lunes 05 de diciembre de 2022
Cielo claro 20.7ºc | Posadas

Pinceladas de historia

Noviembre, aniversario de la histórica Codelim

domingo 20 de noviembre de 2022 | 6:00hs.
Noviembre, aniversario  de la histórica Codelim

En pleno auge de la dictadura militar, la clase dirigente misionera, conformada por un amplio sector de la sociedad, empresarios, profesionales, comerciantes, gremialistas, políticos, juristas, etcétera, dio una lección de respeto a las libertades cívicas, al país y, en especial, a quienes gobernaban ese momento. Lo hicieron a través de la conformación de la integración de una comisión que se dio en llamar Comisión de Defensa de los Legítimos Intereses de Misiones (Codelim), que tuvo su pronunciamiento público el 13 de noviembre de 1980. Esta actitud patriótica, de legítimos derechos de defensa de los valores constitucionales, fue el punto de partida para futuros movimientos semejantes en el país, como la propia Multipartidaria que sentó las bases para el regreso a la democracia de la Argentina en 1983.

El pronunciamiento, emitido a través de una solicitada titulada “Misiones: al pueblo de la República y a las Fuerzas Armadas”, fue firmado por más de 150 misioneros y publicada a página completa en diarios de Buenos Aires como La Prensa y el diario más antiguo de Misiones, El Territorio. En ese texto se reclamó, con fuerza y coraje, “el retorno a una democracia real, donde se cumplan los objetivos de un estado de derecho y los gobernantes acepten el disenso, la crítica y no se sientan omnipotentes y todopoderosos para acometer la empresa que se les ocurra y donde la corrupción tenga juicio ecuánime y castigo ejemplificador”.  En momentos en que los derechos de expresión estaban totalmente negados, este grupo de valientes misioneros reclamó con meridiana claridad, a “este gobierno provincial que conoce Misiones geográficamente recién el día que asume, que gobierna divorciado del pueblo, al que le sobra soberbia y le falta humildad para acercarse a los habitantes de esta tierra, así como para comprender que el arte de gobernar no se agota en exultar órdenes; que tiene ministros que insultan y agreden, confundiendo pueblo con arreo de hacienda….”. En esa solicitada además se detallaban otros hechos concretos que afectaban a la sociedad misionera, como la mortalidad infantil, la reducción del presupuesto de salud, el incremento del analfabetismo, la postración del sector agrícola, la actitud dispendiosa del gobierno con los fondos públicos, etcétera.

Uno de los firmantes de esta solicitada, el ex gobernador de Misiones, escribano Miguel Angel Alterach, en su libro ‘La política que yo viví’ afirma: “En nuestra querida provincia tenemos el ejemplo más tangible de lo que la concertación y la unidad pueden hacer, porque en 1980, en plena dictadura militar, dimos un ejemplo al país, con la implementación de la Codelim, cuya estructura posibilitaría luego la conformación de la Multipartidaria y el retorno a las elecciones…”.

Publicada la solicitada, como era de esperarse , se vivió un clima de tensión social y presiones de todo tipo por parte de las autoridades militares misioneras contra quienes habían firmado ese documento. Como consecuencia de ello se produjeron renuncias e inhibiciones por parte del Poder Judicial de la provincia. Un fiscal, el doctor Julio Alberto Cabral presentó una denuncia penal contra todos los miembros del Codelim, pidiendo el procesamiento y detención de todos los firmantes por la comisión del delito de desacato. Y el juez provincial interviniente, el doctor Ricardo Biazzi, en un actitud ejemplar y valiente, rechazó esa denuncia y ordenó el archivo del expediente. En un fallo que tuvo repercusión nacional sostuvo que “el delito de desacato por la prensa es una peligrosa creación política reaccionaria”, “expresión del propósito de servirse de la misma para perseguir al que dice la verdad….”. Concluyó en ese alegato que no había delito alguno en el accionar de los miembros de la Codelim.

El Territorio reprodujo gran parte de la resolución de Biazzi en su edición del 4 de diciembre de 1980 y en su edición del 7 de diciembre de ese año destacó el “ímprobo trabajo del juez”.

Alterach, en sus memorias, ya citadas, recuerda que “el 30 de noviembre de 1980, por primera vez, logramos concertar un encuentro histórico en la ciudad de Posadas. En dicha ocasión los máximos dirigentes políticos de la Argentina de entonces, el presidente de la UCR, doctor Ricardo Balbín, y el vicepresidente del Consejo Nacional del Partido Justicialista, escribano Felipe Deolindo Bittel…concurrieron a dos actos muy importantes. Uno de ellos celebrado en el cementerio La Piedad, en memoria del aniversario del trágico fallecimiento de los ex gobernantes Juan Manuel Irrazábal y César Napoleón Ayrault. El otro, en el cine Sarmiento, donde el principal orador fue el doctor Balbín. En la casa del doctor Barrios Arrechea, luego, se concertó el encuentro entre Bittel y Balbín para intercambiar ideas sobre la situación que vivía el país…”.

Es justo recordar, a 42 años de ese histórico momento, a quienes tuvieron el coraje de luchar por los valores democráticos en momentos en que las actitudes opositoras al gobierno militar podrían derivar en trágicas consecuencias.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias