lunes 05 de diciembre de 2022
Cielo claro 29ºc | Posadas

No se descartan nuevas subas en noviembre y diciembre

Cenar en casa en esta navidad costará casi el doble que el año pasado

A precios actuales, una cena de Navidad y Año Nuevo para ocho personas subió hasta un 85% y demandará más de $15.000 en total. La sidra y el pan dulce aumentaron el 100%

viernes 28 de octubre de 2022 | 6:06hs.
Cenar en casa en esta navidad costará casi el doble que el año pasado
El pan dulce duplicó su precio y se vende a casi $500 la unidad. Foto: Pablo Báez
El pan dulce duplicó su precio y se vende a casi $500 la unidad. Foto: Pablo Báez

El fin de año está prácticamente a la vuelta de la esquina y los clientes comienzan a afinar lápiz y papel para calcular cuánto tendrán que invertir para el clásico agasajo de Navidad y Año Nuevo. Desde hace algunos días atrás, las góndolas de los supermercados comenzaron a exhibir los clásicos pandulces, budines y sidras, en esta ocasión, con un 100% de aumento (a lo que deberá sumarse la inflación de los últimos meses) comparado con las mismas fiestas del año pasado.

Los típicos cortes de carne de consumo por las fechas del final, como peceto, asado y matambre por citar algunos ejemplos también registraron fuertes subas en los valores respecto de diciembre del 2021, en este caso, entre el 32% y 80%.

La inflación, que no cesa y afecta a la mesa de los argentinos, se sentirá en la mesa navideña y de fin de año. De acuerdo a los cálculos que realizó El Territorio, para el cierre del 2022 se deberá invertir entre un 76% y 85% más comparado con diciembre pasado, cuando una cena para ocho personas no llegaba a los 9.000 pesos para cualquier menú y en esta ocasión demandará de una inversión mínima de 15.000 pesos en cada festividad.

Sin embargo, esos valores de acá a diciembre aumentarán, anticiparon empresarios del sector supermercadista y cárnico. En medio de una temporada de gran demanda y donde la oferta escasea, el aumento de precios será inminente, anticiparon, y consideraron que oscilaría alrededor del 10% por mes.

Calculadora de costos

Este matutino recorrió diferentes comercios posadeños y comparó los costos de un mismo producto en diciembre del año pasado con los que rigen actualmente.

En lo que respecta a las carnes, la suba de precios en prácticamente diez meses ronda entre el 32% y 80% según el caso.

El año pasado, el kilo de peceto en los comercios posadeños se conseguía a 1.198 pesos y ahora está un 37,7% más caro y se vende a 1.650 pesos. En el caso de la tira del asado, hace diez meses atrás se comercializaba a 799 pesos y ahora a 1.340 pesos, que significa que ahora está un 68,96% más costoso. Otro corte que subió fue el matambre, que pasó de 995 pesos el kilo a 1.800 pesos, es decir, un 80,9% más caro.

En esta línea, el vacío estaba hace meses atrás a 995 pesos el kilo y ahora se comercializa a 1.320 pesos, un 32,66% más caro. El lomito, por su parte, pasó de 1.295 a 1.795 pesos en las carnicerías posadeñas, por lo que se encareció un 38,61%.

Ya por fuera de la categoría cárnica, el kilo de chorizo sufrió un notable aumento de precios: de 775 a 1.500 pesos el kilo, es decir, subió un 93% entre diciembre y lo que va de octubre. Y en el caso del pollo, puntualmente la pata muslo, el año pasado se vendía a 300 pesos y ahora el kilo está a 570 pesos, lo que representa un aumento del 90%.

Como se mencionó, los pandulces y las sidras fueron los productos que más incrementaron sus precios en pocos meses, de un 100%. La disparada del precio de la harina a principios de año en medio del conflicto entre Rusia y Ucrania explicaron el fuerte aumento para el pan dulce.

En el caso puntual del pan dulce, los precios varían dependiendo de las marcas. El año pasado, el paquete de 400 gramos se conseguía a 200 pesos para el panificado sin frutas, mientras que el que contiene frutas se vendía a 250 pesos. Ahora, el pan dulce sin frutas, el más económico, se vende a 440 pesos y el que contiene las frutas, 490 pesos. En estos casos, el aumento de diciembre a octubre llega al 120%. Otras marcas intermedias ofrecen los pandulces entre 490 y 690 pesos. Mientras que las de tipo premium, oscilan entre 1.300 y 1.700 pesos en algunas góndolas de la capital provincial. En esta línea, en Iguazú, el pan dulce de 400 gramos promedia los 680 pesos, con fruta, cuando el año pasado se conseguía a 350 pesos. Es decir, un 94% más caro. En algunos casos, se venden los pandulces a 870 pesos. Mientras que la versión premium, con chocolate, ronda entre los 1.050 y 1.300 pesos.

La sidra, otro producto que hace poco volvió a exhibirse en góndola, también registró una fuerte suba de precios, del 100% en este caso. Hace un año atrás estaba 160 pesos y ahora, la marca más económica, se vende a 380 pesos. Sin embargo, hay marcas premium que venden a 999 pesos en algunos supermercados. En Iguazú, los valores son aún más elevados y se consiguen a 550 pesos u 800 pesos.

Los budines, tanto con frutas como sin frutas, el año pasado se vendían a 200 pesos y ahora, los importes rondan entre los 350 y 450 pesos, es decir, un 75% más caro.

Se espera que en los próximos días aparezcan en exhibición turrones y garrapiñadas, otros productos de gran consumo en Navidad y Año Nuevo.

Una mesa más cara

Tanto Navidad como Año Nuevo son fiestas que reúnen a los seres queridos, una oportunidad de reunión y agasajo. Pero esta vez demandará de más capital comparado con el año pasado. En este sentido, este matutino preparó una mesa para ocho personas en promedio para saber cuán caro será en esta ocasión.

Por ejemplo, una opción de mesa para un festejo con ocho integrantes incluye dos kilos de vittel toné (con preparación incluida), que el año pasado estaba 3.000 pesos y a precios actuales está 5.000 pesos (66% más caro); también se suma un kilo de torta de choclo que en diciembre rondaba los 750 pesos y ahora, 1.625 pesos (un 116% de aumento); matambre de dos kilos, que pasó de 1.990 a 3.600 pesos (80,9%). En esta opción, se incluyen dos pandulces de 400 gramos, que antes estaba 500 pesos y ahora 980 (96% más caro), dos sidras que en total estaban 320 en diciembre pasado y ahora 720 pesos (125% de suba); dos vinos que estaban 1.500 pesos en total hace un año y ahora 3.000 en total (también 100%) y una gaseosa que pasó de 210 a 470 pesos (123% de incremento).

El año pasado, esa mesa costaba 8.270 pesos y ahora 15.395 pesos, hecho que representa un 85% de suba interanual.

Otra opción de gran consumo es el asado. Para ocho personas, un menú incluye cuatro kilos de asado, que en diciembre se vendía a 3.196 pesos esa cantidad y ahora se consigue por 5.360 pesos (67,77%). Se suma un kilo de chorizo, que estaba 775 pesos y ahora 1.500 (93% más caro). Se añaden dos kilos de vacío, a 1.990 pesos en total hace un año atrás y ahora a 2.640 pesos (32,66%). Dos kilos de pollo en total se conseguían a 600 pesos el año pasado y ahora 1.140 pesos (90%). En este caso también se incluyen dos pandulces, dos sidras, dos vinos y una gaseosa.

Este menú, en Navidad del año pasado estaba 9.841 pesos y ahora, 17.435 pesos. Es decir, 77,17% más caro.

No se descartan más subas

Falta poco menos de dos meses para Navidad y Año Nuevo. En este período que resta aún no se descartan nuevas subas en los productos.

“La suba es natural por la inflación que tenemos, que ya es casi del 100% anual y del 7% mensual. En los supermercados hablamos de una cifra del 10% mensual y los productos navideños no son la excepción”, explicó Lucas Kerps, empresario supermercadista.

“Los productos navideños subieron un 100 por ciento”, afirmó a este matutino.

Al ser consultado sobre los próximos meses, adujo que “las perspectivas son de sostener las ventas, con el nuevo bono de 45.000 pesos pero el panorama es complicado por la acentuación de la inflación, que persiste y que no tiene freno”. “Los precios seguirán subiendo al mismo ritmo que viene registrándose”, acotó. Por su parte, el empresario cárnico Abel Motte, explicó que “la carne sufre el mismo problema que todo el país, que es la inflación que se comió el poder adquisitivo y en efecto el consumo se retrajo”.

De cara a las fiestas, comentó: “Lo normal es que en estas fechas aumenta el consumo de un par de cortes, entre cuatro y cinco veces. Como siempre ocurre, la oferta se mantiene, no se modifica y la demanda sube, hecho que impacta en el precio. Siempre desde el sector se apunta a mantener los precios en medio de este contexto inflacionario para tener ventas”.

“El mayor consumo se da entre el 20 y 31 de diciembre. En este contexto, las exportaciones y los trabajos con la carne se mantienen pero la demanda crece de cortes que son populares de esa fecha, mientras que los que son más económicos no se venden. Entonces, impacta en el precio de los cortes que sí se venden en esos tiempos”.


Posadas Mágica, del 5 al 11 de diciembre

Con el objetivo de movilizar las ventas de cara a las fiestas de fin de año, se anunció la cuarta edición del evento Posadas Mágica, que en esta ocasión será entre el 5 y 11 de diciembre.
El anuncio fue encabezado por el gobernador Oscar Herrera Ahuad, con el intendente de Posadas, Leonardo Stelatto, y autoridades de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP).
Durante esos días, diferentes calles céntricas estarán decoradas con motivo de la Navidad. Asimismo, se adelantó que entre el 5 y 7 de diciembre se realizarán las rutas gastronómicas con heladerías, bares, restaurantes, vinotecas y cervecerías, ofreciendo descuentos especiales. Entre el 8 y el 11 habrá promociones especiales con programas de financiación y el día 10 habrá un espectáculo con la presencia de La Mosca.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias