miércoles 07 de diciembre de 2022
Cielo claro 31ºc | Posadas

Marina Da Silva (19) fue hallada dentro de un pozo de agua en diciembre de 2013

Ya tiene fecha el juicio por femicidio en Nemesio Parma

Por el crimen de la joven hay cuatro imputados, entre ellos Franco Ramos (27), pareja de la víctima y que también está implicado en la muerte de la taxista Claudia Benítez

viernes 28 de octubre de 2022 | 6:05hs.
Ya tiene fecha el juicio por femicidio en Nemesio Parma
Franco Jesús Ramos está con prisión preventiva desde julio. Foto: Marcelo Rodríguez
Franco Jesús Ramos está con prisión preventiva desde julio. Foto: Marcelo Rodríguez

Desde el próximo 5 de diciembre y hasta el 12 del mismo mes, durante cinco jornadas en el Tribunal Penal Dos de Posadas, se llevará a cabo el debate oral por el asesinato de Marina Da Silva, una joven de 19 años que en vísperas a recibir el 2014 fue encontrada asesinada a golpes dentro de un pozo de agua cercano a una olería de Campo Bauer, en el paraje Nemesio Parma de la capital provincial.

Por el hecho son cuatro los imputados en el expediente y entre ellos está Franco Jesús Ramos (27), que en aquel entonces era pareja  de Da Silva y que además de este atroz femicidio está sospechado también de haber tenido participación en el asesinato de la taxista Claudia Benítez (34), ocurrido en mayo pasado también en Posadas.

Según pudo saber este matutino, la agenda de debates del Tribunal capitalino prevé que Ramos se siente en el banquillo de los acusados junto a su amigo Alejandro “Pili” Da Silva; Juan Ángel Portal, supuesto amante de Marina, y Omar Rito Ramírez, dueño de una olería en la que trabajaban varios de los involucrados.

A diferencia de Ramos, a quien habían liberado en 2020 luego de haber vencido el período de prisión preventiva y que luego fue detenido en junio pasado como implicado en el caso de la taxista, los demás sospechosos llegarán en libertad al proceso que tendrá al fiscal Vladimir Glinka como responsable de la parte acusatoria.

Todos habían obtenido la libertad un año después del crimen mediante la excarcelación, aunque no lograron esquivar ir a juicio tras el requerimiento de elevación del expediente hecho por la fiscal del Juzgado de Instrucción Seis, Patricia Clerici.

Cabe mencionar que el debate por el ataque a Marina Da Silva registró dos suspensiones en los últimos tres años. La primera en agosto de 2019 y la segunda el año pasado.

En ambas fechas resultó clave la cuestión de agenda del tribunal, como así también los imponderables problemas de reacomodamiento de fechas de otros juicios que trajo aparejado la pandemia por el Covid-19.

Desesperación y búsqueda

De acuerdo a la reconstrucción que se hizo en torno al caso, se sabe que el cuerpo de Marina fue encontrado cerca del mediodía del martes 31 de diciembre de 2013.

Apareció masacrado en un pozo de agua cercano a la casa que compartía con su pareja, en Campo Bauer.

Su desaparición fue denunciada por su madre dos días antes, aunque según su familia, fue vista por última vez el 21 de diciembre cuando visitó a su progenitora en Cruz del Sur y dejó a su beba de dos años.

Las pericias confirmaron que había sido atada de pies y manos con cables.

El o los asesinos ataron luego una piedra de 30 kilogramos al cuerpo y lo arrojaron al pozo abandonado con el fin de hacerlo desaparecer.

La autopsia reveló que murió por traumatismo y fractura de cráneo. Además, se descartó una violación.

Una de las líneas que se manejaronn en la investigación, señaló que Ramos asesinó a la joven por despecho, ya que, en la pareja y según allegados, existían problemas severos.


“Siempre tuve la sospecha que fue él”

Durante una entrevista que mantuvo con este matutino, María Cristina Da Silva (44) expresó sus sensaciones al enterarse de la posibilidad de que Franco Ramos (27) sea juzgado por el asesinato de su hija Marina.

En torno al díficil proceso que tuvo que afrontar desde la muerte de la joven, la vecina del barrio Cruz del Sur de Posadas reconoció que tuvo que luchar mucho tiempo por obtener la tenencia de su nieta, quien al momento del crimen tenía dos años.

Asímismo, denunció que su ex yerno intentó acercarse a la pequeña, sin respetar la prohibición que le había impuesto la Justicia una vez que obtuvo la libertad tras el vencimiento del plazo de prisión preventiva. “Llegó un momento en donde dije voy a dejar en manos de Dios y que Dios haga justicia por mi hija porque yo no podía”, sostuvo la mujer.

Consultada por la detención en el caso de la taxista Claudia Benítez, María respondió: “La verdad que sorprenderme como sorprenderme no, porque yo siempre tuve la sospecha que fue él quien mató a mi hija. Pero la indignación que yo tengo es por qué le largaron a él, con todas las pruebas que indcan que él había sido el que mató a mi hija en ese pozo. Si bien no pudo haber sido él solo, él fue la última persona que estuvo y que le vio con vida a mi hija”.

 

Similitudes en el caso Da Silva con el asesinato de la taxista

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias