domingo 29 de enero de 2023
Muy nuboso 36.1ºc | Posadas

En los últimos tres años hubo 2.177 casos en el país

Misiones, entre las provincias con más ataques de ofidios

La tierra colorada, en conjunto con Chaco y Santiago del Estero, concentra el 50% del total de accidentes

martes 29 de noviembre de 2022 | 6:05hs.
Misiones, entre las provincias con más ataques de ofidios
La yarará cumple un valioso rol en el ecosistema como reguladora natural de las plagas.
La yarará cumple un valioso rol en el ecosistema como reguladora natural de las plagas.

En los últimos tres años se reportó un total de 2.177 casos de accidentes con ofidios en el país, de los cuales el 50% se concentra en tres las provincias: Misiones, Santiago del Estero y Chaco.

El dato se desprende del Boletín Epidemiológico Nacional N° 628, en el que también se especifica que el 86,7% de los envenenamientos corresponden a serpientes del género Bothrops, comúnmente conocidas como yarará.

“Históricamente Misiones fue la provincia que tuvo mayor cantidad de accidentes con ofidios, de los cuales tenemos tres grupos venenosos de importancia médica: la yarará, la cascabel y la coral”, indicó el director del programa de Animales Venenosos, Roberto Stetson, en diálogo con Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7.

Y advirtió: “Somos la capital de las especies venenosas porque en las demás provincias hay una o dos yararás y nosotros tenemos siete especies diferentes del género Bothrops, cascabel tenemos una y la coral tenemos cuatro tipos, cuando el resto del país tiene una”.

No obstante, destacó que la yarará crucera y la chica están adaptadas a la actividad del hombre y cumplen un rol muy importante porque ayudan al productor a controlar las plagas de roedores que destruyen los cultivos y transmiten enfermedades, como el hantavirus o la leptospirosis.

A su vez, aclaró que “los casos mortales son raros porque la yarará, que presenta el 86% de los accidentes, tiene veneno necrotóxico y no neurotóxico, por lo que da tiempo para conseguir el antídoto”.

Si bien los ofidios “están repartidos por toda la provincia” hay zonas puntuales según su género.

“La yararacusú, que llega a 1,80 metros, tiene mucho veneno y es de las más agresivas, está en la zona de selva en el Norte, otras están limitadas a la selva de araucarias. La yarará crucera común y la chica están distribuidas homogéneamente en todos lados, en el país también, excepto en la zona Sur, que está la ñata, una muy pequeña de 60 centímetros”, señaló el titular del programa de Animales Venenosos.

A su vez, puso en consideración: “Somos una provincia activa en desarrollo, por lo que tenemos una franja de expansión en el turismo y en el emprendimiento agrario-ganadero en el que vamos invadiendo sus espacios naturales cuando ellos están hace muchos millones de años antes que el hombre, y se van refugiando en los espacios que les dejamos”.

Por otra parte, puntualizó que las serpientes pueden encontrarse “en lugares donde acumulamos granos, distintos tipos de productos, pastos o donde hay cúmulos de basura, además de la urbanización que avanza sobre lugares naturales y son propios para las ratas, el alimento de la yarará”.

“Yarará quiere decir, en guaraní, altiva o soberbia, es decir que se defiende rápidamente si se siente molesta, no es pasiva. Si vas caminando por el pasto o el campo, ellas golpean su cola contra el suelo como latigazo deslizándose sobre su cuerpo para hacer figuras que avisen su presencia. Si la persona está atenta a lo que ocurre a su alrededor, se puede dar cuenta para no arrimarse”, informó Stetson.

En ese marco, recalcó la importancia de apartar a los ofidios para su liberación y no matarlos. “En un lugar próximo al domicilio se le puede retirar con un tacho y un gancho largo, o una vara de metro y medio para sacarla y llevarla al campo. Son animales muy beneficiosos porque salen por la noche a cazar roedores”, dijo.

Por ese motivo, añadió que “así pueden estar en depósitos, porque olfatean para seguir a sus presas y no saben distinguir si es un pastizal o un lugar cerrado”.

 

En cifras

86,7% De los envenenamientos corresponden a serpientes del género Bothrops, comúnmente conocidas como yararás.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias