jueves 08 de diciembre de 2022
Cielo claro 30ºc | Posadas

Señalan que hay constantes cambios de precios

Vidrios y espejos, entre la escasez y los altos costos

Empresas del rubro aducen faltantes desde hace meses. La producción opera a niveles bajos por complicaciones con importaciones. A partir de enero podría normalizarse

miércoles 16 de noviembre de 2022 | 6:05hs.
Vidrios y espejos, entre la escasez  y los altos costos
Hay complicaciones en el trabajo por la falta de productos. Foto: Sergio Contreras
Hay complicaciones en el trabajo por la falta de productos. Foto: Sergio Contreras

A lo largo del año, el faltante de determinados insumos clave para la producción se convirtió en moneda corriente y afectó a distintas actividades económicas por igual. A este escenario se sumó desde hace meses el rubro ligado a la producción de vidrios, cuya reposición es poca y demanda de grandes períodos de tiempo para hacerlo.

En Posadas, esta situación se siente puntualmente desde abril, cuando disminuyó el envío de vidrios y espejos que se elaboran en Buenos Aires.

Los motivos de la escasez son diversos. Por un lado, por la falta de acceso a componentes importados que son fundamentales al momento de la producción en medio de las trabas para acceder a los dólares necesarios para la compra de los productos. Por otro lado, por complicaciones en el acceso al gas, que es clave para el desarrollo de los espejos y los vidrios.

A ello se sumó la reducción de la operación de los hornos para la producción, que hasta hace poco tiempo operaban al 40% de la capacidad.

En medio de un contexto de gran demanda, la oferta es escasa, puntualmente de los vidrios que son los más económicos y a la par los más solicitados por la clientela, reconocieron las empresas ligadas a la actividad consultadas por El Territorio.

Si bien aún no hay precisiones de cuándo se normalizará el abastecimiento de vidrios, que aqueja a las empresas que se dedican a la elaboración de muebles y aberturas, esperan que entre finales de enero o principios de febrero se vuelva a los niveles normales de oferta que se registraba antes de la pandemia.

Lo mismo ocurre con otros rubros, como ferreterías, metalúrgica y materiales de construcción. Tanto a nivel nacional como en Misiones, se registran faltantes de productos como chapas y tornillos entre otros.

Según un relevamiento que la Cámara de Ferreterías y Afines de la República Argentina (Cafara) realizó en todo el país, el 60 por ciento de los locales se encuentran con algún tipo de problema de desabastecimiento (más información en la página 5).

Faltantes de fábrica

Los motivos por lo que faltan vidrios son diversos, reconocen desde el sector.

Sobre este punto, desde Vidriería Posadas afirmaron a este matutino: “Estamos registrando faltantes de vidrios, que es una escasez que viene directamente de fábrica. Prácticamente desde que arrancó el año estamos notando esta situación, ya que los niveles de actividad de la prestadora está trabajando en un 30 por ciento”.

Al ser consultado sobre los motivos de la escasez, indicaron que “tiene que ver con inconvenientes en los insumos importados que se requieren para fabricar los vidrios, que son productos muy puntuales como determinados químicos que se tienen que traer desde el exterior”.

“Tenemos mucha demanda de vidrios, pero no tenemos cómo responder a todos los pedidos que tenemos porque no hay stock. Vienen algunas tandas que mandan desde Buenos Aires, pero que no son lo suficiente como para poder cubrir todo lo que se está pidiendo”, agregaron.

El mismo panorama plantearon desde la Vidriería Vitrage. Se explicó: “El faltante lo estamos sintiendo desde marzo, cuando arrancaron los problemas con las fábricas que se dedican a la producción”.

Precisó que el inconveniente radica en Vidriería Argentina Sociedad Anónima (Vasa), que “tiene dos hornos, que uno estuvo parado totalmente y el otro estuvo trabajando al 40 por ciento. Entonces, se agotó el stock y prácticamente no se pudo reponer con el nivel de producción que hubo. Esta situación de disminución de la actividad impactó y frenó”.

Asimismo, explicaron que los incrementos en los costos para la producción también afectaron el nivel normal de elaboración de los vidrios y de los espejos.

En este contexto, “estamos registrando mucha demanda porque la gente no se quiere quedar con la plata en el bolsillo, pero no se puede hacer nada si no hay stock disponible”, indicaron desde la empresa.

Y agregó que “esperamos que en las próximas semanas comience a normalizarse porque el horno de Vasa hace poco volvió a funcionar y consideramos que a partir de ahí se podrá normalizar. Es que también afectó la complicación de acceso al gas, que es importado, entonces dificulta a la producción”.

Detallaron que la complicación radica puntualmente en vidrios de cuatro milímetros de grosor, cuyo metro cuadrado se vende entre los 9.000 y 10.000 pesos.

“Los que están faltando mayoritariamente son los más económicos, que son los que más rápido se venden en el mercado. Pero también tenemos complicaciones con otros vidrios que tienen un espesor más grueso, por los componentes que tienen, cuyo metro cuadrado está 24.000 pesos”, señalaron desde Vidriería Vitrage.

Vaivenes de precios

Además de los faltantes, otro inconveniente que se registró a lo largo del año fue el incremento en los precios de los insumos, en medio de la escalada inflacionaria que aqueja al país.

Al respecto, Soliciano Karavin, propietario de la vidriería El Espejo, mencionó la situación en particular de su firma.

“En distintos tipos de vidrio tenemos demoras, lo que lleva a que a veces nos falten de algún tipo y otro, por ejemplo en los más finos o también en los laminados. Considero que los mayoristas no se apuran para vender porque no terminan de incrementar los precios de los productos para la venta”, precisó en diálogo con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7.

“Hay veces que a cada semana suben los precios de los productos y hay veces que hasta dos veces al día aumentan los importes. El que tiene stock, sea de vidrio o de otra mercadería, en cantidad no tiene intención de vender, porque no sabe qué va a ocurrir con el precio. Estamos en una nebulosa total”, manifestó.

“Como estamos en una situación de constantes modificaciones en los precios, los incrementos son en porcentajes que son muy variables, de un 5, un 10 y hasta un 12 por ciento. Parece que no se nota al momento de comprar, pero si se hace un pedido de un determinado stock de vidrios, son porcentajes que van sumando y que se notan”, mencionó Karavin.

“Estamos en una situación crítica, y no sabemos si pronto se va a normalizar este contexto de faltante que se está registrando”, manifestó.

Después, el comerciante del rubro acotó: “Atiendo puntualmente a los seguros, tanto de las casas, de particulares, de los negocios. Y los más afectados por esta situación son las empresas de seguros, porque cubrían los vidrios que se rompían y no actualizaron sus precios, entonces eso complica, porque no se puede llegar a cubrir. Es un problema que está teniendo la gente, ya que no puede reponer los vidrios”.

Para los próximos meses, mencionó que “no hay precisiones sobre cuánto aumentará, esperemos que no haya incremento en los importes. Si no hay movimiento grande, seguirá todo igual”.


Un problema que viene de larga data

A lo largo del todo el año se observaron complicaciones con la producción y abastecimiento de vidrios. Sin embargo, hacia finales del 2021 comenzaron a sentirse los primeros inconvenientes en la cadena productiva. Uno de ellos estuvo ligado a la producción de botellas de vino, cuando un incendio en la fábrica de Verallia, en Mendoza, afectó totalmente a la actividad, ya que la firma se dedica a aportar la mitad de los envases de vidrio del mercado argentino.

Si bien la firma Cattorini Hermanos, responsable de la otra mitad de la demanda local, sumó un horno adicional para ampliar la fabricación, se sintió el faltante de stock durante los últimos meses del año pasado.

Al mismo tiempo, otro de los inconvenientes que debieron afrontar desde la actividad fueron las trabas en las importaciones para el acceso a los componentes para la producción, escenario que aún persiste, indicaron.

Otro de los principales problemas para la industria es, en efecto, el incremento en los precios de los insumos que son importados y se encarecieron en dólares. “Como consecuencia de la guerra entre Rusia y Ucrania, se incrementaron los fletes. Eso aún no se solucionó. También subió la energía, lo que hizo que aumenten nuestros insumos entre un 10 y un 15 por ciento en dólares”, explicó Eduardo López, CEO de Bodega López, en declaraciones con El Cronista.


En cifras

$10.000

El precio del metro cuadrado de vidrios que se comercializa en las empresas, de cuatro milímetros. Puntualmente, son los que escasean en el mercado.

40%

La producción de vidrios desde la operaria Vasa se realizó en un menor porcentaje por complicaciones en los hornos y la falta de insumos.

 

Un relevamiento determinó que el 60% de las ferreterías del país están con escasez reposición

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias