martes 29 de noviembre de 2022
Cielo claro 33ºc | Posadas

El confuso episodio ocurrió el 18 de septiembre en el barrio Nuevo

Caso Morgenstern: “Decidimos dejar Jardín América por miedo”

Así lo manifestó la madre de la víctima (12). Aseguró que se fue de la provincia en busca de tranquilidad porque fue amenazada por la familia del imputado, Koki (19)

jueves 03 de noviembre de 2022 | 9:13hs.
Caso Morgenstern: “Decidimos dejar Jardín América por miedo”

Todavía resuena el caso de Natanael Morgenstern en Jardín América, el niño de 12 años asesinado en el barrio Nuevo de la localidad el pasado 18 de septiembre. Además del persistente dolor de la  madre, como desde el primer momento que se enteró de lo ocurrido, la mujer teme que el implicado, quien permanece detenido, quede libre.

 Elvira Espínola (37) residía en el barrio San Martín de la citada localidad, pero por miedo decidió empacar las valijas e irse lejos de la tierra colorada, en un lugar más seguro y donde se siente más tranquila.

 “En Jardín América estábamos en peligro, nos sentíamos solos porque no teníamos seguridad a nada y le vieron a Koki en la esquina de mi casa antes que se entregue”, dijo a El Territorio la mamá de Nata, como le llamaban en la familia.

 Juan Ramón ‘Koki’ R. (19) es el principal apuntado de haber atentado contra la vida del niño. El joven estuvo prófugo después del episodio, pero, finalmente, luego de más de 20 días de estar prófugo se entregó en la comisaría local.

 “Yo tenía miedo más que nada por mis otros dos hijos que vivían conmigo, nos sentíamos expuestos ante cualquier situación y como el caso tuvo mucha relevancia en los medios de comunicación recibimos amenazas de los familiares de Koki y por eso viajamos para estar mas seguros”, remarcó la mamá del niño que falleció tras haber recibido un disparo.

Ahora están en una localidad balnearia de Buenos Aires, pero prefirieron no dar detalles de su nueva ubicación. Según su testimonio, el viaje que emprendió Elvira junto a sus  hijos, Fernando y Sergio, se debió también a la búsqueda de oportunidades laborales.

 En la ciudad donde Elvira se instaló reside una de sus hijas, Alejandra, quien vive allí con su pareja y sus propios hijos hace alrededor de cinco años.

  “Estaba buscando trabajo, con el sueldo donde estamos no basta porque es una ciudad más cara, yo no conseguí empleo porque los lugares piden empleados para trabajar en blanco y no puedo porque tengo una pensión”, explicó. A esto añadió que momentáneamente cuida de sus nietos.

 Elvira mencionó que casi un mes antes del episodio en el que perdió a su hijo, ella había viajado con él a la casa de su hija Alejandra. Esto fue porque la joven había tenido problemas en el parto de su último hijo y por este motivo se quedaron dos semanas y luego regresaron a Jardín América.

 “Le dije ‘vamos a casa, hijo’, nosotros queríamos organizar para regresar donde vive Alejandra y conseguir empleo hasta diciembre para juntar plata y de nuevo situarnos en Jardín América”.

 En relación a este punto, sostuvo que no tenía pensado viajar a la casa de su hija tan rápido y en estas circunstancias. Aseguró que tanto ella como sus hijos se fueron con lo puesto y la situación es “como comenzar de cero”.

“No tenemos pensado el retorno a Misiones, pensamos quedar para siempre acá”, apuntó.

 Al ser consultada de cómo se enteró de lo sucedido el día que perdió a su hijo y los días posteriores, Elvira recordó: “Fue con el hermano de Koki que yo hablé en la comisaría y fue por él que me enteré porque me dijo: ‘Señora, fue mi hermano y fue un tiro’, aunque hasta hoy aún no sé porqué lo mataron y ojalá que con el tiempo Koki hable y diga el motivo por el cual hizo lo que hizo”.

 Luego, mencionó un dato que la desconcertó: “Cuando Koki se entregó dijo que era inocente y la verdad no sé por qué dice eso si hay testigos. Yo no lo pude ver a él”, concluyó.

 El episodio mortal

 El hecho por el cual se investiga a Koki ocurrió el pasado domingo 18 de septiembre, en el barrio Nuevo de Jardín América en la casa donde vive un hermano suyo.

 De acuerdo a las averiguaciones de los pesquisas, tanto Natanael como un primo estuvieron gran parte de esa madrugada compartiendo una reunión con conocidos y amigos en una plaza del citado barrio.

 En esas circunstancias, cerca de las 4 de la madrugada se trasladaron hasta el domicilio donde estaba Koki de visita y siguieron con la reunión.

 Lo que se cree es que en un momento dado y en plena juntada, el sospechoso sacó un arma de fuego y comenzó a manipularla ante los presentes.

 Allí, por causas que se desconocen, Koki efectuó un disparo que impactó contra el pequeño. El día ya había llegado y el disparo despertó a los presentes en la morada.

 A pesar de que el dueño de casa salió por los ruidos e intentó ayudar al menor en el patio, nada pudo hacer ante los pedidos de socorro.

 La bala impactó en el lado izquierdo del pecho y el hombre se vio solo con el cuerpo en el patio de su casa ya que los que participaban de la reunión salieron corriendo asustados. Natanael finalmente falleció en el lugar.

 Con el correr de la investigación se pudo saber mediante fuentes policiales que el acusado registra antecedentes por abuso de armas y que aparentemente en el pasado había tenido un hecho de similares características con manipulación de arma de fuego en el que otro adolescente resultó herido, aunque por fortuna no resultó de gravedad.

 El imputado declaró que no recuerda nada
 
Juan Ramón “Koki” R. (19), acusado de asesinar de un disparo al menor de 12 años Natanael Morgenstern en Jardín América, compareció ante las autoridades del Juzgado de Instrucción Dos de la localidad para completar la audiencia indagatoria luego de entregarse el 12 de octubre.

 Según pudo saber El Territorio en base a fuentes que intervienen en el expediente, ante el juez Roberto Sena el sospechoso -luego de escuchar los elementos en su contra- decidió hacer uso de su palabra y dar su versión de los hechos de la trágica noche.

 A grandes rasgos el joven expresó que no recuerda nada de lo sucedido. Señaló que estaba bebiendo vino y fumando marihuana con un grupo de chicos y que cuando recuperó el conocimiento se encontró en una zona de monte, a donde tampoco sabe cómo llegó.

 El joven fue imputado por el juez Sena por el delito homicidio simple, aunque se trata de una carátula provisoria que podría modificarse con el avance de la investigación y la incorporación de nuevos elementos. Por el momento seguirá detenido debido a que se le rechazó el pedido de excarcelación.

 Como informó este medio, Koki estuvo 24 días en condición de prófugo hasta que se presentó junto a su madre y un abogado defensor en el edificio del juzgado en horas del mediodía del miércoles 12. Se realizó una revisión médica y luego fue alojado en una dependencia policial, donde aún permanece.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias