jueves 08 de diciembre de 2022
Cielo claro 30ºc | Posadas

Las investigaciones se iniciaron a comienzos de año por la Policía Federal Argentina

Megaorganización para contrabando de cubiertas operaba desde Eldorado

Con la complicidad de terceros en la frontera y trabajadores de transportes en las rutas, los productos ingresaban desde Paraguay hacia distintos puntos del país

jueves 10 de noviembre de 2022 | 6:03hs.
Megaorganización para contrabando de cubiertas operaba desde Eldorado
El paso por la frontera y los lugares de acopio.
El paso por la frontera y los lugares de acopio.

Una organización dedicada al contrabando de mercadería ilegal fue desbaratada luego de procedimientos llevados a cabo en diferentes puntos del país por la Policía Federal Argentina (PFA) donde incautaron, entre mercaderías y dinero en efectivo, alrededor de 400 millones de pesos.

Como adelantó este medio, los operativos fueron el resultado de una investigación iniciada a comienzos de este año a fin de desarmar operaciones de contrabando de neumáticos, repuestos de vehículos, artículos electrónicos y artículos de hogar.

Bajo directivas del juez Miguel Ángel Guerrero, a cargo del Juzgado Federal de Eldorado, los detectives del Departamento Delitos Fiscales de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la PFA permitieron revelar la estructura de la organización a partir de entrecruzamiento de datos, escuchas telefónicas, filmaciones y seguimientos.

Ayer voceros de la fuerza consignaron los resultados finales  de la redada, que tuvo un punto clave en el Norte misionero. En total dispuso el allanamiento de 26 puntos distintos, entre ellos casas particulares, depósitos, locales de venta y empresas de logística y encomiendas.

Según manifestaron los voceros, las tareas de análisis de la información permitieron establecer diferentes lugares de distribución de la mercadería que ingresaba por las fronteras con Paraguay, principalmente desde Misiones, y luego era transportada por el territorio nacional hacia las provincias de Entre Ríos, Buenos Aires y el área metropolitana de Capital Federal.

Como resultado de los operativos, trece personas fueron detenidas quedando afectadas a la causa principal y otras dos personas cuentan con pedido de captura ya que continúan prófugas de la Justicia.

En lo que respecta al botín incautado, se procedió al secuestro de aproximadamente 800 neumáticos de diferentes modelos y tamaños: hallaron cubiertas de camiones, camionetas, automóviles, motocicletas y máquinas agrícolas de gran porte. Esto significó un aforo cercano a los 100 millones de pesos.

Pesos y dólares fueron incautados, además de armas y vehículos.

Además, se secuestraron elementos electrónicos, artículos de hogar y repuestos para motos y camiones como también la suma de dinero en efectivo de 7,2 millones de pesos, 20.000 dólares estadounidenses, tres armas de fuego, cuatro vehículos particulares y un camión.

Otros elementos y documentación de interés para la causa fueron secuestrados por los investigadores al tiempo que se estimó que el monto de la mercadería incautada en los distintos operativos llevados a delante durante el año rondaría los 400 millones de pesos en total.

Botes y paseros

La organización contaba con dos líneas de abastecimiento a cargo de dos hombres, uno de ellos domiciliado en Eldorado, que eran los principales investigados y que fueron aprehendidos durante el fin de semana.

En principio, adquirían la mercadería comprada en Paraguay y, junto a colaboradores que operaban durante la noche y la madrugada, cruzaban los paquetes hacia Misiones en pequeñas embarcaciones para luego depositarlos en lugares de acopio desde donde realizaban la distribución dentro del territorio nacional. 

Del análisis de las escuchas telefónicas se pudo establecer que por esa operatoria ambos implicados cobraban un 25 por ciento sobre el precio de adquisición de cada producto. Como valor agregado al servicio cobraban un seguro desde la adquisición, el cruce y el traslado de la mercadería hasta el punto de acopio.

Uno de los principales hombres investigados por la PFA utilizaba como canales de venta locales a la calle del rubro de repuestos de motocicletas y artículos del hogar como también de objetos de regalería.

Se pudo estimar que el monto de las ganancias obtenidas durante el transcurso de las actividades investigadas, en el período de enero a agosto de este año, ascendería a un valor de 250 millones de pesos, además de los envíos de cientos de toneladas de mercadería por encomiendas.

Según las pesquisas, los productos ingresaban al país siempre en horas de la noche y de la madrugada, especialmente en las primeras horas del día entre la 1 y las 6. Al llegar a la orilla, ocultaban la mercadería en zonas de gran vegetación y de difícil acceso para luego trasladarlas a los lugares de acopio.

En este contexto, la logística del ingreso de la mercadería estaba apoyada principalmente en paseros misioneros residentes de las ciudades de Puerto Esperanza y Eldorado que, conocedores del territorio, utilizaban accesos clandestinos de la frontera con el Paraguay. Aprovechando horarios de nocturnidad realizaban el transporte de los bultos con balsas para evitar a los uniformados la Prefectura Naval y luego también se ingeniaban para evitar los controles terrestres.

Encomiendas organizadas

Las pesquisas que determinaron los pasos por la frontera en manos de los denominados paseros, también vislumbraron que los integrantes de la organización operaban con la ayuda y participación de empleados de empresas de transporte de mercaderías.

Éstos se encargaban de acondicionar neumáticos en cajas para evadir los controles, por parte de las fuerzas federales, en las rutas que unen la provincia de Misiones con Buenos Aires.

Siempre según lo reconstruido por la pesquisa, con la misma complicidad de los empleados de las empresas de transportes, los contrabandistas realizaban el monitoreo de la encomienda, su llegada a destino, el retiro, si fue inspeccionada y si tuvo algún cuestionamiento por parte de las fuerzas en algún punto de la ruta.

Por su parte, un importante eslabón de la cadena, los clientes, realizaban el pago por medio de billeteras electrónicas -Mercado Pago- o en efectivo, el cual era puesto en un sobre y era entregado a choferes de colectivos de pasajeros, quienes los transportaban hasta la provincia de Misiones. 

 

En Misiones fueron nueve allanamientos en cuatro localidades

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias