sábado 26 de noviembre de 2022
Cielo claro 22.7ºc | Posadas

Dolores Vera tiene 63 años y es docente jubilada

Apostó a emprender en tiempos de crisis con valor agregado en madera

Lo que comenzó como un hobby hace 20 años la llevó a vender parte de lo que creaba y creó así su emprendimiento con fibrofácil. El negocio creció y ahora revende sus producciones

martes 15 de noviembre de 2022 | 6:04hs.
Apostó a emprender en tiempos de crisis con valor agregado en madera
En 2002 montó el negocio, con accesorios para efemérides y productos según la demanda. Foto: Joaquín Galiano
En 2002 montó el negocio, con accesorios para efemérides y productos según la demanda. Foto: Joaquín Galiano

Dolores Vera es docente jubilada del área de tecnología y también emprendedora. Comenzó a hacer pintura y objetos en madera por gusto hasta que sus allegados insistieron en que los venda. Así inició en 2002 su emprendimiento familiar llamado Fibrofacilandia.

“Después de la crisis del 2001 hacíamos bolsos materos para la venta y así empezamos. Esto fue un éxito, ya que muchas personas nos compraban para revender”, relató. En este sentido, Vera contó a El Territorio que desde aquellos años hasta la actualidad no pararon, e incluso sus mismos clientes le solicitaban otros tipos de productos que actualmente también ofrecen.

Fibrofacilandia es un emprendimiento familiar, pero Dolores fue quien tomó la iniciativa para que este exista y se lleve adelante hasta lo que es hoy. Ella también inspira y motiva a otras para que se lancen al emprendedurismo: “Les digo que no tengan miedo, que a pesar de la crisis se vende. Es importante ser positivo y ofrecer un producto precio-calidad”.

De hecho, en el negocio colaboran su marido y sus hijos, quienes están encargados de realizar muebles o ayudarla en el caso que lo requiera, más aún en los tiempos de mucha producción.

“Producimos accesorios dependiendo de cada efeméride, para el Día del Padre, del Niño, de la Madre, Navidad, y además los pedidos especiales para cumpleaños, bautismos, con caja, cajitas, desayunadores, adornos en madera, placares, alacenas, bajomesadas y sillones”, manifestó.

La producción se basa en la creación de artículos hechos con madera en crudo o con barniz, acrílicos y diversos diseños en pintura.

Luego, sostuvo que trabaja con otras mujeres emprendedoras: “Les vendemos los productos en crudo, ellas pintan y venden”. Señaló que la reventa es un negocio continuo y les genera un gran ingreso.

Además, dijo que en 2015 empezó a trabajar con establecimientos escolares -escuelas de adultos más precisamente- donde le pedían mercancía para enseñar a pintar a los alumnos. Luego, los mismos maestros o estudiantes se acercaban para pedirles más artículos con el fin de revender y armar su propio emprendimiento en base a ello.

Actualmente, Dolores empezó a enseñar desde este mes a niños y adultos de manera particular pintura en acrílico. “Por falta de espacio enseño de a un alumno. Este mes comencé, quien me enseñó a mí todo lo que sé fue la profesora Mirta Bermuller y ahora quiero trasmitir a otros todo lo que me gusta y sé sobre pintar”, enfatizó.

Seguir adelante
Con respecto a la pandemia del Covid-19, la emprendedora aseguró que la difícil etapa para las pequeñas y medianas empresas, a ellos les fortaleció: “Fue nuestro mejor momento para la reventa. Sobre todo, nos compraban aquellas personas que no podían salir a laburar o no tenían ingresos porque se quedaron sin trabajo. Vendimos mucho por internet”. Señaló que apostaron a la venta al por mayor, y que allí fue mayoritaria su producción. “Más allá de las ganancias, resalto la cantidad de personas interesadas y que hoy continúan siendo clientela”, destacó.

Por otra parte, indicó que desde hace unos tres meses la venta bajó: “Tenemos un puesto con otras mujeres emprendedoras en el Mercado Concentrador y se vende lo mínimo. Muchos preguntan y quieren, pero se nota que no hay dinero que alcance”. Asimismo, expresó que forma parte del grupo de mujeres emprendedoras legislativas de Misiones, con quienes exponen en el cuarto tramo de la Costanera cada vez que son convocadas.

No obstante, afirmó que la página de Facebook del emprendimiento ayuda a que sus productos lo vean hasta personas del interior, quienes se contactan y buscan parte de las cosas que realizan.

Posteriormente, aseveró que trabajan con madera MDF, machimbre, finger y pino. Sobre las importaciones, indicó que la situación de los proveedores es difícil: “Con quienes trabajamos tenemos una relación de años y es un sector que está en crisis. Preocupa porque si escasea la madera, nosotros no podríamos producir. Además, diariamente tiene una suba y considero que es otro motivo de la faltante”.

Pinturas en acrílico y óleo, el valor agregado de todos los trabajos de Dolores. Foto: Joaquín Galiano

Dolores también utiliza pinturas en acrílico y óleo. Sobre este último dijo que es difícil de conseguir porque no se importa y su valor es elevado.

Para finalizar, brindó un mensaje para aquellas mujeres que buscan emprender y aseguró que animarse es el primer paso: “Hay que arriesgarse. A las que vienen a buscar mis artículos para la reventa yo les motivo, les digo que lleven para probar. La imagen y la presentación del producto también es importante, empaquetarlo, ponerle algún detalle y ofrecer a los más allegados. La gente te compra y luego empieza el boca en boca, eso te va generando clientes y que otros también te busquen y se interesen”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias