gente, total no le hacen nada porque es amigo de los policías. Yo no entiendo cómo no le detuvieron, si vieron lo lastimado que estoy. Se ve que no hay justicia para la gente común”.

Ayer el paciente estaba acompañado por familiares y su ex pareja, quien se mostró indignada por “la asquerosa impunidad que tiene esta persona (por el denunciado), porque parece que puede hacer lo que quiere. Sigue libre como si nada porque era policía, pero si fuera otro estaría preso”.


Prisión efectiva

En la víspera, desde la comisaría de Alba Posse confirmaron que Carlos Rogelio Suárez radicó una denuncia contra José G., suboficial retirado de la Policía de la Misiones.

En tal sentido, mencionaron que informaron los detalles a la Unidad Regional XI de Aristóbulo del Valle y al Juzgado de Instrucción Dos de Oberá.

Preventivamente, el sumario policial fue caratulado como privación ilegítima de la libertad, torturas, lesiones y amenazas de muerte, delitos que contemplan la pena de prisión efectiva.

Por su parte, la víctima insistió en el pedido de seguridad para su familia, ya que el acusado reside a poca distancia de su propiedad y continúa libre, a pesar de la gravedad de la imputación en su contra. En tanto, subrayó que la misma acusación pesa sobre el hijo del ex policía.

“En la colonia nos conocemos todos y se sabe que él es compinche de los policías porque estuvo en la misma fuerza y trabajó con ellos. Yo pido seguridad para mis hijos y mi familia porque es gente peligrosa. Dijo que no le cuesta nada matarme y tirarme en el río, que no me van a encontrar. Lo que me hizo no se le hace ni a un animal. Acusarme de robo y después lastimarme de esa manera”, subrayó. 

Y agregó: “Nunca toqué nada ajeno, tampoco la plata de él. Si sospechaba de mí me hubiera denunciado, pero se nota que se cree más que los jueces porque me hizo lo que quiso”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias