lunes 06 de febrero de 2023
Cielo claro 22ºc | Posadas

La historia de Los Twist llega al cine con una nueva generación

lunes 05 de diciembre de 2022 | 6:00hs.
La historia de Los Twist  llega al cine con  una nueva generación

El rodaje de “29 horas y media” se encuentra en su etapa final y, más allá de la historia de amor que cuenta, muestra el atractivo de una trama centrada en la grabación del icónico “La dicha en movimiento”, disco de Los Twist que es interpretado, en el filme, por actores que, en algunos casos, ni conocían a la banda.

¿Cómo revisitar al grupo de Pipo Cipolatti, Fabiana Cantilo, Daniel Melingo, Gonzalo Palacios, Polo Corbella y Eduardo Cano? El trabajo estuvo a cargo del director Maxi Rodríguez y en la investigación minuciosa de los intérpretes, quienes corrían con la presión de los músicos.

“Yo no tenía relación con la música de esa época, pero después vi que conocía muchas canciones. Me hubiera encantado vivir esa época y ese mundo. Durante la filmación nos recomendaron muchas bandas y empezamos a indagar. No es algo que escuche en mi casa, pero creía que nunca me iba a llamar la atención. Ahora estoy cambiando mi lista de Spotify (risas)”, dijo Sofi Morandi a Télam, completamente “lookeada” como Fabiana Cantilo.

Las locaciones de la película replican aquellos momentos y espacios emblemáticos como el Café Einstein, Canal 7 y, por supuesto, los Estudios Panda, donde Los Twist grabaron su álbum debut bajo la producción de Charly García.

En aquella placa se registraron temas que sobrevivieron al paso del tiempo como “Jugando hulla-hulla”, “Pensé que se trataba de cieguitos”, “Cleopatra, la reina del twist” y “El primero te lo regalan, el segundo te lo venden”.

“Yo lo primero que hablé con el director era no caer en la imitación, sino sacar la escencia de Fabi. Vi muchas entrevistas y videoclips, y ahí me fue más fácil cazarle la onda de arriba del escenario. Lo de abajo era más difícil porque no tenía una Fabiana enojada, por ejemplo”, dijo Morandi, de 25 años.

La actriz reconoció que aceptó el papel sin hablar con Cantilo y que luego de que quedara en el proyecto, la vocalista le mandó un mensaje para darle tranquilidad. Pululando por el set de filmación estaba Cipolatti, sacando risas al elenco y a los técnicos. Julián Cerati es quien encarna al guitarrista y cantante, todo un peso que debío balancear entre la copia y su propia impronta.

“Fue un super desafío que esté vivo. Yo arranqué su personaje de afuera hacia adentro. Se suele hacer al revés: ver sus motivaciones, qué es lo que siente, etcétera. Pero en mi caso, primero vi entrevistas de él y luego lo fui a conocer. Así empecé a sentir cómo sentía él”, dijo Cerati, mientras Pipo lo interrumpía una y otra vez para hacer el tándem Cipolatti.

“El pensamiento no lineal que tiene es maravilloso -reflexionó el actor-. Yo, imitándolo, me di cuenta de que hay cosas en mi interior que no puedo decir. Yo le pongo un marco a lo que digo, en cambio él no. No sé cómo puede convivir con ese océano creativo. Y en el set, yo me pongo a improvisar y el director tiene que ordenar”.

Con 24 años, Cerati reconoció que no era fanático de Los Twist, aunque sí conocía sus temas por su padres y familia. “Ellos fueron una bisagra en la música del país”, sostuvo.

Otro de los personajes que tendrán pantalla y que han dejado una vasta y ecléctica trayectoria es Daniel Melingo, cofundador y compositor del grupo, con una personalidad que lo llevó al tango y hasta la actuación. Guido Penelli es quien debió ponerle cara en cámara y, con 28 años y formación musical, sí sabía de qué se trataba lo que iba a interpretar.

“Yo escucho mucho esa época del rock, eran de las primeras que escuché por mi familia. Mi papá es tecladista y mis tíos tocaron en Los 5 del Río, así que esa música y esas bandas, como las de los 70, siempre estuvieron de manera inconsciente en mi cabeza”, comentó Penelli. Con ductilidad para la batería y la guitarra, contó que durante los recesos de rodaje se encerraba en el estudio con técnicos y otros de los actores para zapar un rato o tocar canciones viejas. “Los ensayos son un poco caóticos -dijo entre risas Penelli-. Todos nos ponemos a tocar y se arman zapadas con temas conocidos o improvisaciones. Tocamos con los otros actores y los técnicos. Eso es lo lindo de hacer estas películas”.

Más allá de la parte musical, la película narra la historia de amor, como un “coming of age”, de Mario (Kevsho) y Ana (Ornella D’Ellía), dos fanáticos de la banda que logran entrar a los Estudios Panda en plena grabación para filmar un videoclip. Otra línea argumental que el director Rodríguez buscó fue el de mostrar el contexto en el que la dictadura comenzaba a hacerse un lado hacia la democracia, pero con la represión y la censura todavía a flor de piel en la sociedad. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias