jueves 08 de diciembre de 2022
Nubes dispersas 28ºc | Posadas

Sistemas de gobiernos en crisis en el mundo

Preocupa tendencia de violencias políticas agitadas desde las redes

Es lo que sostiene la titular de la Fundación Konrad Adenauer en Argentina, al hablar de guerra y democracia. Alemania se debate entre pagar la luz o comer

domingo 30 de octubre de 2022 | 6:05hs.
Preocupa tendencia de violencias políticas agitadas desde las redes
Susanne Käss representa hace dos meses a la Fundación Konrad Adenauer.
Susanne Käss representa hace dos meses a la Fundación Konrad Adenauer.

Desde hace dos meses, Susanne Käss es la representante de la Fundación Konrad Adenauer en Argentina, una entidad política alemana demócrata-cristiana cuyo objetivo es fortalecer la democracia a través de la formación política en los más de 100 países en los que está presente.

La representante en el país estuvo en Misiones como parte de una charla sobre “Bases políticas del federalismo argentino” en un encuentro organizado por la Fundación y la filial misionera de la Asociación Civil de Estudios Populares (Acep), en el marco de un encuentro de tres días en el que participaron cerca de un centenar de personas de diferentes puntos de Misiones y del NEA.

En ese marco, Käss se hizo tiempo para una entrevista en Meta Data el programa televisivo y político del diario El Territorio, para analizar la situación de Europa asolada por la guerra declarada por Rusia a Ucrania, con efectos ya inmediato en la vida diaria de los ciudadanos, además de recibir a refugiados, hasta padecer los ciudadanos, una severa crisis de energía por el conflictivo bélico, cuya consecuencia real aún resulta difícil dimensionar.

Los problemas posteriores a la pandemia sumado a la guerra Rusia-Ucrania, está generando nuevos desafíos. ¿Como están reaccionando los líderes del mundo?
Sí, yo creo que sí. No solamente nuevos desafíos, si no que los cambios que estamos presenciando actualmente van mucho más allá de la dirigencia. Nosotros, en Europa, estamos viviendo por primera vez desde hace muchísimos años, casi 70 años, una guerra. Mi generación y todas las generaciones -dos o tres generaciones anteriores y posteriores- nacieron en tiempos de paz en Europa. Por eso, se nos ha hecho una normalidad y hemos tomado la democracia como una comisión vaga. A lo mejor ya no hemos defendido lo suficiente -a la democracia-. Si alguien me hubiera preguntado hace un año si pensaba que era posible una guerra de esta violencia en el corazón de Europa, jamás lo hubiera pensado. Berlín queda a un poco más de 1.000 kilómetros de Kiev (capital de Ucrania), estamos muy cerca y realmente pensamos que eso va a producir cambios geopolíticos muy importantes y también económicos. Alemania y toda Europa también están viviendo una crisis de energía. Nosotros hace unos años hemos tomado la decisión de salirnos de la energía nuclear para invertir fuertemente en las energías renovables, también de salirnos del carbón, y por eso hemos creado una dependencia muy fuerte con Rusia ya que una gran parte de nuestra energía proviene del gas ruso y eso nos pone en una situación bien compleja con respecto a este conflicto.

¿Qué consecuencias políticas y sociales ya se pueden observar en Europa como consecuencia de la guerra y las oleadas de refugiados ucranianos?
Nosotros lo estamos viviendo ya. Hay obviamente una oleada muy fuerte de refugiados de Ucrania en Alemania y otros países europeos. Pero diría que todavía es un fenómeno que se limita al escenario europeo. Obviamente, todos tenemos la esperanza de que pueda haber una solución pacífica en algún momento a este conflicto. Esperamos que no haya que pasar otro invierno, para que se resuelva. Pero también tengo que admitir que existe peligro de que este conflicto se agrave aún más.

¿Qué tiene que hacer la ciudadanía y la dirigencia para estar muy atentas y cuidar la democracia que señalaba?
Yo creo que la dirigencia tiene que estar muy atenta de poder mantener la paz social, en un momento que realmente el destino económico de la población, está en juego. Este invierno vamos a tener a personas que no van a poder pagar su cuenta de luz, su cuenta para pagar la calefacción. En Inglaterra están diciendo “comer o calentar”.

Es decir, están sin alternativas. ¿Es por el costo extremo que tiene la energía?
Exactamente. Y eso ha sido un escenario desconocido porque las necesidades básicas de la población en Europa estaban en las últimas décadas cubiertas. Entonces eso causa que haya un alto potencial de conflicto dentro de Alemania, que es el caso que mejor conozco. Estamos viendo que hay una parte que respalda profundamente la política del gobierno, que el gobierno apoya a Ucrania y que también estamos mandando armas. Y hay otra parte que dice o que exige que no se siga en esta línea porque no se puede -según ellos- tener prosperidad económica sin Rusia. Y eso va hacia un conflicto muy fuerte porque los que defienden y apoyan Ucrania, dicen que esto no es una cuestión económica, sino que la pregunta es en qué sistema queremos vivir. Si permitimos que un país ataque a otros países soberanos, avancen y tengan éxitos. Con eso, todos los países del este europeo están en pánico, piensan que si Rusia tiene éxito en Ucrania, viene después Georgia, Moldavia y los países bálticos. Entonces, ya no estamos hablando solamente de un conflicto económico, según la visión del humanismo cristiano, de la democracia cristiana en Alemania; sino en qué sistema político queremos vivir. Si queremos vivir en la paz, donde los acuerdos internacionales se respetan, o en la guerra.

¿Qué opinión tiene sobre aquellos discursos políticos de extrema violencia? ¿Cree que esas actitudes también afectan a la democracia en su conjunto?
Sí, nosotros hemos tenido o creo que estamos viendo estas tendencias en muchos países del mundo. Argentina no es un caso único. Digamos, lo estamos viendo en Brasil, en Estados Unidos, lamentablemente también en Alemania y hemos visto que las redes sociales tienen un potencial de expresiones muy violentas. Es diferente si yo me siento contigo a debatir, conoces mi nombre, ves mi cara y estamos juntos. Sin embargo, desde las redes actúan desde el anonimato. Ha habido un asesinato a un jefe de gobierno local en Alemania hace poco tiempo de parte de un extremista. Era un político de mi partido, digamos no famoso a nivel nacional, pero sí a nivel local. Y estas expresiones de violencia antes no había y es una tendencia preocupante, porque a pesar de que todos podemos tener visiones políticas distintas tenemos que sentarnos a dialogar y hablar el uno con el otro y exponer nuestros puntos de vista. Pero sí -la violencia verbal y en las redes- es una tendencia preocupante en todo el mundo.

 

Una fundación de educación política

La fundación Konrad Adenauer es una fundación política alemana que se fundó en 1955 y lleva el nombre del primer canciller de la República Federal de Alemania constituida después de la segunda guerra mundial.

La entidad fue fundada justamente con el fin de fortalecer la democracia dentro de Alemania con los medios de la formación cívica y la educación política.

“Ya hace 60 años que estamos actuando en la cooperación internacional y el trabajo se financia con fondos públicos porque consideramos en Alemania que el fortalecimiento de la democracia en todo el mundo es una tarea fundamental y nosotros, estamos actualmente presentes en 97 países y actuamos en más de 100 países del mundo”, acotó Susanne Käss, la representante de la Fundación Konrad Adenauer en Argentina.

La principal referente de la Fundación en el país, llegó a Posadas para brindar cátedra durante tres días sobre el humanismo cristiano, “que pone al individuo en el centro de toda la actuación política y se guía por los principios de la paz, la libertad individual y la solidaridad”.

En tal sentido, detalló que “el individuo tiene derechos, tiene deberes y el estado también tiene la obligación de poner el marco para que haya mecanismos de solidaridad con los que digamos por fuerza propia no puedan seguir adelante, y eso son los hilos conductores de nuestro actuar político. Y pensamos que estos valores son muy importantes para los dirigentes políticos”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias