viernes 09 de diciembre de 2022
Nubes dispersas 28ºc | Posadas

Los tealeros dicen que llevan más de 45 días de retraso en la cosecha

noviembre con Insólito frío pone en aprietos al té y a otros cultivos

El antecedente de las bajas temperaturas se dio hace 52 años. El descenso térmico cortó además el crecimiento de plantaciones de mandioca, maíz y zapallo en Misiones

miércoles 02 de noviembre de 2022 | 6:06hs.
noviembre con Insólito frío pone en aprietos al té y a otros cultivos
La cosecha fuerte de té, comenzaría a darse la semana próxima si llegan los días cálidos y húmedos. Foto: Natalia Guerrero
La cosecha fuerte de té, comenzaría a darse la semana próxima si llegan los días cálidos y húmedos. Foto: Natalia Guerrero

Con una refrescada atípica para el comienzo de noviembre, los productores agropecuarios misioneros están viendo con preocupación el efecto del cambiante clima sobre sus cultivos.

Entre los más preocupados,  los tealeros resaltan que llevan una demora de más de 45 días en el inicio de la cosecha. Algo muy extraño que sólo recuerdan los abuelos en las chacras. Señalaron además que tras dos años de intensa sequía, este fresco cortó la posibilidad de recuperar rendimientos

“Llevamos más de 45 días de atraso en el comienzo de la cosecha de té 2022/23. Se había previsto arrancar desde el 15 de septiembre por decisión de la Coproté y porque tradicionalmente se arranca más o menos por esa fecha. Pero al tener noches frías durante septiembre y octubre todo se fue atrasando. Se llegaron a cosechar algunos lotes de té clonales, pero el grueso de la cosecha va a arrancar hacia el 7 de noviembre”, comentó el productor y empresario Jonathan Klimiuk.

Recordó que este año “las heladas tardías en septiembre hicieron mucho daño a las plantaciones. Incluso para esta semana también se estimó la posibilidad de alguna helada, lo que sería muy malo. No tengo recuerdo de años en que entrando a noviembre lleguemos con temperaturas tan bajas”.

Ante esta realidad analizó que hay mucha incertidumbre de cómo pueda seguir el clima a futuro. “Si ya entramos con 45 días de atraso en la cosecha se puede complicar mucho la producción hacia delante. Los contratos de exportación de lo que es la nueva cosecha se cierran entre noviembre y diciembre. Estamos cumpliendo los compromisos tomados el año pasado, y ansiosos de comenzar la nueva zafra”, comentó.

Muy poco rendimiento

Para Fabián Laban, productor tealero en la zona de San Vicente y dirigente de la Filial Misiones de la Federación Agraria Argentina (FAA), los daños de los días de bajas temperaturas se van a cristalizar en muy bajos rendimientos de kilos.

“El frío va a perjudicar bastante. La cosecha tiene su ciclo de crecimiento, se llega a los 60 días y hay que cosechar aún sacando muy pocos kilos. Se va a observar eso, muy pocos kilos por hectárea”.

Consideró que a pesar del mal tiempo, no llegaría a helar sobre las plantaciones. “Hizo un frío terrible y posiblemente mañana (por hoy) se sienta más. Pero no creo que llegué a helar, porque hay mucha humedad en la tierra. Si el clima acompaña, las plantaciones se pueden recuperar rápido, hace falta que venga el calor y no haya una interrupción con noches frías”, recordó.

Cristian Klingbeil, productor tealero y presidente de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (Apam), también se mostró sorprendido por el retraso de la cosecha tealera. “Hablando con gente grande se acuerdan que hace más de 40 años atrás hubo años así. Nos cuentan que tenían el maíz florecido y vino una helada tardía y quemó todo. Así que esperamos que se normalice cuánto antes la llegada de los días cálidos que necesita el té”.

Sobre el inédito frío, el analista climático Leonardo De Benedictis analizó para El Territorio que “es una situación extrema, de corta duración, pero muy importante, con un descenso térmico generalizado que abarcó a Uruguay, Paraguay y Brasil.Es algo inusual, no es algo inédito porque ha pasado hace mucho tiempo atrás. Es un evento extraño, en un año seco que también favorece la entrada de clima frío tardío. Pero ya desde ayer (por el lunes) se está disipando, con jornadas de cielo libre y viento norte,  las temperaturas rápidamente irán subiendo”.

Récords inéditos

Habitualmente, noviembre es un mes caluroso que marca la tendencia del verano misionero. Pero en esta ocasión, el mes arrancó más bien con temperaturas habituales de invierno, con valores que llegaron a un dígito en la zona Centro, donde puntualmente en la estación agrometeorológica del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) Cerro Azul se registró 6,1º.

“Estamos teniendo récords en lo que va del año”, calificó José Olinuk, agrometeorólogo del Inta Cerro Azul, para referirse no sólo a las bajas temperaturas que se registraron en el arranque de noviembre, sino también a otros fenómenos extremos, como el calor intenso que hubo en enero cuando se marcó la temperatura más alta desde hace años (41,3º) y un marzo con registros históricos en materia de precipitaciones, de 359,7 milímetros en sólo un mes.

“Últimamente el clima está cambiando y el valor de un dígito que se registró hoy (por ayer) fue récord, ya que en la Estación Inta Cerro Azul medimos 6,1º, valor que no se registraba desde 1970 que en ese año la temperatura mínima fue de 6,9 º”, comentó en diálogo con Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7.

En este sentido, indicó que los cambios en las temperaturas, sobre todo con valores por debajo a los promedios habituales para esta temporada del año, tiene su incidencia en determinados cultivos característicos de la tierra colorada.

“En nuestra zona que tenemos cultivos de origen tropical se demanda de lluvias y de temperaturas acordes. En lo que respecta al agua estamos en una situación normal, con bastante humedad en el suelo para los cultivos, e incluso en algunos casos hay exceso. Sin embargo, estos valores de temperatura son bajos para los cultivos aunque no tan bajos como ocurre con las heladas que sí pueden causar más daños a las cosechas”.

En este contexto, el agrometeorólogo consideró que el té es uno de los cultivos más afectados por estos vaivenes de las temperaturas al afirmar que “el té necesita de temperaturas más elevadas y en consecuencia la brotación de este cultivo viene muy demorada”.

Luego, diferenció la situación de la yerba mate “que es un cultivo nativo de la zona que soporta mucho mejor la temperatura, aunque he visto que dentro de todo la brotación se está dando, aunque si la temperatura fuera más elevada, sería más importante”. En tanto, planteó que los cultivos anuales como el maíz y el zapallo “necesitan algo más de temperatura para crecer porque están frenados. En el caso de los bananos, que hay algunas zonas donde hay productores, necesitan de una temperatura mayor para su crecimiento, y lo mismo ocurre con los mamones”.

Por otra parte, planteó que los cítricos no sufren, en este caso, los efectos de las bajas temperaturas para el mes y “tampoco el tema forestal se ve afectado y no le resulta muy grave que se registren estos valores. Y en el caso de las pasturas, el crecimiento sería más rápido si hubiera una temperatura un poco más elevada a la que se está registrando por el momento”.

De acuerdo a los pronósticos, se espera que en los próximos días los valores vayan en ascenso que rondarán entre 10º y 16º de mínima y las máximas se ubicarán entre los 22 y 26º.

En materia de lluvias

El pasado octubre se caracterizó por ser un período de abundantes precipitaciones y con tormentas fuertes en la provincia. Sin embargo, de acuerdo al relevamiento que registró el Inta Cerro Azul, llovió 30 milímetros por debajo del promedio mensual. En total, precipitaron 198,1 milímetros cuando el promedio es de 228,1 milímetros.

Se indicó que las lluvias acumuladas entre enero y octubre fueron de 1.581,9 milímetros cuando el promedio para el mismo período es de 1.623,2 milímetros.

“Si bien llovió 30 milímetros por debajo del promedio, las precipitaciones en el mes de octubre fueron muy buenas, reponiendo la humedad del suelo y cubriendo todas las necesidades de los cultivos”. Recordó que en 47 años fue el marzo más lluvioso, al registrarse un total de 359,7 milímetros. En 1975, el último récord había sido de 319 milímetros para un marzo, cantidad que fue superada ampliamente en medio de un contexto de sequía en la región, bajo los efectos del fenómeno meteorológico de La Niña.

La Niña sigue

En junio de 2019, buena parte del país comenzó a sentir los efectos de La Niña, que representa períodos de precipitaciones por debajo de los promedios habituales. De acuerdo a las últimas estimaciones del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el déficit de lluvias continuará al menos hasta enero próximo.

Pese a la continuidad de la sequía,  “Misiones está en una zona límite, ya que la provincia está sintiendo la lluvia y es una de las provincias donde están registrándose lluvias por el promedio e incluso por exceso.”.

En relación al reporte del SMN, que se conoció ayer, se indicó que se espera a nivel país un 33% menos de precipitaciones para el período noviembre-enero 2023.

Puntualmente para la zona que comprende Misiones, se esperan precipitaciones dentro de los valores esperados para el último bimestre del año y el primer mes del año que viene.


En cifras

6,1°

Es la temperatura mínima que se registró ayer en la estación agrometeorológica Inta Cerro Azul, valor que no se registra desde noviembre de 1970.

198,1 mm

La cantidad de precipitaciones que hubo durante todo octubre, 30 milímetros por debajo del promedio para el mes, que es de 228,1 milímetros.

33%

De acuerdo al último reporte del Servicio Meteorológico Nacional, se espera una reducción en el promedio de lluvias para el período noviembre-enero 2023.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias