jueves 08 de diciembre de 2022
Cielo claro 30ºc | Posadas

Se podrán vender en piezas de hasta 32 kilos

Adiós a la media res: a días del cambio, dudas en el rubro cárnico

Según el Sindicato de Obreros de la Carne en Misiones, todavía faltan detalles sobre la reglamentación de los trabajos a realizar en el troceo desde los frigoríficos a otros negocios

lunes 24 de octubre de 2022 | 6:06hs.
Adiós a la media res: a días del cambio, dudas en el rubro cárnico
En Misiones por estos días todavía es frecuente la descarga de medias reses. Fotos: Marcelo Rodríguez
En Misiones por estos días todavía es frecuente la descarga de medias reses. Fotos: Marcelo Rodríguez

De no haber una prórroga a último momento, desde el 1 de noviembre próximo la carne vacuna deberá venderse a comercios en piezas con un máximo de 32 kilos. De tal forma, ya no estará permitido el transporte y la comercialización de medias reses desde los frigoríficos a otros negocios. Esto ante una reglamentación que fue anunciada en abril del 2021 en conjunto por el ex Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Productivo y el Ministerio de Trabajo de la Nación. La razón que fundamentó el cambio fue la protección de la salud de los trabajadores que registran un elevado índice de accidentes y lesiones por el gran peso que deben soportar en sus hombros diariamente.

Sobre los cambios a introducir, desde el Sindicato de Obreros de la Carne de Misiones, su secretario general Doroteo Sosa, explicó que pese a que se difundió el inicio de la medida, aún restan conocer detalles sobre su aplicación.

“Todavía no tenemos el detalle de la reglamentación, esperamos tenerlo en estos días. Ya nos han consultado y es un tema que se viene hablando entre los trabajadores. Sabemos que se estaba analizando también una prórroga para que se inicie en febrero del año próximo con el troceo”, comentó en diálogo con El Territorio.

El directivo recordó que en Misiones “hay 700 afiliados al gremio”. También apuntó que una vez bajada la reglamentación, esperan que haya una mayor capacitación para los trabajadores dentro de los frigoríficos.

Por otro lado, comentó que la medida estaba en duda por las observaciones que se hicieron desde las industrias. “Sabíamos que había objeciones para comenzar con el cambio, ya que para muchos frigoríficos representaba un alto costo en maquinaria y cambios a realizar. Así, se había pedido unos meses más para su implementación. Pero igualmente esto lo vamos a saber bien en los próximos días”, señaló.

Sosa recordó que la medida era esperada por la afectación a la salud de los obreros. “Se habían detectado muchos accidentes y muchos trabajadores presentaban hernias de disco (columna vertebral)”.

A nivel país, el inicio de la medida generó tanto críticas positivas como negativas. Se destacó el gran cambio en la salud de los trabajadores. Pero se observó que en algunos casos la división en trozos también podría generar un mayor aumento de algunos tipos de corte vacuno.  

Días atrás el director nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria  del Senasa, Alejandro Fernández, comentó que “el 80% de los frigoríficos controlados por el Senasa ya se adecuaron al sistema de troceo para la comercialización minorista de carne vacuna, que entrará en vigencia el primero de noviembre”.

“La gran mayoría de los establecimientos que son controlados por el organismo sanitario están en condiciones de cumplir con el troceo”, precisó el funcionario en diálogo con Radio La Red.

En este sentido, puntualizó que desde el Senasa se viene “actualizando la información quincenalmente y de las plantas que hacen faena y hacen tránsito federal, el 80% ya cumple y el 20% restante está adecuando sus instalaciones”.

“Por otra parte, en esta semana se nos ha informado desde Agricultura que los que aún no puedan trocear van a poder enviar la media res a otros establecimientos que hagan troceo para poder comercializar”.

Pros y contras

Desde que el gobierno dio a conocer el fin de la media res, hubo diferentes posturas en la cadena de comercialización de la carne. Por un lado, los matarifes se manifestaron en contra al sostener que “lejos de resultar una solución, importará generar mayores costos y problemas en materia de seguridad e higiene”.

Asimismo, indicaron que estos aspectos pueden “ser suplidos con la implementación de medios mecánicos que garanticen que el trabajador no deba soportar cargas mayores a 32 kilos, dejando en libertad a los integrantes en adoptar la medida que estime conveniente”.

En tanto, los exportadores celebraron la decisión. En un encuentro con la prensa, el presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes ABC, Mario Ravettino, mencionó algunas de las razones por las cuales consideran que es necesario implementar el cuarteo.

En primer lugar, indicó que se va a garantizar una mayor seguridad sanitaria, ya que “evita que la carne se arrastre por superficies como el piso del camión o las paredes de la carnicería al realizar la descarga en el punto de venta”.

De manera que, sostuvo, para el consumidor habrá “importantes avances en materia de sanidad e inocuidad”.

También hizo hincapié en que esta medida cuida la salud de los trabajadores, quienes “dejarán de cargar sobre sus espaldas las medias reses que pesan de 80 a 120 kilos”.

Este fue uno de los puntos mencionados por el gobierno al momento de oficializar la normativa, al destacar la necesidad de “cuidar del bienestar físico de los trabajadores del sector cárnico, evitando que transporten con su cuerpo medias reses de pesos muy superiores a los convenios y a la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”.

Por otro lado, el directivo dijo que los puntos de comercialización y carnicerías podrán recibir los cuartos que sus clientes más demandan en la zona y así evitar desperdicios. En rigor, en la actualidad, las carnicerías compran a los frigoríficos medias reses, pero con el cuarteo pasarían a adquirir de acuerdo a la demanda de sus clientes.

Esto, para los exportadores, luego impactará en los precios. En ese sentido, Ravettino manifestó que “es un mito que los precios son más caros en cortes”.

“Actualmente, como el carnicero tiene que trabajar con toda la media res, para integrar debe vender todos los cortes y para eso en los barrios de menor poder adquisitivo, por un lado, se baja el precio de los cortes caros, tales como el lomo, el bife y el cuadril, y por otro, se suben los baratos. En consecuencia, los cortes populares en los barrios humildes están más caros”, indicó Ravettino.

 

Un cambio federal que no contempla excepciones

Esperan una mayor libertad para elegir tipos de cortes

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias