sábado 26 de noviembre de 2022
Cielo claro 32ºc | Posadas

El 60 por ciento de los juicios que se ventilan son por abuso

Seis personas fueron condenadas a perpetua en lo que va del año en Oberá

El Tribunal Penal de esa ciudad aplicó la máxima pena a los imputados en tres homicidios. En todos los casos fueron dos los autores del hecho: dos parejas, además de padre e hijo

domingo 13 de noviembre de 2022 | 6:05hs.
Seis personas fueron condenadas a perpetua en lo que va del año en Oberá
Héctor Dos Santos (37) y Karina Dos Santos (24) condenados por matar a su hijo.
Héctor Dos Santos (37) y Karina Dos Santos (24) condenados por matar a su hijo.

El pasado 29 de septiembre, el Tribunal Penal Uno de Oberá sentenció a prisión perpetua a los padres del pequeño Oscar Dos Santos, un bebé de apenas cuatro meses asesinado de un golpe en la cabeza y cuyos restos fueron sepultados a la orilla del arroyo Barrero, en enero del año pasado.

Karina Beatriz “Micaela” Dos Santos (24) y Héctor Oscar “Correntino” Dos Santos (37) fueron hallados coautores del delito de homicidio calificado por haber sido cometido contra su descendiente.

A lo largo de la instrucción y luego en el debate oral, la progenitora fue variando su versión de los hechos y acusó al padre; pero al final deslindó de culpas a su ex concubino y mencionó que se trató de “un accidente”, que ella llevaba en brazos al pequeño cuando tropezó y cayó, lo que ocasionó su deceso.

Por su parte, el hombre siempre guardó silencio y recién en el juicio se distanció de todo lo dicho por su ex y la culpó del homicidio.

La fiscal Estela Salguero detalló que el pequeño Oscar falleció por un “traumatismo de cráneo gravísimo con estallido de la calota craneal, acompañado de lesiones post mortem por aplastamiento torácico y craneal”.

“Ambos mataron y sepultaron al bebé, sino por qué iban a esconder el cadáver”, subrayó antes de pedir la máxima pena. 

El citado fue el último de los tres juicios por homicidio que este año concluyeron con prisión perpetua para los imputados, ya que el 11 de agosto Aurora Ramírez (46) y Ernesto Roberto Frank (70) fueron sentenciados por el asesinato de Hugo Do Nacimento (43), mientras que el 1 de septiembre Luis André Konrath (38) y su padre Romaldo Konrath (63) recibieron la máxima pena por el homicidio de Rodrigo Alves (35).

La confesión

“Sí, lo matamos. Entre los dos juntos lo matamos”. La confesión de Raquel Aurora Ramírez retumbó en la sala de audiencias del Tribunal Penal Uno y ya no había marcha atrás para la mujer ni su ex pareja.

Ni los antecedentes de violencia y abuso sexual que pesaban sobre la víctima pudieron evitar la máxima condena.

Ramírez y Frank fueron sentenciados a la pena de prisión perpetua por el asesinato de Hugo Do Nacimento, cuyo cadáver fue hallado bajo un puente del arroyo Yabebiry, en General Alvear, el 17 de septiembre de 2019.

La mujer fue condenada como coautora penalmente responsable del delito de homicidio doblemente calificado por haber sido cometido contra la persona con quien mantuvo una relación de pareja y con alevosía. El hombre fue sentenciado como coautor de homicidio calificado por alevosía.

El Tribunal avaló el pedido de la fiscal Salguero, quien en su alegato detalló las pruebas en contra de los imputados y subrayó que entre ambos organizaron y planificaron el crimen.

En su descargo, Ramírez justificó su accionar en la violencia que Do Nacimento ejerció durante años sobre ella, los antecedentes de abuso sexual en perjuicio de su hijastra y una hija y constantes amenazas a pesar de estar separados.

Por su parte, Frank le adjudicó el homicidio a su ex pareja y aseguró que esta lo amenazó con matarlo si no colaboraba con ella.

A sangre fría

El relato de testigos presenciales del hecho, el reconocimiento parcial de los implicados y un cúmulo de pruebas recolectadas durante el proceso, confluyeron para el dictado de la pena de prisión perpetua para Luis André Konrath y su padre Romaldo Konrath por el homicidio de Rodrigo Alves, perpetrado el 4 de octubre de 2019 en una chacra de Colonia Paraíso, localidad de El Soberbio.

Carina Silveira Dos Santos (20), ex concubina del menor de los Konrath, fue absuelta de todos los cargos ya que al momento del asesinato era menor de edad.

Antes, la fiscal Salguero señaló que la joven habría tenido una relación previa con Alves, por lo que tenía su número de teléfono.

Precisamente, según declaró el testigo Ezequiel Weber, luego de perpetrar el homicidio Luis André Konrath le confesó que usó el teléfono de su concubina y se hizo pasar por ella para emboscar a la víctima en su propia casa.

En su alegato, Salguero desactivó la versión de la legítima defensa y puso en evidencia la frialdad que exhibieron los autores del hecho, quienes en primera instancia colocaron el cadáver en el baño y lavaron la galería.

“No hubo pelea ni forcejeos ni gritos”, remarcó la fiscal, y agregó: “Fue todo muy rápido. Luis llegó a la galería y efectuó el disparo. Apuntó a la cabeza de la víctima, sin piedad. Ya agonizando, Alvez recibió dos o tres machetazos de Romaldo Konrath”.

“Demostraron un desprecio total por la vida humana (…) Weber dijo que la víctima no se pudo defender, no tuvo chances. Lo remataron dándole machetazos en el piso. Actuaron con alevosía, sobre seguro y sin riesgo”, indicó.


Los abusos del pastor

En lo que va del año, el 60 por ciento de los juicios realizados en el Tribunal Penal Uno de Oberá corresponden a hechos contra la integridad sexual, la mayoría de los cuales se resuelven en juicio abreviado. Entre los casos más aberrantes, el pasado 22 de septiembre el pastor evangélico Baldomiro Runge (56) fue condenado a 18 años de cárcel por los delitos de abuso sexual con acceso carnal y abuso sexual simple reiterado, agravado por haber sido cometido por un ministro de un culto y encargado de la guarda, y amenazas. La primera denuncia contra el religioso fue radicada en 2004 por una menor que entonces tenía 16 años, aunque los abusos se produjeron cuando tenía 13.  En la instrucción, la víctima -identificada como M. C., hoy de 34 años- relató que Runge la sometió en su propia casa, aprovechando que su esposa se hallaba enferma. Los hechos se registraron cuando el pastor estaba al frente del Hogar Esperanza, adonde M. C. ingresó con apenas 2 años. Tras la denuncia original, otras dos chicas denunciaron a Runge.  En tanto, en el juicio oral declaró una mujer que llegó como testigo y en su relato quedó plasmado que también fue víctima del pastor.  Envuelta en llanto, calificó su paso por el hogar como “un infierno” del que nunca pudo salir, a pesar de contar con asistencia profesional.

Contó que los abusos empezaron cuando tenía 9 años y se prolongaron en el tiempo. Por ello, apenas pudo buscó una pareja y se alejó del hogar, pero Runge la seguía amenazando, modus operandi detallado por otras víctimas.

 

Informe de domingo

Los grandes juicios del 2022

Seis personas fueron condenadas a perpetua en lo que va del año en Oberá

De 83 juicios durante el año, 49 fueron por abuso sexual

El caso Evelyn culminó con una sentencia histórica

El trabajo de la defensa pública y la llamada desigualdad de armas

Una máxima pena entre mayoría de condenas por abuso sexual

El caso Mereles y una perpetua para el asesino de su madrastra

Un año con dos perpetuas por dos conmocionantes crímenes

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias