lunes 05 de diciembre de 2022
Cielo claro 29ºc | Posadas

El hecho ocurrió el sábado sobre el kilómetro 6 de la ruta provincial 214, en Profundidad

Profundidad, entre la conmoción y la tristeza el día después

El enfriamiento del predio es un requerimiento para el esclarecimiento del siniestro. La cuidadora del lugar aseguró que identificó el humo inicial en el edificio de ladrillos

lunes 31 de octubre de 2022 | 6:07hs.
Profundidad, entre la conmoción y la tristeza el día después
La perdida aún es incalculable, se identificaron vehículos y máquinas incendiados. Fotos: Pablo Báez
La perdida aún es incalculable, se identificaron vehículos y máquinas incendiados. Fotos: Pablo Báez

El fuego que se inició el sábado por la tarde en la fábrica de resina ubicada en Profundidad fue controlado en la primera jornada del trabajo contra las llamas. Sin embargo, las altas temperaturas que continúan azotando el predio impidieron el enfriamiento del lugar y por ello el avance de las pericias por parte de los investigadores.

En ese contexto, las causas del foco ígneo aún se desconocen pero paulatinamente se identifican los daños que sufrió la empresa y los puestos de trabajo de más de 200 personas que, directa o indirectamente, forman parte del engranaje de la fábrica a la que, por la magnitud del siniestro, debieron acudir más de doce dotaciones de bomberos.

Fuentes policiales consignaron que durante la inspección ocular del edificio dañado de “la fábrica de servicio forestal y procesamiento de resina”, realizada durante la mañana de ayer, se identificó la destrucción total de un tractor y un sampi. Además, aseguraron que no lograron ingresar al interior debido a las altas temperaturas en escombros y metales.

El edificio y los galpones fueron consumidos por el fuego y el humo.

El Territorio, en tanto, volvió ayer al predio, ubicado sobre la ruta provincial 214, a la altura del kilómetro 6 de la mencionada localidad, donde el siniestro dejó un edificio principal con los ladrillos tomados por un color negro y lúgubre. A su izquierda y por detrás se observan los restos de tinglados, reducidos a chapas dobladas y elementos derretidos.

A una distancia que permitió mantenerlo alejado de las llamas, se encuentra el aserradero.

“Acá se producen dos productos que salen del pino: la resina y la trementina. La trementina es el producto explosivo que está en los dos tanques que están atrás, que era lo más peligroso y por esa razón se alejaron a las personas”, explicó a este matutino Elton, un empleado, en relación a la gravedad del siniestro y a las precauciones que se tomaron con el tránsito de la arteria provincial y con las personas que se acercaron al momento más crítico de la jornada del sábado.

Por otro lado, la cuidadora del aserradero que se encontraba en el momento del hecho ya que reside en una vivienda dentro del predio de la empresa, manifestó: “Salí de acá y me fui a abrir la puerta (del edificio de ladrillos) porque el humo venía de adentro. Abrí la puerta, me tiró y de ahí no vi nada. Lo único que se me vino a la cabeza fue abrir el portón y pedir ayuda porque llamaba a los bomberos y nada, llamaba a la policía y nada. En un momento así parece que nada te sale bien”.

La empresa trabaja con resina y con trementina, altamente inflamables.

La mujer, quien se identificó como Magdalena y quien explicó que vive allí con su pareja pero que en ese momento estaba sola, relató que el humo se movió muy rápido de un edificio a otro.

“Nos dio tiempo de sacar el camión y el colectivo que estaba por la pared, la máquina está en el aserradero que está intacto pero un compresor, un generador y otras cosas quedaron adentro”, expresó. 

Con respecto a otros daños y pérdidas no pudo brindar precisiones ya que aguardan a los pesquisas que deben ingresar al lugar para investigar.

En las afueras del predio, este medio pudo dialogar con Fabián quien aseguró que hace aproximadamente diez años fue el encargado de construir los galpones de la empresa que “fue creciendo  y se fue haciendo de a poco”.

“Yo armé los galpones, habíamos terminado hace pocos años, se hicieron modificaciones y todo, es un esfuerzo grande. Justo estaba en Iguazú haciendo otro galpón y me enteré ayer (por el sábado)”, manifestó y agregó: “Atrás quedó intacto uno de los tambores que era uno de los más peligrosos. El producto es explosivo y eso llegaron a salvar”.

El hombre, quien se mostró preocupado por las pérdidas, comentó: “Lo que está en los árboles se carga en unas piletas y pasan a los tambores. Ahí preparan y pasan a otro lugar donde hay unas bandejas de cuarenta por quince o veinte metros de largo. En esas piletas está el producto terminado que es la resina del pino preparada ya para poner el aloe vera y elaborar la cera”.

“Esa resina también preparaban para mandar a Buenos Aires, Brasil y a otros lados”, amplió.

Finalmente, una fuente con acceso al expediente aseguró que aún no hay novedades con respecto a las causas del siniestro. Por la magnitud del predio y por las altas temperaturas que persisten en el lugar, los bomberos deberán seguir trabajando para luego poder avanzar con las pericias de rigor a fin de establecer los motivos del hecho.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias