jueves 08 de diciembre de 2022
Algo de nubes 25.4ºc | Posadas

La oportunidad de dar a conocer el arte musical local

Manukas, de Alem, y Flotando en el Jardín, de Candelaria, son dos de las bandas que compiten por el podio del Mate Rock. Aquí, algunos detalles de su historia que las hace únicas

martes 18 de octubre de 2022 | 12:20hs.
La oportunidad de dar a conocer el arte musical local
Flotando en el Jardín es la banda que representa a la región Sur de la provincia. Fotos: Víctor Hugo Paniagua
Flotando en el Jardín es la banda que representa a la región Sur de la provincia. Fotos: Víctor Hugo Paniagua

Se viene la final del Mate Rock y en este palpitar, El Territorio da a conocer a las bandas que compiten por  coronarse en este certamen y grabar su propio material.

Representando a la región cultural sur, Flotando en el Jardín llega de Candelaria para brindar un rock fusión que mezcla funk, hip hop, metal y hardcore, entre otros.

 Integrada por Darío Basualdo (guitarra y voz), Luis Carlos “Lucho” Cubilla (bajo) y Carlos Bustamante “Monkey” (batería), los Flotando reconocen que “cuesta un poco más ser artista de rock en el interior y de manera independiente’’.

En esa línea fue que decidieron sumarse al concurso que impulsan Cultura y el Inym para seguir creciendo como grupo. En la etapa preliminar del certamen que se realizó en agosto en Apóstoles, Flotando se destacó del total ‘‘de diez excelentes bandas y logramos pasar a la final’’, algo que consideraron un logro fundamental.

Más allá de la competencia en sí, destacaron el hecho de poder presentarse en el escenario del anfiteatro posadeño en una fecha que les permite codearse de cerca con colegas que no conocían y también compartir escenario con amigos.

“Ahora nos estamos enfocando, ensayando a full para poder dar un show  acorde al evento para que la gente disfrute de nuestra música”, anunciaron.

Folclore en distorsión

Manukas es una de las bandas que surgió en pleno aislamiento de pandemia. En momentos en que la creatividad debía potenciarse, el guitarrista Manuel Díaz y el baterista Lucas Bremer comenzaron a intercambiar acordes de manera virtual en principio, aunque ambos estaban en Leandro N. Alem.

De allí surgieron las primeras obras que se documentaron en una sesión en vivo en estudios Romaphonic (Buenos Aires) en mayo del 2021. Ya en octubre del año pasado, se sumó al proyecto Juan Pablo Hulet como bajista y aportó un nuevo sentido a la lógica de la banda que se dedicaba al instrumental.

Manukas fusiona folclore y rock con un sonido contemporáneo.

El norte de los músicos es tener un sonido bien contemporáneo donde reversionar obras clásicas del folclore misionero y nacional, con la intención de darle una energía nueva.

“Cuando se fue liberando poco a poco las restricciones de pandemia, tuvimos posibilidad de tocar en algunos escenarios, con timidez y un poco de incertidumbre porque no sabíamos si iba a gustar pero sí estábamos contentos con esta formación de batería y guitarra instrumental que era bastante atípica”, recordó Manuel sobre los inicios.

Lejos de las complicaciones de agenda que aquejan a las bandas numerosas, Manuka fue creciendo a fuerza de ensayos y experimentación. Chacareras y hasta galopas  de Ramón Ayala fueron abriéndose paso en sintonía más rockera.

Finalmente la banda terminó de tomar forma con la inclusión del bajista.

‘‘Cuando se suma Juan Pablo -un músico muy versátil que toca la bata en Elene y con nosotros el bajo-, tomamos otro color’’, manifestó Díaz y detalló que ya en formato trío ‘‘empezamos a agregarle poesía a la música instrumental que hacíamos’’.

De esta manera, los músicos emprendieron el trabajo de componer sus propias canciones e ir presentándolas en fechas que iban surgiendo en la zona.

Planteando la idea de esta fusión de folclore y rock celebran los logros como el de haber grabado en -y ser entrevistados por- Carajo y también disfrutan darle una impronta única al cancionero popular.

Ocho bandas en escena

El sábado 29, cada una de las bandas finalistas tendrá 20 minutos para mostrar su magia y todo lo que las hace merecedoras del podio. Finalmente, quien se consagre como ganador, grabará su disco en los estudios Tierra Soñada, para luego masterizar el material en el Centro de Investigación en Audio y Música, (Ciam) en Tecnópolis, uno de los más avanzados del país.

La producción del disco se realizará gracias a un convenio con el Instituto Nacional de la Música y todos los derechos fonográficos serán de la banda ganadora.


Para agendar
Escena Final
El próximo sábado 29, en el Anfiteatro El Brete, se realizará la instancia final que determinará cuál de las ocho bandas finalistas será la ganadora del concurso organizado por el Ministerio de Cultura junto al Instituto Nacional de la Yerba Mate.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias